global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Edad
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Marca
Escote
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Colección
Ocasión

Las faldas plisadas, un clásico renovado

¿Sabías que el plisado existe desde la antigüedad? Tanto las túnicas egipcias como las togas griegas incorporaban estos peculiares pellizcos en sus tejidos como elemento de moda. Durante la Edad Media, los plisados desaparecieron durante mucho tiempo, hasta que en 1907 un visionario pintor, llamado Mariano Fortuny, recreó esos vestidos del pasado en un diseño que causó auténtico furor: el vestido Delphos. Todas las mujeres de la alta sociedad se desvivían por lucirlo y, poco después, las grandes estrellas femeninas del cine mundial y el diseño de moda, como Marilyn Monroe y Coco Chanel, le dieron el espaldarazo definitivo.Actualmente, las faldas plisadas se han convertido en un accesorio supermoderno y todoterreno. Por ejemplo, puedes salir de compras con una falda de seda iridiscente en azul cielo metálico, una sudadera de algodón navy con capucha y un par de deportivas de paseo blancas. Asimismo, te quedarán geniales las maxifaldas plisadas de efecto raso con fondo rosa y estampados geométricos marrones combinadas con una blusa blanca elegante, de algodón orgánico, y unos botines distinguidos de medio tacón en marrón chocolate. ¿Se te ocurre un look más apropiado para acudir a una tutoría en el colegio de tus hijos?La versatilidad de las faldas plisadas queda reforzada por su diversidad y, hoy en día, por su carácter actual, fresco y dinamizador para la silueta. Las posibilidades que te ofrecen son inagotables. Así que, no lo dudes, empieza a hacer hueco en tu armario para, al menos, un par de faldas plisadas; los precios permisivos de C&A te ayudarán en esta particular misión.

Faldas plisadas

Faldas plisadas

Las faldas plisadas vuelven a ser tendencia. No existe celebridad, influencer o blogger de referencia en el mundo de la moda que no las utilice. Con ellas puedes lucir de un modo informal, pero especial, o componer un look distinguido y sugerente para las grandes ocasiones. Descubre la mejor selección de C&A y colma tu estilismo de esplendor.

2 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Cómo llevar faldas plisadas con encanto

Las faldas plisadas pueden acompañarte en cualquier época del año. De hecho, las faldas largas negras con pliegues estrechos se han convertido en un básico para todo tipo de chicas estilosas. Si eliges la tuya en viscosa y con raja lateral, obtendrás un estilismo coqueto y femenino que, con una sencilla camiseta básica roja de poliéster, te conferirá una presencia encantadora con la que acompañar a tus padres a la consulta médica o tomar un café con tus mejores amigas. Por otra parte, las faldas de línea A vaqueras y plisadas resultan juveniles y más que carismáticas. Si escoges tu modelo por encima de la rodilla, estarás preciosa con un conjunto denim completado por un top de algodón amarillo huevo y una cazadora vaquera ajustada. Tú decides dónde vas de esta manera tan espontánea: a tus clases de la facultad o de copas con tu pareja.

Ahora bien, para acertar al seleccionar tus próximas faldas plisadas debes visitar nuestra selección de C&A. Hemos reunido para ti una amplia variedad de estos artículos, en condiciones únicas y a precios tan ajustados como esa falda de tubo de poliéster, elastano y metalizado que puedes lucir en tu próxima salida nocturna. Llévala en color plata con unos botines negros de tacón cuadrado y una blusa moderna y estampada de viscosa, con caída, para convertirte en la reina de la noche.

Ahora bien, ¿qué alternativas existen en el terreno de las faldas plisadas? Más allá de su diferenciación entre faldas largas y faldas cortas, ¿qué modelos existen? En todos los casos, el volumen es un elemento diferencial y los pliegues que lo determinan establecen las principales variedades de faldas plisadas. Por ejemplo, los plisados de caja son amplios, rectangulares y con una especie de valle a los lados. Con un jersey de punto negro largo, una de estas faldas plisadas en color marengo, zapatos oxford de charol oscuro y calcetines largos estampados hasta debajo de la rodilla, tendrás un aire desenfadado y divertido ideal para ir al cine a cualquier hora del día o de la noche.

Las faldas de plisados de cuchillo son las típicas de colegiala, por lo que resultan sugerentes y alocadas. Todo lo contrario ocurre con los plisados de acordeón, que difieren de los anteriores en su alternancia direccional y son especialmente elegantes cuando se elaboran con tejidos nobles, como la gasa. Si acudes a un evento profesional con un toque selecto, este modelo de gasa beige con una blusa cruda y una rebeca tostada conforma una opción excelente.

Otra variedad atractiva de faldas plisadas son las de cartuchos, que utilizan gran cantidad de tela, sobre todo alrededor de la cintura. Son especialmente vistosas cuando están confeccionadas en seda, gasa o satén, y resultan ideales para celebraciones nocturnas. Los plisados de Fortuny, de inspiración legendaria, no dependen de una costura para mantener su forma e, incluso, se pueden aplicar con distinción a tejidos sintéticos. La seda, por supuesto, potencia su esplendor.

Como acabas de leer, es posible encontrar faldas plisadas en multitud de telas y tejidos, tanto naturales como artificiales. Desde el poliéster 100 % a la mezcla de este material con elastano y acabado metalizado, hasta la gasa, la seda, el algodón orgánico -que, en C&A, nos encanta- e incluso la piel; el abanico de posibilidades que tienes a tu disposición es increíble.

Cada vez más vestidos de novia, asimismo, incluyen faldas largas plisadas que otorgan a la protagonista nupcial una elegante sofisticación. Pero no es necesario esperar al día más importante de tu vida sentimental para llevar estas faldas. A diario, te permiten crear estupendas combinaciones que, simple y llanamente, funcionan muy bien. Las faldas midi con pliegues en piel de tono chocolate quedan fabulosas con un jersey de cuello alto de lana con estampado multicolor en gama arena y botines-calcetines, aunque también los stilettos y las sandalias minimalistas son buenos compañeros para este conjunto.

Las faldas plisadas, que están consideradas prendas absolutamente lady, contrastan de modo espectacular con una cazadora biker de piel. El maridaje del toque roquero de la parte superior y la sensualidad y el dinamismo de estas faldas te confiere una potente imagen de mujer trabajadora muy segura de sí misma.

En general, para adecuar la elección de las faldas plisadas a tu fisonomía, debes aplicar las pautas habituales en este tipo de prendas. Si tienes las piernas largas y delgadas, las faldas cortas o ultracortas te quedarán genial. Las chicas altas lucen bien con faldas largas y, si te ves muy delgada, los plisados con volúmenes te ayudarán a compensarlo visualmente. Las faldas tipo A, por lo general, contribuyen a disimular la barriguilla y las caderas anchas, especialmente cuando se trata de faldas plisadas como las que te proponemos en este catálogo. Por el contrario, si tu cuerpo es muy voluminoso y quieres compensar esa presencia, quizá las faldas de tubo, estrechas y sin pliegues, son las más favorecedoras.

Queremos terminar este texto recordándote que el cuidado y el mantenimiento de tu ropa, incluidas las faldas plisadas, es determinante para prolongar su vida útil. Cuanto mejor trates tus prendas, más van a durarte. Por eso, te animamos a consultar siempre las instrucciones de lavado, secado y planchado incluidas en las etiquetas. Así, siguiendo las indicaciones de sus fabricantes, estarás segura de estar haciendo lo correcto y podrás llevar tu modelo favorito mucho más tiempo del que te imaginas.