shop.global.1
Filtro
Para quien
Sexo
Talla EU
Color
Marca
Fit
Shape / Outline
Largo
Diseño
Colección

Pantalón blanco, una elección incombustible

Hasta la aparición del pantalón, nuestros antepasados cubrían la región púdica de su cuerpo con pieles que llevaban atadas a la pelvis y enrolladas sobre las piernas. La primera referencia al uso de un pantalón se encuentra en una pintura rupestre, localizada en Aragón, que se remonta a unos 10,000 años de antigüedad. Sí, es seguro que los celtas hace 2600 años ya los empleaban. Resulta curioso que lo que actualmente contribuye a crear outfits de vanguardia y máxima distinción, en la Roma antigua fuera considerado una prenda de bárbaros.

El pantalón blanco moderno, similar al que utilizamos hoy en día, surgió en 1930 y hasta poco antes de la Segunda Guerra Mundial era un elemento absolutamente masculino. Si una mujer lo utilizaba era muy mal vista. De hecho, fue uno de los símbolos más evidentes de la lucha por la liberación femenina. Se trata de una prenda polifacética y todoterreno que pueden aprovechar por igual los hombres, las mujeres y los niños.

En el atuendo masculino, una americana azul marino, una camisa celeste, un pantalón blanco de vestir y unos zapatos de cordón azules proyectan la imagen por excelencia de la elegancia distinguida. Respecto a las mujeres, un pantalón de campana, unos leggings o un pantalón culotte en tono blanco siempre conforman una presencia carismática y plena de sensibilidad, tanto en los outfits formales como en los más desenfadados. De cara a los niños, el pantalón blanco tiene un defecto real: se mancha antes que otros. Por eso suele utilizarse, sobre todo, en atuendos de celebración o en conjuntos de vestir, con los que los peques suelen tardar más en desmelenarse y hacer de las suyas jugando y pasándoselo en grande. Precisamente por ello, denotan una elegancia adicional que siempre sienta muy bien y es apreciada de inmediato.

Pantalones blancos

Pantalones blancos en C&A

Pantalón blanco, siempre acertado

¿Hace cuánto que no te pones un pantalón blanco? Para muchos, es una prenda de actualidad siempre aprovechable. Es ideal para crear conjuntos de impacto, con tanta frescura como distinción. Vaqueros, chinos, bermudas, deportivos o de vestir, contribuyen a conformar una presencia luminosa, con energía y gran resonancia cromática. Descubre aquí toda la información que necesitas para reinventar tus outfits con un pantalón blanco.

15 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Los secretos del pantalón blanco

Entre el público femenino existe la falsa creencia de que los pantalones blancos transparentan. Se trata de una representación del todo por la parte: ocurre cuando se eligen tejidos inadecuados. La opción de adquirirlos con forro, para evitar estos efectos secundarios no siempre deseados, evita cualquier tipo de problemas al respecto. Además, no olvides tener presente que vistes un pantalón blanco al escoger tus prendas íntimas: evita los colores demasiado contrastados en tu lencería, como el rojo o el negro, a no ser que precisamente desees crear un seductor juego de transparencias.

Si eliges materiales como el denim con poliéster, viscosa o poliamida, el lino o el algodón orgánico (Bio Cotton del cuál somos aunténticos fans en C&A), los resultados siempre son fascinantes. Un pantalón elegante de corte ancho, pernera amplia, cinturilla con botón y bolsillos superpuestos laterales en blanco nuclear, combinado con una camiseta negra entallada y unos zapatos negros, conforma una presencia femenina sugerente, dinámica y urbana, ideal para acudir a trabajar de cara al público en un establecimiento comercial.

Un pantalón blanco para hombres y mujeres por igual

En el caso de los hombres, un pantalón chino blanco combinado con un polo color chocolate, zapatos de cuero en tono avellana, a juego con el cinturón, y cazadora deportiva arena constituyen esa maravillosa y refrescante presencia que nos hace destacar al primer golpe de vista. En ambos casos, entre el público masculino y el femenino, las prendas denim funcionan extremadamente bien con un pantalón blanco. Una camisa denim en el índigo desteñido tradicional, unos slim fit blancos, unas deportivas de paseo en tonalidades azules y una cazadora ochentera vaquera conforman esa presencia multifuncional, todoterreno, con la que lo mismo puedes ir a jugar al parque con tus hijos que presentarte en la universidad o salir de compras por el centro comercial.

Si bien el pantalón blanco resulta sumamente refrescante y desenfadado, no es solamente para la época estival. Cuando el frío arrecia, una mujer fashion destaca si lleva un pantalón de pana bien elegido y lo combina con un jersey de punto multicolor, botas de lluvia vistosas y un anorak de plumas gris. El conjunto no puede resultar más inspirador y deslumbrante. Los hombres, por su parte, reflejan dinamismo y solvencia estética cuando conjuntan su pantalón blanco, en invierno, con un cárdigan marengo, una recia camisa de leñador azul petróleo o un jersey de cuello alto en tono mandarina, pistacho o rosa intenso. Las posibilidades son inagotables.

Trucos para vestir un pantalón blanco

Entre los trucos que te ayudarán a estar mejor al llevar un pantalón blanco, debes anotar elegirlos preferiblemente sin bolsillos, pues éstos suelen llamar la atención excesivamente, adquiriendo un protagonismo innecesario, sobre todo en los modelos de tela. Muchas mujeres, y algún que otro hombre previsor, optan por eliminarlos de sus diseños favoritos. Además, es mejor que tu pantalón blanco no sea demasiado ajustado, pues resultan menos frescos y, lo principal, tienen un punto de sensualidad que no siempre es adecuado.

Si quieres que tu niño esté elegante para esa celebración familiar tan esperada, combínale una camisa lisa de algodón orgánico en tono gris, ponle una corbata estrecha azul, un pantalón blanco de Bio Cotton y una cazadora azul marino informal. Destilará encanto por doquier. Algo que también hará tu niña si simplemente le conjuntas unos pantalones de tela blancos con una camisola de estampado romántico, multicolor, sandalias plateadas y una chaquetilla de punto en tono metálico. Este inspirador look la convertirá en la más llamativa del evento.

Un pantalón que se adapta a tu figura

Existen infinidad de tipos de pantalón blanco con los que puedes contar. Desde los vaqueros regular fit, piratas o boyfriend, hasta el pantalón palazzo, el pantalón culotte, el pantalón cargo, los acampanados o los chinos. Como ocurre con cualquier modalidad de pantalones, existe uno para cada fisonomía. Así, entre los hombres, los pitillo estilizan - lo mismo que sucede con los pantalones de tiro alto- y los rectos quedan bien a personas con complexión ancha. Por último, los anchos favorecen a tipologías robustas y musculadas.

En cuanto a las mujeres, la elección de un pantalón blanco adecuado también debe adaptarse a tu silueta. Si tienes una presencia óptima, con cintura estrecha y curvas definidas, apuesta por los pantalones entallados o elásticos, si lo que deseas es destacarla y presumir de ella. Si tienes contornos muy redondeados y volumétricos, decídete por los pantalones rectos, los cuales también sientan muy bien en las siluetas triangulares. Si te caracterizas por asemejarte a un triángulo invertido, los pantalones anchos, tipo palazzo, te sentarán geniales.

En C&A ponemos a tu disposición una espectacular selección de pantalón blanco, con los últimos diseños, novedades y estilos para hombre, mujer y niños. Todos cuentan con calidades excelentes y precios inmejorables, por lo que te resultará muy sencillo encontrar lo que deseas. Y como siempre te recomendamos en C&A, lee las instrucciones de mantenimiento incluidas en el etiquetado de cada prenda antes de lavarla. De este modo conseguirás prolongar la vida útil de tus pantalones blancos y mantener los matices de su cromatismo, deslumbrante durante más tiempo.