shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Precio
Material
Colección
Descuento
Cuello
Largo de la manga
Silueta / Forma
Diseño
Marca
Singularidades

Chaquetas de traje: desde Francia con glamour

Las chaquetas de traje masculinas surgieron en Francia y, curiosamente, su función principal era defensiva. Durante la Guerra de los Cien Años tuvo lugar la llamada Rebelión de los Campesinos, quienes comenzaron a emplearlas como abrigo para protegerse de los habituales ataques con armas blancas. Su nombre deriva del francés Jacques, muy habitual entre los paisanos galos. Hasta cuatro siglos tardó en llegar la asociación con la elegancia de las chaquetas de traje: tuvo lugar en Gran Bretaña. Después, en el siglo XIX, volvió al ámbito bélico para formar parte de los uniformes militares, casi como las conocemos ahora y acompañadas de chalecos, corbatas, camisas y pantalones. Cada vez más sofisticadas y variadas, las chaquetas de traje han abandonado definitivamente la identificación como prendas ceremoniales exclusivas. Ahora puedes llevarlas en cualquier momento y a tu rollo, tal cual lo sientes. Por supuesto, puedes ponerte la tuya sobre uno de esos chalecos de traje tan distinguidos que siempre te han gustado. Así, las chaquetas de traje negras con pantalones de traje a juego quedan geniales con camisas blancas y chaleco marengo. Pero también puedes ir a la inauguración de una galería de arte con una chaqueta estampada de estilo casual, multicolor, sobre camiseta básica gris y con pantalones deportivos de algodón azules noche y zapatillas deportivas. ¡Se impone el maridaje!

Chaqueta de traje

Chaquetas de traje

Vamos a contártelo todo sobre una de las claves de la elegancia masculina: las chaquetas de traje.  Cómo llevarlas, cuál es su origen, qué tipos hay, con qué combinarlas y cómo sacarles el máximo partido según cómo sea tu fisonomía. Si quieres ser un hombre fashion, no te pierdas este contenido ni esta selección.

92 Artículos
Vista de productos
  • 1
  • 2
Subir

Cómo mejorar tu look con las chaquetas de traje

En C&A nos encantan las chaquetas de traje. Nos parecen un básico en el armario masculino y te animamos a lucirlas en todo tipo de momentos. Por supuesto, en las BBC familiares (bodas, bautizos y comuniones), las chaquetas de traje son imprescindibles, pero no te quedes en eso. Anímate a darle más clase a tus looks con estos estilismos tan favorecedores. ¿Te gustan los tejanos? No tengas miedo a combinar una chaqueta de doble botón camel con unos vaqueros slim fit y botines oxford. Una camisa blanca de tejido vaporoso es el complemento que te ayudará a triunfar con este outfit mestizo. Si tienes una presentación literaria o un encuentro en tu peña quinielística, puede ser la combinación estética que necesitas.

Pero ¿cuántos tipos de chaquetas de traje existen? Cuando hablamos de blazers nos referimos sobre todo a las de chaquetas de traje de corte ejecutivo, las cuales puedes combinar con otros pantalones que no sean de traje. Además, existen modelos sometidos a cánones mucho más estrictos, que debes saber usar y conocer si vas a ponértelos. Así, el chaqué es el máximo exponente de la elegancia masculina. Estos trajes se utilizan en ceremonias de día y proceden del ámbito de la hípica. La caída de la cola, y su abertura, permitía a los jinetes montar sobre el caballo con comodidad. La levita es su elemento más llamativo y siempre debe ir acompañada de chaleco, pantalón de rayas (preferiblemente), camisa y corbatón.

Las chaquetas de traje de doble botonadura también son elegantes. Sobre el pecho y el vientre incluyen dos filas de botones: una es decorativa y la otra suele llevarse abotonada. En tonos grises o tostados quedan muy bien, sobre todo con camisa blanca y zapatos informales color chocolate. ¿Tienes una convención creativa y debes ir arreglado? Es una magnífica opción. Las americanas son todavía más casuales, tienen una sola fila de botones y suelen ser más entalladas, por lo que son las más frecuentes en esos trajes slim fit que ahora tanto se llevan. La solapa en pico suele aprovecharse para incluir matices creativos. ¿Eres entrenador de fútbol? Si diriges los partidos con una americana azul eléctrico con pantalones plisados marinos, mocasines informales y camisa estampada índigo, con o sin corbata, ganarás seguro el partido de la imagen.

Más exóticas resultan las chaquetas de traje de tipo mandarín. Tienen cuello mao y una marcada esencia oriental. Su cuello, habitualmente redondeado y corto, resulta muy original. Si quieres conseguir un toque chic en tu estilismo, escógela en un tono crema, sobre camisa amarilla pálida y con pantalones piratas tostados. Los hispanohablantes conocemos la dinner jacket como chaqueta de esmoquin. Se suele emplear por la noche y viste más que un traje, pero menos que un frac o un chaqué. La rigidez estética inicial de estos modelos ha evolucionado muchísimo, hasta el punto de que los tejidos originales y los estampados creativos se están apoderando de ellas. Si tienes que recoger el Balón de Oro o, al menos, asistir a una cena de gala con tus compañeros de equipo, prueba a ponértela. Lo mejor, en negro brillante con pajarita gris y camisa blanca.

Por último, las chaquetas de traje ejecutivo son las más frecuentes. Las que nos ponemos para ir a ver al tutor de nuestro hijo, reunirnos con nuestro cliente principal o participar en la convención anual de la empresa. Las hay de corte italiano, americano o británico, y suelen ser más amplias y cómodas que el resto. ¿Tienes que hacer una presentación de marca ante un auditorio abarrotado de público? Ponte un traje ejecutivo ceñido, con corte italiano en forma de V en tono azul marino, una camisa celeste, corbata estrecha a juego y micrófono de diadema.

Actualmente, en la sastrería masculina conviven gran cantidad de tejidos. Desde los que podemos llamar clásicos, como la lana, el cashmere, el tweed, el algodón, la seda, el lino y el mohair, a otros como la mezcla sintética y el algodón orgánico. Como sabes, en C&A nos encanta este textil: ecológico, confortable y supersuave. ¡Siempre queda genial en cualquier prenda!

Si quieres hacerte con un traje de diario económico y versátil, para llevarlo en todo momento, apuesta por uno en tono crudo de mezcla de lana, poliéster y elastano. Con una camisa con estampado de fantasía en azules y turquesas estarás genial para ir a cenar con tu pareja. Con una camiseta  básica de cuello caja en color negro conseguirás un gran outfit para ir a la discoteca; y con camisa blanca con rayas marrones, convencerás a quien haga falta en tu próxima entrevista comercial. Recuerda, además, que en C&A tenemos una amplia selección de chaquetas de traje a precios más ajustados que el slim fit más ceñido. ¡Así te puedes comprar más de una y alternar según te plazca! No olvides adaptar tu elección a tu fisonomía. Si eres delgado y quieres disimularlo, escoge chaquetas con bolsillos grandes y ponte varias capas debajo para parecer más corpulento.

Si eres de tipo atlético y musculado, busca el equilibrio entre los hombros y la cintura, evita ir muy ceñido y ten predilección por los cuellos de pico. Si tiendes a las redondeces y el sobrepeso, lo principal es elegir muy bien tu talla. Además, las líneas rectas verticales te ayudan a estilizar tu imagen.

Por último, no olvides seguir las instrucciones del fabricante a la hora de limpiar las chaquetas de traje. La mayoría requieren limpieza en seco y, desde luego, puedes arruinar tu mejor traje si improvisas y no estás acertado. Cuanto más cuidadoso seas, ¡más tiempo durarán en tu armario!