shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Colección
Material
Sostenibilidad
Sostenibilidad - #wearthechange
Escote
Largo de la manga
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Marca

Historia y presente del jacquard

El jacquard no es un tipo de tela, sino una manera concreta de tejer ciertos tejidos. Frente a la estampación y el bordado, este tercer sistema de decorar telas trabaja la mezcla de hilos de distintos colores, hilaturas multigrosores y hasta materiales diferentes para reproducir el motivo deseado. ¡Los resultados son impresionantes! Actualmente esta técnica ha evolucionado muchísimo, pero el origen de la misma se remonta a 1801, cuando el francés Joseph Marie Jacquard creó el telar al cual dio nombre, que permitía confeccionar tejidos llamativos que repetían determinadas formas geométricas una y otra vez. El procedimiento era tan sencillo que cualquier profano conseguía hacerlo en poco tiempo. Hoy se ha perfeccionado el procedimiento y se pueden crear formas abstractas que no tienen por qué ser uniformes. ¿Te gusta el arte? Si es así, las prendas con jacquard son lo más parecido que vas a encontrar en el ámbito textil. Además, están de moda y te permiten lucir piezas increíbles que se desmarcan de los diseños convencionales. Para hombres, mujeres y niños, este tipo de ropa se convierte en un matiz diferencial que no pasa desapercibido.  ¿Vas a hacerte un reportaje fotográfico cool para tus redes sociales? Si eres chica, con un kimono con estampado floral en jacquard con fondo fucsia y unos tejanos de pata de elefante con zapatos creativos triunfarás seguro. Si eres chico, prueba a lucir un jersey de punto con cenefas en jacquard en tonos tostados y combínalo con un pantalón chino arena con unos zapatos deportivos en tonos crema. ¡Serás la crème de la crème!

Jacquard

Jacquard

La técnica del jacquard consigue actualmente diseños espectaculares en gran cantidad de prendas, cuya apariencia y acabados son impresionantes. Gorros, bufandas, jerséis, vestidos, blusas y americanas, por ejemplo, se benefician de sus motivos impecables. En C&A hemos reunido para ti lo más de lo más en la moda actual de este tipo de prendas a precios permisibles. ¡Te va a encantar lo que verás!

29 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Todo sobre el jacquard... y un poquito más

En C&A nos encantan las prendas diferentes, estilosas y con rollo. Por eso hemos reunido una colección genial de propuestas de este tipo que puedes llevarte a casa en condiciones increíbles. Esta fórmula no entiende de estilos, porque vas a encontrar todo tipo de composiciones para niños y adultos de ambos sexos. Por ejemplo, si estás buscando un estilismo femenino elegante para tu próxima reunión comercial, un traje chaqueta de espiga en varios tonos de grises con esta urdimbre de tejido, una camisa blanca en seda con licra y unos zapatos negros de medio tacón es cuanto necesitas para proyectar personalidad y solvencia. Por otra parte, si lo que quieres es irte de fiesta en plan locura, cómoda y sensual al mismo tiempo, un jersey oversize de punto con rayas rojas, negras y blancas confeccionadas en jacquard, unos tejanos estrechos desteñidos y tus tenis favoritas es cuanto necesitas para triunfar por la noche.

En relación a la moda masculina, el jacquard ofrece multitud de aplicaciones con encanto. Si eres un apasionado de esta confección, te sentirás muy a gusto en tu próxima entrevista de trabajo con una corbata a cuadros bicolores en gama de azules y una americana de lino azul marino con esta hilatura tan sofisticada. Completa tu conjunto con una camisa de algodón orgánico malva, celeste o blanca y ponte unos zapatos de cordón en tono petróleo. Y ya está: serás el más elegante de la selección.

En cuanto a los niños, les encanta el jacquard. Porque les fascinan las combinaciones, los motivos y las formas que aportan a su ropa matices diferentes. Sin duda, una chaqueta de lana con esta decoración es, por si sola, motivo de atención por donde vayan. En la versión masculina, te animamos a vestir a tu peque con un polo de manga larga en tono arena, una chaqueta de este tipo en nude y unos pantalones de loneta marrones oscuros. Por supuesto, con sus zapas color chocolate a juego. Y, en la versión femenina, una chaqueta similar de punto con motivos multicolores y zigzagueantes le quedará genial a tu pequeña sobre un vestido camisero blanco denim. Tanto en un caso como en otro, se trata de outfits ideales para ir al colegio, dar una vuelta después por el centro comercial o jugar en el parque más cercano.

Hemos destacado algunas de las características del jacquard y, desde luego, le aportan mucho a tu estilismo. Vamos a mostrarte más ejemplos. Tienes una boda de un familiar lejano y te apetece lucir un estilismo top, llamativo y favorecedor, que puedas reutilizar después en tu día a día. ¿Qué te parece un conjunto de dos piezas con contenido vegetal en jacquard? Te quedará muy bonito en tonos verde prado y gris metálico, sobre todo si completas tu presencia con una camisa de viscosa plateada y unas medias perladas con acabado metálico. Y, para el día a día, un vestido fluido azul petróleo de línea evasé con cintura en frunces, manga larga y cuello redondo combinado con unas botas altas al estilo Pretty Woman forman un tándem espectacular. Si refresca, una cazadora vaquera o una chaqueta de algodón, también con jacquard si tú quieres, completará este estilismo de diario que lo mismo puedes lucir al ir a comprar el pan que al acudir a esa obra de teatro a la que has invitado tu pareja. 

Básicamente, existen dos tipos de jacquard: de trama y de urdimbre. El primero es más elástico, sobre todo cuando se estira longitudinal y horizontalmente, mientras que el segundo no lo es tanto y permanece más rígido. En ambos casos, dichas prendas requieren ciertos cuidados específicos de limpieza y mantenimiento. Y como, además, esta confección se realiza sobre diferentes tejidos, no existen unas pautas únicas que puedas aplicar a todas tus prendas de jacquard, En consecuencia, lo mejor es que consultes específicamente la etiqueta de cada una de ellas y sigas con esmero las instrucciones de su fabricante.¡Así no te llevarás ninguna sorpresa: estas prendas te durarán mucho más!

En cuanto a tu fisonomía, al escoger prendas de jacquard aplica los criterios habituales para cualquier otro estampado. Así, si prefieres disimular tu gran estatura, combina dos o tres colores que susciten interrupciones visuales en tu look. Y, al contrario, si tienes poca altura, busca estampados verticales y tonalidades homogéneas para dar continuidad a tu presencia visual. ¿Un sencillo truco que siempre favorece? Fíjate en el color de tus ojos y encárgate de incluir en tus estampados jacquard un tono lo más parecido posible. También es importante que tengas en cuenta el color de tu pelo: así, a las personas rubias les quedan bien los cromatismos luminosos y claros; mientras que las morenas suelen beneficiarse del impacto visual de los colores más intensos, como naranjas, amarillos y azules royal. Con independencia de qué tonalidades buscas, si quieres dar con esa prenda jacquard espectacular que no encuentras en ninguna parte, pásate por C&A. Disponemos de gorros, bufandas, jerséis, vestidos, chalecos, blusas, americanas, abrigos, pañuelos, corbatas, pajaritas, monos, pantalones y cualquier referencia en jacquard que desees.