shop.global.1
Filtro
Sexo
Edad
Talla EU
Color
Marca
Disney y otros dibujos
Escote
Largo de la manga
Shape / Outline
Largo
Diseño
Colección
Ocasión

Disfraces para niños con história

Uno de los motores de aprendizaje infantil es la imitación: los niños se fijan en los demás y actúan como ellos, lo que les permite mejorar sus competencias desde que tienen pocas semanas de vida. Además, convertirse en alguien diferente resulta divertido, de hecho es lo que hacen en muchos de sus juegos: papas y mamás, vaqueros e indios, médicos, sirenas, etc.

El origen del disfraz muy remoto: está documentado que los romanos ya se disfrazaban en las llamadas "Saturnales", en las que, durante tres días consecutivos, abandonaban sus obligaciones y se entregaban a todo tipo de jolgorios y saraos. En algunas culturas se interpreta que el disfraz representa el espíritu de los elementos reflejados.

En el caso de los disfraces para niños, todo resulta mucho más didáctico, divertido e intrascendente. Se trata de pasarlo bien y organizar, por ejemplo, un cumpleaños diferente ¿Qué te parece, por ejemplo, montar este año la fiesta en casa a tu pequeño, con la particularidad de que todos los invitados deban presentarse vestidos de piratas, por ejemplo? 

Disfraces para niños

disfraces para niños

¿Qué es mejor que disfrazarse? Ya sea para fiestas de cumpleaños u otras ocasiones especiales, los disfraces para niños siempre traen consigo más risas y buen humor. Pronto verás que los peques disfrutarán la oportunidad de ser alguien más por unos momentos. Además, los disfraces han demostrado ser una excelente herramienta para aumentar la creatividad, así que también los más grandes podrán elegir su favorito. 

8 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Disfraces para niños de varios típos

Un buen disfraz comprado en C&A incluirá ese garfio esencial para la aventura y la diversión de tu pequeño, el parche oscuro, el pañuelo atado a la cabeza, unos pantalones negros de algodón, unos botines (o no) y una camisa blanquirroja de algodón orgánico anudada a la cintura. ¡Quedará estupendo!
 A la hora de elegir disfraces para niños, lo mejor es escuchar a tus hijos... y luego tomar tú la decisión. Hay muchas opciones: desde los disfraces históricos (trogloditas, bailarinas árabes, sultanes, amazonas, gladiadores...) hasta de superhéroes, de profesiones, navideños y terroríficos, sin olvidar los relacionados con diferentes países y culturas, los mediáticos (personajes o referencias del cine, la televisión y la fama), los futuristas, los nostálgicos y los del Lejano Oeste.

Como complemento y para personalizar estos disfraces, en cualquier ocasión, nada mejor que el maquillaje, los accesorios y los efectos especiales que a los papás se os ocurran.

Algunas consideraciones antes de elegir disfraces para niños

Habitualmente, los disfraces para niños son elementos específicos para momentos concretos: la fiesta de fin de curso o un acontecimiento especial. Por ello, conviene ahorrar dinero al adquirirlos, siempre y cuando la calidad sea la misma. En C&A contamos con un extensísimo catálogo de disfraces para niños, que combina diseño, originalidad, simpatía y tejidos adecuados a la especial sensibilidad de los pequeños.

Nos encanta el Bio Cotton, un tipo de algodón orgánico sostenible que resulta muy agradable de llevar sobre la piel, pero también contamos con poliéster lavable de alta calidad y otros tejidos adecuados. Deben sentirse cómodos con ellos: si tu peque se ha disfrazado con un mono azul de Supermán, confeccionado en poliéster, y capa roja para jugar en el parque junto a sus amigos, difícilmente podrá disfrutar si no siente ese vestuario como cualquier otro de diario.

Posiblemente, a tu hija le encantará vestirse de princesa, aunque cada vez hay más niñas que prefieren hacerlo de guerreras. Deja que ellas decidan cómo ir disfrazadas a la fiesta de la ludoteca: ¡Lo principal es que disfruten! A veces, nos enamoramos de disfraces visualmente muy atractivos que, después, al llevarlos, limitan su capacidad de movimientos. Tenlo en cuenta al escoger los disfraces para niños que necesites. Así, si el benjamín de tu casa ha sido invitado a un cumpleaños en una piscina de bolas con merienda, y debe ir disfrazado, estará graciosísimo y cómodo vestido de Elvis Presley, de Madonna, de chica o chico yeyé con pantalones tejanos psicodélicos en tono banana o de zombi sangriento.

Considera su fisonomía al escoger disfraces para niños: si están gorditos, los disfraces tridimensionales (peluches, Bob Esponja o Papá Noel) les quedarán mejor que los ceñidos, como las mallas de espadachín o de bailarina de ballet. Si son bajitos, por mucha gracia que te haga, mejor disfrázalos de jugadores de baloncesto que de enanitos de Blancanieves, especialmente cuando ya tienen uso de razón. Es un punto favorable crear disfraces colectivos con sus mejores amigos. Así, ir vestidos en grupo con disfraces para niños de Los Pitufos, de los superhéroes de Márvel, de soldados (uniformes de loneta multicolor de camuflaje), de policías o de determinadas manadas de animales, algunos de los cuales puedes escoger en gomaespuma, suele crear un impacto muy chulo.

Cómo cuidar y personalizar los disfraces para niños

Los disfraces para niños han de ser, necesariamente, resistentes y todoterreno. Está claro que los chiquitines de la casa no van a dejar de actuar libremente cuando los llevan puestos: correrán tras el balón, saltarán, se abrazarán, bailarán si hace falta y disfrutarán al máximo. Además, lo mismo pueden llevarlos en interiores (el salón de actos del colegio, la bodega de una casa o el espacio lúdico del barrio) como en exteriores (el patio del colegio, el parque público o los jardines sociales del centro deportivo).

Para mantener en buen estado estas prendas y alargar su vida útil -lo cual resulta muy interesante, sobre todo, si tu peque tiene hermanos más pequeños que puedan heredarlas- es fundamental tener en cuenta dos premisas: actuar cuanto antes, nada más detectar la mancha, y, sobre todo, seguir las instrucciones de limpieza que figuran en la etiqueta. En ocasiones será necesario lavarlas en establecimientos específicos, pero no es lo habitual.

En C&A disponemos de disfraces para niños de primera calidad, la mayoría en poliéster de última generación y algodón orgánico, que pueden ser lavados fácilmente. En cualquier caso, sigue las instrucciones del fabricante, pues a veces recomienda el uso de programas fríos o, por ejemplo, darle la vuelta al traje.

El color es un factor fundamental para la conservación óptima de estas prendas, lo cual también puede condicionar su cuidado y limpieza. Por otra parte, un mismo disfraz de otro color puede tener un significado radicalmente distinto: si eliges el de Spiderman en color negro, estarás vistiendo a tu chaval de villano, no de superhéroe. Aunque, quizás, ese punto diferencial puede hacerle gracia.

En Halloween, los disfraces aterradores adquieren el máximo protagonismo: brujas vestidas con telas vaporosas, monstruos, asesinos con pantalones de pana marrones, zombis y extraterrestres de pequeño tamaño y angelical mirada llenan nuestras calles. También en Navidad, los duendes, los pastorcillos, los personajes religiosos y Santa Claus se imponen. Por último, en carnaval todo está permitido: la imaginación es el único límite. Por cierto, ¿qué serían las representaciones teatrales infantiles sin los disfraces para niños?