shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Casual Chic

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Precio
Material
Colección
Descuento
Escote
Cuello
Largo de la manga
Fit
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Marca

Cómo diseñar tu propio estilo casual chic

El casual chic es, ante todo, una actitud. Una manera de entender el estilismo y la vida, más relajada y natural, pero no por ello descuidada. Hace algo más de una década nació el concepto que dio origen a este enfoque estético: el casual friday o viernes casual. Con esto, las empresas, organizaciones y start ups liberaron a sus empleados de la obligación de lucir un vestuario rígido el último día de la semana laboral. Y fruto de ello fue cobrando vida lo que ahora conocemos como casual chic. Todo sea dicho, ha sido un gran avance: queda genial y multiplica las posibilidades expresivas de nuestros vestuarios. Si bien es cierto que existen algunas prendas fetiche en todo armario casual chic, no lo es menos que la clave es la mezcla, la fusión, el toque diferencial con el que combinamos estas piezas. Porque, en realidad, la esencia radica en mezclar prendas básicas y sencillas con otras más elegantes o formales. Vamos a empezar con un par de ejemplos de referencia.

204 Artículos
Vista de productos
  • 1
  • 2
  • ...
  • 4
Subir

Acércate al casual chic con garantías de éxito

El casual chic lo practican, sobre todo, hombres y mujeres de entre 25 y 45 años, así como todos aquellos más mayores que tienen un espíritu joven y se identifican con este estilo. Para preparar un buen armario casual chic, conviene acumular pantalones simples o de vestir, faldas de distintos largos, shorts, leggings, pantalones vaqueros, blusas con diseño y buena calidad, chaquetas de sastre, polos deportivos, bermudas, camperas con pieles sintéticas, chalecos y complementos heterogéneos, desde carteras de estilo clásico hasta accesorios creativos que llaman la atención.

¿Quieres unos cuantos trucos valiosos para triunfar con tu casual chic? En primer lugar, tus prendas básicas deben ser de calidad. El algodón orgánico es la mejor elección para tus camisetas y vestidos. Es un material excelente, suave, agradable y muy fresquito, así como 100 % sostenible. En C&A nos encanta por lo bien que queda y lo estupendo que resulta para nuestro planeta. ¿Tienes que ir a clase y luego has quedado con tus excompañeros del instituto? Como outfit masculino, te proponemos camisa de rayas blanquiazules con pantalón chino gris y jersey de pico marino. No necesitas nada más para estar bien. Si eres una chica, un vestido negro clásico, una cazadora de cuero sintético naranja y unos zapatos de cuña es lo que necesitas para mostrarte ideal en ambos escenarios.

En realidad, dadas las características tan versátiles del casual chic, cualquier tejido puede incorporarse a este enfoque. Pero queremos destacar algunos como el denim, el chanel, la seda, el estampado satinado, la mezcla sintética, el punto poliéster, la lana, las viscosas y los algodones estampados. Insistimos: en este último caso, decántate siempre que puedas por el Bio Cotton o algodón orgánico. ¡Es una pasada! Imagínate ahora que tu pareja y tú habéis decidido presentarte a sus padres. Habéis quedado con ellos en su casa, no sabes demasiado sobre cómo son ni qué te espera, motivo por el cual tienes bastantes dudas sobre cómo vestirte. Es una de esas situaciones en las que tirar de casual chic es una solución de manual. Apuesta por una estética masculina que incluya camisa marengo, cárdigan gris casi negro, pantalones de pinzas marrones y zapatos oxford.

En el caso de las chicas, estarás increíble con unos pantalones elásticos negros, zapatillas deportivas, camiseta negra de pico y abrigo largo tres cuartos: tipo teddy en color camel o recto rojo, naranja o fresa intenso. También, si lo prefieres, puedes decantarte por unos pantalones vaqueros en blanco roto, elegantes zapatos de medio tacón con print animal y suéter de punto color chocolate con cuello creativo y hombro descubierto. ¿Un colofón ultra-chic? Un sombrero fedora en tono maquillaje suavizará tu expresión con un toque de misterio y sofisticación irresistible.

En realidad, no existen unos colores específicamente propios del casual chic, aunque es verdad que la armonía adquiere una importancia decisiva. Los tonos neutros —blanco, gris y negro—, los tostados, los azules y los pastel suelen tener un cierto peso en este estilo. Aunque, no lo olvides, en la pieza principal sobre la que recae el peso de tu casual chic puedes apostar por cualquier tonalidad que te guste.

Una de las ventajas que ofrece el casual chic es que permite adecuar el conjunto, fácilmente, a tu fisonomía. Al no estar sometidos tan estrictamente a los cánones propios de la moda elegante, tenemos más libertad de maniobra y podemos aprovecharlo para sacarnos el máximo partido estético. En C&A te ayudamos a lograrlo, gracias a nuestra selección de productos.Si eres delgado, da igual chico o chica, apuesta por la superposición de capas, los volúmenes y los colores potentes. Si tu silueta es más bien rectangular, elige prendas que potencien tu cintura y pantalones de pinzas. Si tiendes al sobrepeso y tu figura suele ser más bien redonda, lo esencia es elegir muy bien tu talla, preferir los tonos oscuros y evitar los grandes estampados, así como escoger pantalones y faldas sencillos, nada ornamentados. Fíjate bien en tu cuerpo y estudia qué te favorece. Las chaquetas entalladas, o no, los largos de tus piezas principales y las tonalidades son la clave para conseguir esos outfits que te permiten mostrarte más guapo o más guapa según sea tu cuerpo.

En C&A, el casual chic siempre está presente. Porque te ofrecemos una estupenda selección de prendas elegantes y desenfadadas capaces de inspirar looks extraordinarios. Aunamos calidad y precios ajustados, por lo que te sentirás feliz comprando lo que necesitas mientras te ahorras dinero. Si nos permites, queremos darte un último consejo: consulta el etiquetado de cada una de tus prendas antes de lavarlas. El fabricante es quien mejor conoce el artículo que tienes entre las manos: si sigues sus instrucciones, la ropa te durará mucho más.