shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Material
Colección
Descuento
Cuello
Largo de la manga
Fit
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Marca

Origen y futuro del corduroy

Para muchos, el corduroy es un tejido subestimado. Debido a su popularidad quedó temporalmente arrinconado durante algún tiempo, pero su calidad, su durabilidad y su estilo le han permitido volver a lo más alto una y otra vez. Fue en el año 954 d. C. cuando, gracias al comercio bizantino, quedó constancia escrita de la presencia de este material textil en documentos oficiales portuarios. También llamado pana, cotelé y corderoy, lo cierto es que se trata de un tejido de algodón que tiene el tacto áspero e incluye fibras entrecruzadas que conforman acanaladuras verticales de distintos grosores.

En cierto modo, podríamos decir que el corduroy es el terciopelo del algodón, al que se asemeja mucho, si bien este se realiza con seda. Su consistencia y grosor lo hacen especialmente habitual en prendas de otoño-invierno. Unos pantalones de lana en tono tostado resultan siempre elegantísimos, tanto para hombres como para mujeres y niños. En la versión masculina, con un suéter de punto con cuello alto en color verde oscuro, una cazadora de piel en tono chocolate y unos zapatos deportivos de goma alta, confieren una imagen espectacular.

En cuanto a las mujeres, los pantalones de pana en tono gris son ideales para llevar con una camisa negra de lona, un chaleco de algodón y un abrigo largo tipo teddy. Con unas botas de caña alta y una bufanda larga, estarás ideal para ir a trabajar o pasear por tu ciudad.

Por supuesto, niños y niñas tienen en el corduroy una fantástica alternativa para el día a día, comparable incluso al algodón denim. Además de los pantalones, las chaquetas de pana les aportan un aire casual, desenfadado, y les resultan muy cómodas de llevar cada vez que van al cole. Una cazadora de corduroy marrón tipo trenca, un jersey de lana con estampado navideño y unos pantalones negros de acanaladura ancha conforman un conjunto top para los más pequeños, y no tanto, de la casa.

Pana

Corduroy

El corduroy continúa incombustible en el mundo de la moda. Tras un breve periodo de paréntesis, ha vuelto para coronarse entre las principales tendencias de la moda para todos. ¿Quieres conocerlo todo sobre estas prendas que tanto se llevan?, ¿aprender a combinarlas y a sacarles el máximo partido según tu fisonomía? En C&A te lo contamos absolutamente todo sobre este fenómeno textil.

14 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Rompiendo la pana con el corduroy

Lo creas o no, ese tejido que tanto has extrañado últimamente ha vuelto para quedarse entre lo más de lo más de la moda internacional. Y no solo vas a verlo muchísimo en las piezas principales de tu vestuario, también los accesorios de pana, como chalecos, sombreros o guantes, tienen cabida en tu cómoda. ¿Qué tipos de corduroy existen? Fundamentalmente se clasifican según el grosor de sus bastones: 1. La micropana, que es la más fina, exquisita y atractiva. 2. El corduroy de bastón medio, el más habitual y popular. 3. El cotelé más grueso que, pese a resultar muy terso al tacto, es un tanto basto y no demasiado bonito. Todos ellos se caracterizan por la comodidad, la calidez y la elasticidad, al tiempo que son bastante resistentes, aunque el acabado aterciopelado del principio se puede ir perdiendo con el paso del tiempo.

¿Nos aceptas un consejos made in C&A? Quién sabe si en el futuro será diferente, pero lo cierto es que, actualmente, debes evitar los outfits total corduroy. Evita llevar chaquetas de pana  y pantalones de pana al mismo tiempo, porque no es trendy. Su uso recomendado  es combinado con prendas casuales con estilo. Por ejemplo, para ellos, una chaqueta de cuero con remaches y cremalleras metálicas de color azul marino con una camiseta negra con print rockero, tejanos estrechos de micropana azul y zapatos oxford. O, para las féminas, cazadora de corduroy medio rosa ceñida a la cintura con tejanos grises slim fit y botines informales en fucsia. ¿Te parece un look divertido? Te sentirás genial con él cuando vayas a buscar a tus sobrinos a sus actividades extraescolares.

La verdad es que, hoy en día, en C&A ponemos a tu alcance todo tipo de prendas, diseños, estilos y referencias elaborados en corduroy. Tanto es así que puedes completar con ellas cualquier outfit que desees. Por ejemplo, ¿echas de menos ese aire grunge que tanto te gustaba en los noventa? Recupéralo luciendo un jersey oversize de algodón en marengo con una falda larga de pana gruesa negra y unas zapatillas desgastadas, las más viejas que encuentres en tu casa. No estarás muy femenina pero, si tienes quedada de antiguas compañeras de instituto, podréis recordar juntas la música y el estilo que en tiempos compartíais.

¿Te gusta más el estilo hipster? No importa que lleves la barba rasurada, si quieres proyectar una imagen inspirada en esa subcultura, un chaleco de corduroy puede ayudarte muchísimo a lograrlo. Elígelo en color negro y póntelo sobre una camisa de leñador blanquirroja, encima de unos pantalones plisados de imitación de tergal y con una pajarita llamativa en el cuello. ¿Te han invitado a una exposición de arte o cualquier otra iniciativa cultural? Anímate a romper esquemas con este conjunto tan inspirador.

Las cazadoras, las faldas y los pichis de corduroy se han convertido en imprescindibles en el street style actual, del mismo modo que tus conjuntos retro adquirirán una dimensión incontestable con una de esas chaquetas de pana con interior de borrego que antaño tanto nos gustaban. Ponle una a tus hijos en color azulón sobre una sudadera deportiva blanca, camisa de algodón orgánico celeste y tejanos con zapatillas urbanas. O hazte con ella para llevarla a trabajar cada día formando parte de un look de caballero muy solvente: sobre un jersey de cuello caja en tono gris, una camisa blanca de algodón y pantalones chinos color chocolate, del mismo tono que tu cazadora de corduroy.

Recuerda aplicar nuestros criterios habituales al lucir prendas de corduroy favorecedoras según tu fisonomía. ¿Tienes mucho volumen corporal? Elige muy bien tu talla: tan mal quedan las chaquetas, vestidos y cinturillas ceñidos como las amplitudes innecesarias, salvo que apuestes, claro está, por un estilismo oversize.

También es importante que elijas sus colores considerando cómo eres: ¿tienes la piel pálida y el cabello rubio? Los tonos acerados, celestes y verdes te quedarán geniales. Sin embargo, si eres de piel morena, los blancos, crudos y tonos cálidos, como rojos y amarillos, suelen quedar estupendos en las prendas de corduroy. No olvides, por último, apostar por cromatismos oscuros y estampados discretos si pretendes adelgazar visualmente tu silueta.

Para terminar, queremos insistir en dos aspectos capitales para la adecuación de tu vestuario. En primer lugar, y aunque el corduroy es resistente y dura mucho, consulta las indicaciones de lavado y planchado del etiquetado de estas prendas y síguelas a rajatabla: así conseguirás mantener en perfecto estado, durante mucho más tiempo, el aspecto aterciopelado de las mismas.

Y, sobre todo, aprovecha la ocasión: consigue tus diseños de corduroy, tus chaquetas, camisas, chalecos y pantalones de pana al mejor precio en C&A. ¿Por qué vas a pagar más para tener lo último en este tipo de creaciones?