shop.global.1
Filtro
Mis filtros
Color
Talla EU
Marca
Cuello
Largo de la manga
Largo
Diseño
Shape / Outline
Colección
Singularidades
Línea de producto

La historia del chubasquero dentro de la historia de la civilización

Muchos relacionan este invento de la moda con los colonos americanos del siglo XVI aunque, en realidad, la idea de protegerse de la lluvia con un tipo de ropa determinada viene ya desde la prehistoria. Los indígenas americanos cubrían sus prendas con aceite de pescado para hacer resbalar el agua sobre la superficie de sus pieles al igual que los chinos barnizaban sus manuscritos para que no se estropeasen con la lluvia y pudiesen transportarlos con mayor facilidad sin deteriorarse por el camino.

El caso es que todas estas ideas no se vieron reflejadas firmemente en la ropa hasta el siglo XIX, cuando se descubrió un elemento indispensable para impermeabilizar las telas. Este elemento fue la nafta que, mezclada con el caucho, producía un material nuevo y completamente impermeable. Poco después se desarrolló el proceso de vulcanización y así empezó realmente la historia del chubasquero actual. Desde entonces, este artículo ha ido evolucionando, tanto en diseños como en relevancia, y hoy en día no existe ningún fanático de la moda que sea capaz de obviar el chubasquero como símbolo indispensable para diferenciarse de los demás dándole la importancia que se merece.

Chubasquero

Chubasquero

Chubasquero: moda y funcionalidad

La moda se olvida en ocasiones del chubasquero, pero hay pocas prendas tan indispensables como esta, especialmente para los más fashionistas. Un buen chubasquero es lo que diferencia a un fan de la moda del resto de personas. El color, los materiales, los diferentes diseños, las múltiples combinaciones, su extraordinaria funcionalidad, tu gusto personal cambiará tu percepción de loschubasqueros de ahora en adelante.

Vista de productos
  • 1
Subir

Chubasquero: la prenda funcional de posibilidades infinitas

En la colección de impermeables vas a encontrar opciones para combinar con cualquier estilo independientemente de tu silueta. Para las altas y delgadas, nada como un impermeable con cintura ceñida y en colores claros. Para las de caderas más pronunciadas, recomendamos un chubasquero más amplio y en tonos más oscuros. Y para las más deportistas, sea cual sea su figura, proponemos un cortavientos por encima de la cadera para ahorrarse incomodidades. Solo hay que echar un vistazo al catálogo para encontrar exactamente lo que buscas a precios verdaderamente razonables.

Desde la colección de Baby Club hasta las de Canda, Yessica y Your Sixth Sense, todas aglutinan una nutrida selección de chubasqueros con los que te vamos a proponer algunos de los conjuntos más interesantes de ahora en adelante. Aquí todo está pensado para facilitarte las cosas en tu día a día, para ayudarte en tu elección ideal dependiendo siempre de tus gustos y necesidades.

Un chubasquero no solo sirve para protegerte de la lluvia, también te viste, te abriga y te diferencia de los que te rodean dándote esa originalidad que siempre buscas. Un buen ejemplo es la gabardina impermeable. Elige una en color beige clásico. Combínala con unos pantalones de vestir ajustados en un tono más oscuro, unos zapatos de tacón medio en tonos tostados y una sencilla blusa de algodón orgánico blanca. Este conjunto te dará ese toque ideal que necesitas para ir a trabajar cualquier día de la semana, especialmente durante la primavera. Otra opción para hombres, muy similar, es sustituir el pantalón por unos chinos, el calzado por unos zapatos oxford sin calcetines y la blusa por una camisa. Y ya tenemos un nuevo outfit; perfecto para ir de compras o tomar un café con los amigos.

Si hablamos de deportes al aire libre como, por ejemplo, el esquí, las posibilidades se multiplican. Un buen chubasquero con capucha y pelo alrededor en un azul intenso, unos pantalones de tirantes en color verde neón y unos guantes bien abrigados a juego con un gorro de lana, con su pompón incluido, es todo lo que necesitas para pasar el día entre nieve, sol y naturaleza. No te olvides de unas buenas gafas de sol polarizadas y tendrás ese conjunto de esquiar con el que siempre habías soñado.

Si te va el running o el ciclismo, nada como una buena capa; algo sencillo, ligero y efectivo. Te aconsejamos optar por colores chillones para no pasar nuca desapercibida y evitar los posibles accidentes. Un amarillo llamativo para la capa, unas mallas de licra blancas, unas zapatillas acordes con el deporte que vayas a realizar y unos calcetines tobilleros a juego con el chubasquero te aportarán esa imagen sport y juvenil que tanto te caracteriza.

Para lograra un look mucho más urbano y desinhibido, algo que te puedas poner en cualquier momento sin tener que complicarte la vida, te proponemos chubasqueros acolchados con algo de poliéster y elastano para lograr la máxima comodidad. Prueba con un gris ceniza o un gris plomo y combina tu nuevo chubasquero con unos sencillos vaqueros rotos en azul tejano y unas botas de agua en algún color tan contundente como el amarillo. Para la parte de arriba, una camiseta de Bio Cotton con algún print divertido en un azul navy es más que suficiente para estar a la última y sentir esa libertad de movimientos que tanto necesitas.

Para las más atrevidas proponemos los colores y los estampados más originales; una forma genial de no aburrirte nunca y poder sacar a esa mujer divertida y alegre que llevas dentro. Los rosas, los naranjas, los azules y los verdes son algunas de nuestras apuestas personales. Cualquier pantalón de chándal en algodón o poliéster en tonos grises claros es perfecto para combinar con cualquiera de los colores que te sugerimos en nuestra tienda online. Unas buenas zapatillas de running en rosa chicle, una camiseta ajustada por encima del ombligo en rosa palo y una capa de agua en el mismo color que el calzado conforman un look ideal para hacer deporte al aire libre sin preocuparte por la lluvia o el viento.

Si hablamos de materiales, nos damos cuenta en seguida de que los más utilizados en la confección de estos chubasqueros son el poliéster, el nylon, la poliamida y el elastano. Todos ellos son materiales sintéticos de última generación con los que poder proteger tu cuerpo del frío, de la lluvia e incluso de la nieve y el viento. Los forros interiores y los rellenos están compuestos también de poliéster, por lo que la protección es completa y duradera.

Para mantener todas las características de estos materiales así como su impermeabilidad, la mejor manera de lavarlos sin problemas es esconder el detergente líquido y los suavizantes. Ninguno de estos productos casa bien con los chubasqueros. Es importante utilizar siempre agua fría y detergente en polvo además de seleccionar un programa de lavado corto con enjuague.

Para finalizar, y para asegurarnos de que todo el ciclo es perfecto de principio a fin, hay que prestar especial atención también al secado del chubasquero. Una secadora te puede ir muy bien para recuperar el 100 % de la impermeabilidad de la prenda. El calor redistribuye el tratamiento de la superficie y nos asegura que el chubasquero volverá a tener todas sus cualidades íntegras frente al agua. En caso de querer planchar la prenda, se puede hacer. Pero siempre con un trapo o una toalla encima utilizando el vapor caliente sin acercar la plancha en exceso para evitar estropear el tejido.