global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Marca
Material
Escote
Largo de la manga
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Colección
Ocasión

Vestidos rojos de ayer y de siempre

Los vestidos rojos han estado siempre asociados al encanto, la sensualidad, el glamour y el impacto. Es el color de las emociones, del corazón, de la pasión y la sangre. Por su carácter simbólico, precisamente, ha sido un color destacado en la historia de la humanidad. Así, curiosamente en la Antigua Roma representaba la virilidad e, incluso, era el color de la guerra. Este matiz bélico permaneció en la Edad Media cuando los templarios lo cristianizaron aplicándolo a una cruz roja sobre el pecho. Pero, al mismo tiempo, el rojo es el color del amor y la pasión. Activa los sentimientos y las emociones, del mismo modo que se asocia a la divinidad.

Por ello, si quieres mostrarte como una diosa, guerrera y deseable, los vestidos rojos son mucho mejores que los vestidos blancos o los vestidos negros. ¿Quieres saber cómo sacarles el máximo partido? La variedad de estilos, diseños y tipología de los vestidos rojos existentes te permitiría llevar uno distinto cada día del año sin tener la sensación de repetirte. Los vestidos de verano, los vestidos elegantes, los vestidos de gala o los vestidos de tubo, por ejemplo, adquieren en color rojo una presencia espectacular y vibrante.

¿Te han invitado a una boda y no te conformas con pasar desapercibida? La solución es sencilla: escoge un vestido corto de punto denso, ceñido a tu silueta y adornado con lentejuelas, combínalo con unos peep toes de cuero negro y un bolso clutch plateado, a juego con tu cinturón estrecho... ¡y desmelénate! Estarás guapísima y llamarás la atención por donde vayas.

Vestidos rojos

Vestidos rojos

Los vestidos rojos siempre llaman la atención: te permiten destacar, sorprender, emocionar y estar guapísima. En C&A te ofrecemos una amplia selección con los más espectaculares para cada temporada. Y, además, te ayudamos a lucirlos con encanto con nuestros consejos de moda. ¿Estás dispuesta a triunfar con un outfit más pasional, impactante y llamativo?

17 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Mil y una formas de usar tus vestidos rojos

A la mayoría de las chicas nos fascinan los vestidos rojos, más incluso que los vestidos rosas. Nos encantan cuando se los vemos llevar a las demás, aunque a veces no terminamos de atrevernos a ponérnoslos nosotras. ¿Exceso de prudencia? Puede ser. Aunque también, a veces nos pesa algún tonto complejo o simplemente hay ocasiones en las que preferimos pasar desapercibidas. Incluso en estos casos, hay vestidos rojos en tonos pastel que aportan feminidad sin deslumbrar. Son ideales, por ejemplo, para salir de compras por el barrio. Los vestidos rectos tejanos en bermellón suave, combinados con botas deportivas altas blancas y, si refresca, con una cazadora tejana índigo sobre los hombros, son una magnífica muestra de ello.

¿Te han invitado a la ceremonia de los Goya o a algún otro evento profesional en el que te apetece destacar? Haz honor a la alfombra roja: luce un vestido de línea imperio esmeralda de suave viscosa y, sobre tus taconazos más favorecedores, te sentirás crecer delante del photocall. ¡Tu posado no pasará desapercibido, especialmente si te has recogido el pelo en un moño llamativo para ceder a tus hombros el protagonismo!

El vestido rojo deslumbra siempre en distintas presentaciones

Actualmente triunfan los tejidos estructurados y con caída firme, capaces de crear efectos vaporosos que confieren fluidez y movimiento. Así, estarás guapísima con tus vestidos rojos de raso o crepé de seda. Con un diseño asimétrico de escote corazón y falda recta, te verás ideal para acudir a ese congreso de elite en el que no tenías nada claro qué ponerte. Tú decides qué matiz de rojo vas a utilizar: el pasional rojo carmín o el siempre equilibrado bermellón pastel. Tanto si buscas vestidos de noche, vestidos para fiesta, vestidos de cóctel, vestidos rectos, vestidos con flores o vestidos de línea imperio, el color de la pasión los hace aún más favorecedores y sensuales.

¿Y qué me dices de los vestidos de línea evasé? Son maravillosos. Elige el tuyo confeccionado en poliéster y elastano y lúcelo a diario con soltura y encanto. Anímate con las mangas diagonales y decoradas con volantes, escógelo en tono esmeralda liso y llévalo con unos mocasines de charol plateados para mantener el estilo divertido, desenfadado y casual que mejor te sienta para ir a recoger a los niños al colegio, salir al cine con una amiga o simplemente sentirte guapa al hacer la compra semanal en el supermercado. El abanico de posibilidades disponible en C&A es espectacular. En nuestra colección puedes encontrar imponentes vestidos de ceremonia, propios de celebridades y estrellas de la música, el cine o las portadas del corazón, a precios muy convenientes. Vestidos de tubo con estampados de fantasía, fascinantes vestidos de tul rojos, tan vaporosos que parecerá que flotas sobre tus sandalias doradas y sofisticadas prendas con escotes interminables, delanteros o traseros, que cortan la respiración de los presentes.

Anímate a lucir transparencias, superposiciones y ornamentos llamativos: el rojo es el color de la atención, no desaproveches la oportunidad de ser el foco de interés, pero nunca sacrifiques la elegancia. Los vestidos rojos intensifican tus outfits: si apuestas por la distinción, el rojo la hará aún más carismática; si optas por la notoriedad, no debes propasarte con un exceso de ostentación y sobrecarga. Para los vestidos de verano, la mejor alternativa es el algodón orgánico. Particularmente, en C&A nos encanta. Es ecológico, ligero, fresco y muy favorecedor, y lo sentirás sobre tu piel como una auténtica caricia. De hecho, te animamos a lucir nuestros vestidos fit & flare cualquier noche de playa para salir a tomar algo, ir de veladores e, incluso, para vivir la fiesta nocturna bailando hasta el amanecer. Por la mañana, un vestido largo color sangre, unas alpargatas blancas de cáñamo con estampado de fresones y cordones tobilleros y unas gafas de sol glamurosas blancas te permitirán dejar a todos con la boca abierta sin renunciar al esplendor natural y el atractivo personal que te caracteriza.

Resalta tus curvas con el vestido rojo ideal

Hoy en día, cualquier mujer puede encontrar uno de esos vestidos rojos de ensueño que le favorecen. Debes tener en cuenta, desde luego, cómo es tu fisonomía para sacarle el máximo partido, pero las posibilidades son inagotables. ¿Eres alta y a veces te sientes un pelín acomplejada? No te preocupes, escoge uno de nuestros vestidos rojos con cintura entallada para que, ópticamente, se reduzca la percepción longitudinal de tu figura gracias a ese corte transversal. También los vestidos largos, aunque no están directamente enfocados a las chicas altas, pueden quedarte bien, lo mismo que sucede con los vestidos rojos de rayas horizontales que equilibran la percepción.

Si eres más bien bajita, los vestidos rojos midi, especialmente si se ciñen un poco sobre tus piernas, te sentarán muy bien. Por otra parte, si tienes mucho pecho, tú decides si deseas enseñarlo con un escote sugerente -nunca excesivo- o si prefieres dotarlo de un toque de elegancia y discreción, por ejemplo con un detalle llamativo a la altura del abdomen. Una vez que has encontrado los vestidos rojos que te favorecen, esos que te hacen sentir cómoda y proyectar una presencia espectacular cada vez que te los pones, debes limpiarlos con cuidado para alargar su vida útil. En todo caso, sigue las instrucciones de la etiqueta. Los rojos más intensos pueden acabar decolorados si no actúas con criterio, y nadie mejor que el propio fabricante sabe el trato idóneo que hay que dar a cada prenda.