shop.global.1
Filtro
Talla EU
Color
Marca
Escote
Largo de la manga
Shape / Outline
Largo
Diseño
Colección
Ocasión

Pequeño vestido negro: una historia singular que transforma la feminidad en la mujer de hoy y de siempre

El pequeño vestido negro apareció en la moda femenina moderna en la década de los años veinte. Hasta ese momento, el pequeño vestido negro se reducía a circunstancias y situaciones concretas, como el luto o la servidumbre. Pero fue Coco Chanel la que cambió radicalmente el curso de la historia de la moda. Fue en esos años tan maravillosos en los que el pequeño vestido negro despertó al mundo de forma generalizada y se convirtió en un cliché de la elegancia y el diseño, de la libertad y del avance de la mujer en todos los sentidos.

En los años treinta estos vestidos fueron un verdadero fetiche para salir de fiesta a los lugares más chic del momento, y así fue transcurriendo el siglo XX hasta llegar a convertirse en un esencial para todo fondo de armario de aquellas mujeres que siempre tuvieron claro lo que querían. Los materiales que encontramos en el mercado para este tipo de vestidos son de lo más variados y versátiles. Viscosa, elastano, poliéster y el tan afamado Bio Cotton son algunos de los tejidos más utilizados por nuestros creadores para la confección de un pequeño vestido negro en condiciones.

Todos ellos te permiten esa libertad de movimientos y esa comodidad tan importante que precisas en la vida cotidiana. En la actualidad, cualquier excusa y momento es bueno para disfrutar de tu pequeño vestido negro sin complejos de ningún tipo, dejando claras tus intenciones y tus expectativas ante la vida como mujer y también como apasionada de la moda que eres.

Vestidito negro

Pequeño vestido negro

El deseo de un pequeño vestido negro

Pocos vestidos son capaces de amoldarse a tu estilo de forma tan singular como lo hace un pequeño vestido negro o little black dress (LBD). Aquí todo depende de tu figura, de tus curvas, de lo que quieras resaltar o esconder, de lo que pretendas hacer o de adónde quieras ir. También interviene tu gusto personal y el estilo concreto que estés buscando. Sea lo que sea, C&A sentencia: larga vida al pequeño vestido negro de tus sueños.

40 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

El pequeño vestido negro: un lujo al alcance de cualquier mujer

Los colores llamativos son increíblemente originales, pero nada como el color negro para resaltar cada una de tus cualidades llevándolas a sus cotas más altas. Transparencias, telas vaporosas, mangas acampanadas, rectas o con volantes, escotes de infarto, diseños slim fit o abullonados... todo es posible en la colección little black dress que te proponemos en C&A. Si a esto le sumamos unos precios más que razonables y las facilidades que damos en nuestra tienda online, tenemos una de las colecciones más completas y estupendas que puedas imaginar.

Siempre hay que tener en cuenta la forma de nuestro cuerpo para asegurarnos de que el vestido que elijamos es el ideal para remarcar la silueta. Si tienes caderas prominentes, te aconsejamos los vestidos con algo de vuelo en la parte de la falda y un poco de escote en la parte de arriba para equilibrar la balanza. Prueba con un vestido de forma acampanada y algún estampado comedido sobre el fondo negro y combínalo con unos zapatos de tacón medio con hebilla en el tobillo en tonos crudos. Un clutch en el mismo color que el calzado, unas gafas de sol de espejo, tipo retro, y un peinado recogido es el conjunto ideal para lograr un look casual y elegante al mismo tiempo. Una manera ideal de acudir al trabajo sin perder tu personalidad.

Si por el contrario tienes piernas largas y cadera estrecha, los vestidos midi ajustados son sin duda la mejor de las opciones. Un vestido sin mangas de viscosa y elastano con pliegues asimétricos invertidos resaltarán tus curvas hasta sus últimas consecuencias. Prueba con un negro mate discreto, unos stilettos amarillos y una bandolera a juego de piel. Un bonito reloj dorado o algo de bisutería del mismo estilo completarán este outfit, perfecta para salir de fiesta con las amigas cualquier fin de semana.

Otra de las opciones ideales para conseguir un look de lo más casual son los vestidos entallados combinados con unas zapatillas de vestir originales. Un pequeño vestido negro con este corte y algún estampado de flores, unos sneakers de tela con algo de cuña en color rojo y una diadema a juego para el pelo configuran una propuesta irresistible para tomar un sencillo café en tu terraza preferida.

Si lo que buscas es sofisticación para una boda o algún evento similar, en C&A siempre aconsejamos los vestidos con brillos por encima de las rodillas y telas vaporosas. Un pequeño vestido negro con escote palabra de honor y algún lazo original en la espalda, un acabado metálico, unos zapatos de salón en gris marengo y un bolso de lentejuelas en el mismo color que el calzado te harán destacar por encima de la media. Un bonito collar plateado y serás las más elegante de la fiesta.

Para las que buscan algo atemporal, echa un vistazo a la colección de Canda. Si quieres algo más casual, te proponemos cualquier pequeño vestido negro de nuestra colección Yessica. Para la elegancia y el gusto más exquisito, nada como Your Sixth Sense de C&A. Y para los estilos más juveniles e informales, Clockhouse es la mejor de las opciones. No tienes más que mirar, elegir, pedir y probar para dar con ese pequeño vestido negro con el que siempre has soñado.

Un ejemplo perfecto es un vestido de línea evasé con una caída suave y con algo de transparencias. Un corte asimétrico y unas mangas abiertas quedan genial con unos zapatos oxford sin calcetines y un bolso shopping de tela bien amplio; todo en negro. Algún detalle colorido, como una cinta de pelo o una pulsera son el toque ideal que necesita este conjunto para un día de compras sin prisas y disfrutando de la vida.

En cuanto al mantenimiento de un pequeño vestido negro, todo depende de los materiales. Pero hay algunos consejos generales que te pueden ayudar a mantener tus vestidos en perfectas condiciones. Uno de ellos es colgar siempre los vestidos de forma individual en perchas dentro de tu armario para evitar arrugas y permitir que puedan respirar. Otro de ellos es lavarlos siempre con ropa negra y con la lavadora a media carga. En cuanto a detergentes, el negro suele necesitar más bien jabones líquidos para que no queden manchas o rayas más blanquecinas en el tejido. Las temperaturas de lavado dependerán también del tejido en cuestión.

Siempre conviene echar un vistazo a la composición y los consejos de lavado en la etiqueta de cada uno de tus vestidos para cerciorarte de un correcto lavado. En ocasiones es incluso preferible lavar a mano. Para secarlos lo mejor es extender bien el vestido antes de colgarlo en el tendedor y así evitaremos tener que plancharlo en exceso. No hay nada mejor que hacer bien las cosas desde el principio para ahorrarse un trabajo extra a posteriori. En cuanto a la plancha, con el color negro siempre hay que utilizar una toalla o un trapo para evitar que se produzcan brillos en los tejidos de nuestro pequeño vestido negro.