Dos aficionados a los deportes de montaña contemplan las vistas desde lo alto de una cima.

Introducción al alpinismo: la afición para los más ambiciosos

Durante el largo ascenso hacia las altas cumbres, rodeado de fantásticos paisajes de alta montaña y rincones poco explorados, tendrás la oportunidad de disfrutar al máximo de la naturaleza y poner a prueba tus límites físicos y mentales. A continuación te explicamos en qué consiste el alpinismo y qué requisitos debes cumplir para practicar con garantías este exigente deporte de montaña.

¿En qué consiste el alpinismo? Requisitos y habilidades para practicarlo

En ocasiones, las diferencias entre alpinismo y montañismo pueden llegar a ser bastante difusas, ya que no se puede establecer un rango de distancias o altitudes para definir los límites de ambas disciplinas. Sin embargo, el alpinismo se caracteriza por tener que superar terrenos sin senderos y tramos de escalada para alcanzar el objetivo.

El alpinismo se considera el deporte de montaña más completo, ya que combina varias disciplinas: escalada en roca, en hielo o en terreno mixto, esquí de montaña, orientación y, por supuesto, montañismo. Dependiendo de la altitud y del nivel de dificultad de la ruta, un alpinista debe tener la capacidad de dominar los siguientes tipos de terreno:

  • senderos de montaña de moderados a difíciles
  • zonas de glaciares con grietas
  • laderas de canchales (ladera empinada cubierta de peñascos)
  • pasajes de escalada en roca, en hielo o ambos
  • vías ferratas

Para garantizar tu seguridad en todo momento, es necesario tener un buen conocimiento de cómo comportarse y cómo actuar en la montaña, además de contar con experiencia en montañismo y escalada en roca. Además, también es importante contar con las siguientes habilidades:

  • Seguridad en la pisada. Debes ser capaz de moverte con seguridad en diferentes superficies como el hielo o por pedregales.
  • No tener vértigo. Al escalar o ante una grieta es importante poder mantener la cabeza fría.
  • Habilidades de orientación. Saber usar e interpretar los mapas, la brújula, el altímetro y el GPS es básico para orientarse en terrenos de alta montaña.
  • Muy buena resistencia. La ruta hacia la cima de la montaña dura varias horas y requiere superar grandes desniveles.
  • Autoevaluación realista. Para evitar quedarse tirado en la montaña o llegar a la extenuación a causa de una ruta demasiado exigente, debes ser capaz de evaluar de forma realista tus capacidades y tu estado físico.

Si ya cuentas con experiencia en el mundo del senderismo y el montañismo y te ha entrado el gusanillo del alpinismo, tienes la opción de introducirte en su mundo de la mano de alguno de los cursos que suelen ofrecer los distintos clubs, asociaciones, federaciones y escuelas de deportes de montaña que existen en nuestro país. En estos cursos aprenderás a qué debes prestar atención como alpinista, las principales medidas de seguridad y todos los conocimientos necesarios para moverte por la alta montaña de forma independiente.

InformaciónEl alpinismo fue reconocido como patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. El organismo internacional considera el alpinismo como “el arte de escalar cumbres y paredes”, destacando, entre otras cosas, el conocimiento de las condiciones meteorológicas y las particularidades medioambientales de la alta montaña que deben tener quienes lo practican.

InformaciónEl alpinismo fue reconocido como patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. El organismo internacional considera el alpinismo como “el arte de escalar cumbres y paredes”, destacando, entre otras cosas, el conocimiento de las condiciones meteorológicas y las particularidades medioambientales de la alta montaña que deben tener quienes lo practican.

Equipamiento necesario para el alpinismo

Dado que en las rutas de alpinismo hay que enfrentarse a diferentes condiciones meteorológicas, el equipamiento que lleves deberá estar adaptado a ello. No obstante, asegúrate de que tu equipo sea lo más ligero y eficiente posible. Se recomienda una mochila ligera y ergonómica de gran capacidad. A continuación te ofrecemos una lista con el material esencial que debe incluir tu mochila:

  • botas de montaña de suela antideslizante y de gran agarre
  • crampones (proporcionan un buen agarre incluso en los pedregales)
  • ropa para vestirse por capas (con ropa interior térmica y chaqueta aislante en función de los metros de altitud previstos)
  • casco que se ajuste adecuadamente
  • linterna frontal
  • guantes y gorro para las excursiones a grandes altitudes
  • suficiente comida y agua
  • mapa, guía, brújula
  • cuerda de seguridad
  • si es necesario, equipo de escalada y/o para glaciares
  • kit de primeros auxilios con manta de emergencia y teléfono móvil de emergencia cargado
  • si es necesario, saco de vivac
Equipamiento para alpinismo: para completar la ruta necesitarás un equipo adecuado.

Además de todo esto, en la alta montaña también es importante contar con una protección solar adecuada, ya que al reflejarse el sol en la nieve y el hielo, la radiación solar llega a nuestra piel de una forma más intensa. Si estás planteando una expedición de varios días, tu lista de equipaje deberá incluir también una muda de ropa. Si pernoctas en un refugio de montaña, necesitarás también un saco de dormir, una bolsa de aseo y una toalla pequeña.

Consejos para planificar la ruta

Puedes encontrar ideas de posibles rutas en internet, así como en guías y mapas actualizados. Normalmente, en estas fuentes encontrarás información sobre la longitud, el desnivel y la dificultad del recorrido. Es importante que evalúes siempre de forma realista tu estado de forma y tus capacidades. Para los más principiantes, es aconsejable realizar la primera excursión acompañado de un guía de montaña o de un alpinista con experiencia. Si no cuentas con esta ayuda, es aconsejable elegir rutas a picos que no superen los 2500 metros, que es la altitud a partir de la cual se considera alta montaña.

Además, los aspirantes a alpinistas deben tener especial precaución en los pasos de escalada. La escalada en alta montaña presenta muchas más complicaciones que la que podamos hacer de forma controlada en una sala o en un rocódromo. Así pues, empieza con secciones de escalada que estén dos grados de dificultad por debajo de tu nivel en un rocódromo. De este modo, podrás alcanzar tu objetivo sin mayores dificultades y tendrás más posibilidades de completar con éxito tu primera incursión en el alpinismo.

Planifica siempre el tiempo necesario y deja margen suficiente para los descansos. Si en la guía no se especifica la duración aproximada de la ruta, puedes aplicar las siguientes pautas:

Un montañista/alpinista cubre las siguientes distancias en una hora:

  • ascenso: 300 metros de altitud
  • descenso: 500 metros de altitud
  • terreno llano: 4 kilómetros

Antes de iniciar la excursión, siempre hay que comprobar con antelación la previsión meteorológica. El tiempo puede cambiar rápidamente en la montaña. Así pues, infórmate exhaustivamente sobre el recorrido: ¿Por dónde pasa la ruta? ¿Existen atajos? ¿Qué bifurcaciones son especialmente importantes? De este modo, podrás tener estudiadas posibles alternativas y desvíos en caso de emergencia o contratiempo.

ConsejoEl alpinismo permite vivir experiencias únicas en la naturaleza, ya que las rutas suelen pasar por terrenos poco explorados. Asegúrate de respetar siempre la naturaleza y de seguir las normas de escalada responsable con el entorno.

ConsejoEl alpinismo permite vivir experiencias únicas en la naturaleza, ya que las rutas suelen pasar por terrenos poco explorados. Asegúrate de respetar siempre la naturaleza y de seguir las normas de escalada responsable con el entorno.

Niveles de dificultad

Para completar con éxito tu expedición por la montaña, debes evaluar tu estado de forma de manera realista y elegir una ruta que se adapte a tus capacidades. A continuación tienes una serie de valores orientativos que puedes tener en cuenta a la hora de planificar la ruta:

condición física baja rutas con un ascenso de hasta 800 metros hasta 5 horas de marcha
condición física media rutas con un ascenso de hasta 1200 metros hasta 7 horas de marcha
buena condición física rutas con un ascenso de hasta 1600 metros hasta 10 horas de marcha
muy buena condición física rutas con un ascenso de más de 1600 metros más de 10 horas de marcha

El grado de dificultad de los pasos de escalada suele indicarse mediante la escala internacional UIAA, indicada en números romanos del I (el nivel más fácil) al XII (el más difícil). La dificultad y las habilidades necesarias aumentan con cada número. A partir de V, la escala se divide en “+” y “-”. Así pues, V- es algo más fácil que V y V+ es algo más difícil V.

Para las vías ferratas, existen varias escalas diferentes. Una de ellas es la escala francesa, la cual divide los grados de dificultad en seis niveles: F (fácil), PD, AD, D, TD y ED (extremadamente difícil), admitiendo también subniveles indicados con “+” y “-”. Otro sistema que se utiliza habitualmente en nuestro país es la escala de Hüsler, que indica la dificultad en el rango de K1 a K6, siendo K1 el nivel más fácil y K6 el extremadamente difícil.

Aun así, ten en cuenta que muchos países y regiones utilizan también sus propias escalas de dificultad y señalizaciones para marcar las diferentes rutas y pasos de escalada, por lo cual es importante informarse de antemano del sistema utilizado en la zona donde vayamos a practicar alpinismo.

Consejos de seguridad y comportamiento en la montaña

Como alpinista, no debes estar solo en la montaña. Lo recomendable es realizar las rutas en grupos de entre dos y seis personas, para poder ayudarse y apoyarse mutuamente en caso de emergencia. Además, motivarse los unos a los otros y las experiencias compartidas en la naturaleza son otros alicientes de ir en grupo.

Alpinismo de alta montaña: realiza las rutas de alpinismo siempre en pequeños grupos.

Para garantizar tu seguridad y minimizar riesgos, también debes tener en cuenta las siguientes normas de comportamiento:

  • Informa a familiares o conocidos sobre la ruta que vas a realizar, así como de la hora de llegada y de los posibles cambios de última hora. De este modo, podrán proporcionar información sobre tu paradero en caso de emergencia.
  • En caso de tormenta, evita las zonas expuestas y sus alrededores. Lo mejor es buscar refugio, por ejemplo, en una cabaña. Si no la hay, siéntate o agáchate sobre una superficie aislante (por ejemplo, una mochila) y mantén la calma.
  • En las excursiones de alta montaña (a partir de los 2500 metros de altitud), es aconsejable ascender lentamente para acostumbrarse poco a poco a la poca concentración de oxígeno del aire. No está de más realizar previamente una o dos excursiones de aclimatación.
  • Igualmente, en los recorridos de alta montaña todos los miembros del grupo deberían conocer las técnicas de aseguramiento y rescate en grietas y glaciares.

Además, es útil memorizar o tener siempre a mano los números de emergencia del país donde nos encontramos. En el caso de la Unión Europea, el número de emergencias es el 112. Para poder realizar la llamada, tu teléfono buscará la red disponible con más cobertura, aunque no sea la que tienes contratada.

Si tu teléfono móvil no funciona o no hay cobertura de ninguna red, deberás realizar la señal de emergencia alpina. Para ello, haz una señal 6 veces por minuto (es decir, cada 10 segundos aproximadamente). Puedes utilizar un silbato de emergencia, gritar, hacer señales luminosas o agitar una chaqueta. Si eres tú quien detecta una de estas señales, deberás informar a los servicios de emergencia y confirmar la señal de socorro. Para ello, devuelve la llamada de socorro 3 veces por minuto (es decir, cada 20 segundos aproximadamente) llamando la atención de forma similar.

AtenciónSi cuentas con una licencia federativa de montaña y escalada, tendrás derecho a una póliza que te cubrirá en caso de necesitar asistencia sanitaria o incluso un rescate en caso de accidente en la montaña. La cobertura de la póliza variará en función del tipo de licencia.

AtenciónSi cuentas con una licencia federativa de montaña y escalada, tendrás derecho a una póliza que te cubrirá en caso de necesitar asistencia sanitaria o incluso un rescate en caso de accidente en la montaña. La cobertura de la póliza variará en función del tipo de licencia.

En resumen

Escalar montañas poco exploradas y subir a cimas espectaculares son algunos de los grandes alicientes del alpinismo. Sin embargo, para alcanzar estos hitos con seguridad y satisfacción plena, es necesario tener experiencia en el montañismo y en la escalada de montaña. Planifica cuidadosamente el recorrido con antelación, teniendo en cuenta el nivel de dificultad, los pasos de escalada y los ascensos, para comprobar que el recorrido se adapta a tus habilidades. En un pequeño grupo de entre dos y seis personas, podrás disfrutar de la naturaleza montañosa y evadirte de los problemas del día a día.

Fuentes de información:

http://www.fedme.es/index.php?mmod=staticContent&IDf=146
(última consulta: 01.10.2021)

https://ich.unesco.org/es/RL/el-alpinismo-01471
(última consulta: 01.10.2021)

https://adventurholic.com/alta-media-y-baja-montana-como-distinguirlo/
(última consulta: 01.10.2021)

https://www.bergfreunde.eu/via-ferrata-grades-calculator/
(última consulta: 01.10.2021)

https://deandar.com/post/graduacion-ferratas
(última consulta: 01.10.2021)

https://www.desnivel.com/escalada-roca/conversion-de-grados-y-tablas-de-graduacion/
(última consulta: 01.10.2021)

https://www.cmdsport.com/trail-running/cuidate-trail-running/tormentas-la-montana-no/
(última consulta: 01.10.2021)

https://www.aristasur.com/contenido/que-numero-llamar-para-pedir-auxilio-en-caso-de-accidente-en-montana-el-112
(última consulta: 01.10.2021)

https://tatoo.ws/cl/p/extraviado-en-la-montana-como-manejarse/2212
(última consulta: 01.10.2021)

https://montanasegura.com/federarse-en-montana/
(última consulta: 01.10.2021)

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/amriphoto

iStock.com/acavalli

iStock.com/wildart

iStock.com/tomazl