shop.global.1

Terciopelo

Ordenar por
Favoritos
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Sostenibilidad - #wearthechange
Material
Colección
Descuento
Escote
Cuello
Largo de la manga
Largo
Diseño
Marca
IsLargeSizes

Terciopelo: si el amor fuera un tejido

Si un adjetivo describe a la perfección este tejido es "amoroso". Envolvente, llamativo, favorecedor y muy sensual, así es el terciopelo y así te hace lucir cuando lo llevas. Su origen no está del todo claro, aunque los historiadores aseguran que los antiguos egipcios podrían haber utilizado unos tejidos muy similares. Lo que sí es seguro es que desde Oriente pasó a Italia, porque en la Edad Media sí hay crónicas que describen a los gobernantes orientales suntuosamente ataviados con estas telas. Florencia, Lucca, Génova y Venecia acogieron a los principales productores y comerciantes de prendas confeccionadas con este material, conocido en inglés como velvet.

La elaboración del terciopelo siempre se realiza partiendo de fibras naturales como la lana, el algodón, la seda y el lino. Se lleva a cabo en un telar especial donde se aplica un doble y laborioso proceso, motivo por el cual siempre se ha asociado al lujo, el poder, la riqueza y el prestigio. Ahora, en pleno siglo XXI, aunque sigue siendo un tejido top, todos podemos llevarlo. ¿A que te encanta ponerte tu pijama de terciopelo rojo antes de irte a la cama con tu amor? ¿O ponerte esa blazer espectacular en velvet negro para asistir a una gala benéfica? ¿Y qué me dices de lo que disfrutas cuando le pones a tu peque ese vestido midi con falda de vuelo con print floral en terciopelo?

 

Actualmente, puedes encontrar en este tejido cualquier prenda o accesorio. Desde una americana con glamour a una camiseta de vestir, un body o unos pantalones increíbles. Y, por supuesto, un cinturón, un bolso y unos zapatos, que están llamados a convertirse en un calzado trendy, especialmente entre las chicas.

Un aliado incomparable en tu estilismo

Existen distintos tipos de este tejido, según la fibra empleada para su elaboración. Si quieres llevar un vestido de infarto o un traje inmejorable para asistir a un enlace nupcial de altos vuelos, elígelos en terciopelo de seda: es el más costoso y delicado, pero marca diferencias. También cumplen su función los terciopelos sintéticos, muchos de ellos bastante conseguidos y resultones. La chaqueta chic de tu hija pequeña o ese suéter que te encanta llevar a la oficina los días fríos de invierno pueden ser estupendas opciones para ello. Las propuestas sintéticas hechas con rayón y acetato quedan muy bien, tan solo les falta la caída natural del terciopelo de seda.

Una variante popular del terciopelo es la pana, cuya suavidad resulta muy funcional y resistente. Un traje chaqueta burdeos de pana para mujer, con camisa blanca elegante y zapatos negros acharolados con tacón cuadrado, te permite lucir un estilismo profesional cuidado para dar tus clases en la universidad. En el caso de los chicos, los pantalones marrones de pana combinan a la perfección con un suéter de punto crema, botines de serraje y una americana informal en tono chocolate. Además, la pana es un tejido muy recomendable para que lo lleven tus hijos al colegio: apuesta por él en sus pantalones, faldas y cazadoras escolares.

Otra apuesta interesante es el terciopelo de algodón, especialmente cuando se realiza con bio cotton, el más sostenible y suave al tacto. El de Lyon, en concreto, incluye un algodón de gran calidad y admite muy buenos bordados, por lo que sienta fenomenal en ponchos rompedores y otras prendas de abrigo muy trabajadas. ¿Nos permites un consejo? Si quieres lucir prendas de terciopelo con el máximo impacto, elígelas en tonos oscuros: estos tintes destacan más sus cualidades.

En C&A ponemos a tu disposición un gran catálogo de prendas elaboradas con este material. ¿Quieres elegir un vestuario casual, pero con rollo, para ese encuentro informal con la persona a quien amas? Escoge un vestido femenino de peto color camel, combínalo con una camisa con print animal discreto y completa tu look con unas medias tupidas, botas de piel en tono cuero y una bandolera cruzada mona. ¡Estarás perfecta para lo que se tercie! Da igual si acabáis tomando una copa en un pub de moda o cenando en el restaurante más romántico de la ciudad.

Para estos mismos supuestos, cuando se trata de ropa para chico, una camisa de este material en azul marino, unos chinos grises perla y unos zapatos de sport en azul petróleo es lo que necesitas. En una degustación gastronómica de élite parecerás un verdadero caballero y, en la pista de baile, podrás darlo todo sin desentonar.

Los eventos nocturnos invernales son un hábitat perfecto para el terciopelo. Si de verdad quieres lucir una elegancia impresionante y favorecedora, no lo dudes y apuesta por ellos. Te pueden conferir una presencia informal y sorprendente si te decantas por uno de tirantes, con falda corta y drapeada, en tono granate y en compañía de zapatos creativos. O puedes ser la más juvenil y estimulante de la noche si te decides por un diseño multicolor con escote de corazón en velvet y falda con raja seductora. Si prefieres convertirte en una dama irresistible y misteriosa, decántate por un vestido largo y vaporoso negro, con asimetrías y máxima sofisticación.

Para los chicos, los chalecos de terciopelo pueden suponer ese toque chic determinante para convertir un buen outfit en el conjunto perfecto para una celebración o reunión social importantísima. Un pantalón velvet color noche con una camisa blanca de cuello mao y una americana humo también constituyen un estilismo ganador para cualquier evento distinguido al que te inviten.

A la hora de limpiar tus prendas de terciopelo, debes poner el máximo cuidado. Lo mejor es que consultes las instrucciones del etiquetado. Ni siquiera el terciopelo sintético suele quedar bien en lavadora, y en lo posible, mejor deberías tratar de evitar las manchas de agua o de cualquier otro líquido, la exposición excesiva al sol o el calor y la plancha. Lo normal es aplicarles una limpieza en seco en un centro especializado.

El terciopelo, no lo olvides, es un tejido grueso y, por ello, combina fenomenal con otros suaves y ligeros, como la seda o el satén. También, curiosamente, con el denim y la piel. Queda muy bien con tonos lisos y, por su volumen, es preferible que lo combines con complementos minimalistas y poco llamativos. Una camiseta o una chaqueta de terciopelo marengo, marino o verde oscura te sentará ideal con unos tejanos índigo y unos zapatos informales, da igual si eres hombre, mujer, niño o niña.

Para sacarle el máximo partido y estilizar tu fisonomía, combínalo con prendas ligeras y crea contrastes visuales. Así, una falda larga de velvet en tono mostaza oscuro te sentará de maravilla con un jersey oversize de ochos tostado, y un cárdigan azulón de este mismo tejido con un vestido o una camisa de seda. Como siempre, ciñe la prenda a tu silueta si tienes un cuerpo bien definido y utiliza tonos oscuros y ornamentos en las partes que desees disimular si te sobra algo de peso. Entra ahora mismo en la selección más amorosa de C&A y engánchate al terciopelo en su versión más seductora en cuanto a calidad, estilo y precio.