global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Marca
Material
Escote
Cuello
Largo de la manga
Fit
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Colección

Tres claves del grunge

El estilo grunge nació a finales de los ochenta y principios de los noventa en Washington, impulsado por una serie de bandas de rock que apostaban por una cultura alternativa que rompía con todo lo convencionalmente aceptado. Hablaban de desencanto, apatía, alienación y búsqueda de libertad y, lógicamente, vestían de acuerdo a unos cánones rompedores y coherentes con sus letras y pensamientos. Nirvana y Pearl Jam figuran entre sus precursores más populares.

En realidad, en el estilo grunge tienen cabida todo tipo de prendas: desde pantalones a chaquetas, pasando por monos, sudaderas y camisetas. No es tanto una cuestión de qué piezas llevar, sino de cómo son y cómo se combinan. Sus atributos más destacados son el desaliño, la despreocupación, una aparente improvisación, un aire masculino, la rebeldía, la informalidad y un cierto coqueteo con la suciedad, pues se imita ese acabado dirty en muchos diseños.

Un rasgo imprescindible en todo estilo grunge son las imágenes roqueras. Apuesta por las camisetas o sudaderas con logos o imágenes de tu grupo de rock favorito y póntelas con un tejano slim fit con aire muy usado, botas negras y gafas de sol. Peina concienzudamente tu cabello para que parezca aleatoriamente despeinado y estarás genial para ir a un concierto o tomar algo en tus garitos favoritos con tus amigos!

Estilo grunge

Clockhouse
Estilo grunge
140 Artículos
Vista de productos
  • 1
  • 2
  • 3
Subir

Pinceladas y brochazos del estilo grunge

La imaginación no tiene límites en el estilo grunge. Sus atuendos eclécticos y aparentemente improvisados transmiten inconformismo, pero nunca dejadez. Por eso puedes recuperar esas deportivas de piel tan viejunas que guardas en el trastero por sentimentalismo y volver a llevarlas. Recuerda también que las prendas retro e, incluso, la ropa de segunda mano, te ayudan a conformar este estilismo.

¿Tienes reencuentro de antiguos alumnos y te apetece evocar los viejos tiempos con un estilo grunge renovado? Aquí van dos outfits totales, uno masculino y otro femenino. Cálzate unas camperas de cuero desgastadas y combínalas con unos tejanos índigo rotos. Acompaña tu presencia con un jersey de punto color butano de cuello ancho y superpón a tu look una cazadora negra de piel sintética desabrochada.

El contrapunto femenino para esta reunión de excompañeros puede ser ponerte unos shorts tejanos muy oscuros, con el forro de los bolsillos delanteros visibles, sobre unas medias negras con estampado geométrico, a ser posible romboidal. Acompaña la propuesta con una camiseta blanca de algodón con rayas blanquinegras y, por supuesto, no olvides tu chupa de cuero negra con tachuelas. ¿Quieres darle un puntito cool de glamour a ese estilo grunge? Cálzate unos zapatos de plataforma metálicos, muy glam, en color plata. Deslumbrarás con desapego.

Faldas, pantalones de deporte, cazadoras y vestidos, siempre anchos y despreocupados, también tienen una presencia importante en el estilo grunge. Más que una paleta cromática específica, esta línea estética se decanta por los tonos oscuros, poco contrastados y con una pátina grisácea general que los envuelve. Jamás verás a un top model grunge, si es que estos términos pueden combinarse, vistiendo una parka blanca. En todo caso se decantará por una beige o, mucho mejor, marrón oscura y con aguas grisáceas por todas partes.

¿Hablamos de tejidos? El grunge lo admite todo, siempre y cuando no parezca exquisito ni impecable. Desarreglarte y aparentar desaseo, esa es la clave. Así, la franela resulta esencial en las camisas, tanto en los looks masculinos como femeninos. Anchas, muy anchas, de talla grande y sobre camisetas también anchas son una elección clásica en este look alternativo.

Si quieres sorprender a tu próxima cita, acude a tu quedada para ir al cine con este conjunto superior más una falda de estilo baby doll y botas de suela gruesa. ¿Refresca? Ponte un gorro frigio de punto y luce tu melena despeinada. En el plano masculino, unos pantalones bajeros tipo cargo en color caqui y unas zapas muy gastadas completarían genialmente esa camisa de franela inicial.

El denim también es un tejido estrella del estilo grunge, sobre todo cuando se encuentra gastado, roto y deshilachado. Las manchas de lejía, los parches y los ornamentos roqueros son buenos complementos de este material. El punto también es especialmente demandado por sus seguidores, quienes no pueden evitar sentirse fascinados por el algodón y su versatilidad al conformar sus outfits. Por supuesto, desde C&A seguimos recomendándote el Bio Cotton, asimismo, para este tipo de estilismos.

Los gorros de lana, las bandanas, las pulseras de cuero envejecido, las greñas, las decoloraciones de cabello y los perfiladores de ojos negros son los complementos más idóneos para el estilo grunge. ¿Nos aceptas un consejo made in C&A? No pierdas el rumbo buscando jeans grunge espectaculares: créalos tú mismo. Mételos en lejía, acuchíllalos y rásgalos de acuerdo a lo que buscas. ¡No se parecerán a ningún otro!

Otro argumento expresivo muy aprovechable en el estilo grunge son los looks de superposición. Cuando vas a la facultad en época invernal o tienes quedada de colegas en vuestra zona de marcha favorita, puedes presentarte luciendo un abrigo oversize de color tabaco, un suéter maxilargo de punto casi negro, una bufanda larguísima gris y unas botas camperas negras. Que no falten tu gorro de punto, tal vez gris, ni una braga de cuello oscuro con el fin de protegerte la garganta. Tanto para ellos como para ellas, la clave del éxito visual en este enfoque es apostar por tallas grandes, una o dos más de lo habitual, para que todo encaje perfectamente y proyecte esa maravillosa imagen que persigues.

Una de las consecuencias positivas, no buscadas, del estilo grunge es que queda igual de bien —o de mal— en todo tipo de cuerpos. Esas prendas amplísimas, sueltas, desarregladas y estéticamente neutrales desvían la atención de la fisonomía y te permiten disimular algunos de nuestros clásicos complejos: da igual si tienes el busto grande o pequeño, la cintura ancha, barriga cervecera o pecho palomo. Tu imagen de estilo grunge se eleva por encima de tu cuerpo, porque refleja mucho más una actitud, un espíritu, que un soporte físico.

Todas estas referencias que te hemos ofrecido y que, desde luego, puedes encontrar en nuestra tienda C&A a precios muy atractivos, no son en realidad modelos a seguir. Son líneas de acción que exigen una reinvención personal: tras ese desaliño aparente debe haber mucho de originalidad y personalidad creativa.

¿Cómo cuidar estas prendas? Consiguiendo un equilibrio entre aceptar las pautas incluidas en su etiquetado, para que te duren más, y saltarte o forzar algunas normas para customizarlas en la línea del estilo grunge con desgarros, manchas y otros indicadores de maltrato a los tejidos. No improvises, en ningún caso, piensa bien qué tratamiento vas aplicar a cada prenda, no vaya a ser que por intentar intensificar el efecto lejía en tu suéter grunge favorito te quedes definitivamente sin él. ¡Apuesta por este estilo y sáltate las normas!.