Escalada sostenible: un escalador sube por la pared de una roca natural.

Escalada sostenible y respetuosa con la naturaleza

La fascinación que genera el mundo de la montaña despierta en mucha gente el deseo de escalar enormes formaciones rocosas y observar el mundo desde las alturas. Cada año, innumerables turistas, así como alpinistas, escaladores y aficionados al boulder, viajan a lugares montañosos para disfrutar de la belleza del paisaje, realizar actividades deportivas y vivir nuevas y emocionantes experiencias en plena naturaleza. Sin embargo, las rocas y montañas también albergan muchas especies vegetales y animales únicas, algunas de ellas en peligro de extinción. Por ello, es especialmente importante tener en cuenta una serie de normas de comportamiento cuando escalamos o hacemos boulding en la roca, con el objetivo de perturbar lo más mínimo el ecosistema de la zona.

Para que tengas siempre a mano todas las normas para escalar de forma responsable con el entorno natural, hemos preparado este PDF descargable con un resumen de lo más importante.

La flora y fauna que habita en las rocas

Los sistemas montañosos son más antiguos de lo que podemos imaginar. Por ejemplo, los Alpes: la cordillera más alta del continente europeo se formó hace 25 millones de años y desde entonces ha dado forma al paisaje montañoso de Europa Central. Durante este largo periodo de tiempo y a lo largo de su extensión, se ha ido desarrollando una diversidad única de especies animales y vegetales que se han adaptado a las condiciones del lugar. Los helechos y los musgos habitan en las bases húmedas y frías de las paredes de roca, mientras que las hierbas y los pastos se han acostumbrado a los climas más cálidos y secos de la parte superior de la piedra. Por su lado, algunas plantas con flor logran crecer entre las grietas.

Además de la vegetación, muchos animales también se han adaptado a la vida de la montaña y habitan en las rocas, aprovechando que a los depredadores les resulta difícil escalar una pared rocosa escarpada. Por ejemplo, algunas aves como el halcón peregrino o el búho real construyen sus nidos en grietas convenientemente situadas, mientras que algunos insectos como la mariposa apolo viven en los pasillos rocosos. Para no perturbar el frágil equilibrio del hábitat montañoso, los alpinistas, escaladores y aficionados al boulder deberían seguir una serie de normas de comportamiento, preservar las plantas y animales y respetar los periodos de cierre de determinadas zonas, ya sea por riesgo de incendio o por la cría de aves.

Normas de escalada: los halcones peregrinos crían en afloramientos rocosos.

Comportamiento en la naturaleza durante la escalada

El uso descuidado o desconsiderado de los espacios rocosos puede llevar a cerrar determinados espacios de escalada por la erosión y daños ocasionados. Para que todos los aficionados a la escalada puedan seguir disfrutando de los espacios naturales mientras practican su deporte favorito, es importante comportarse y moverse con respeto por el entorno natural. A continuación te presentamos una serie de normas básicas de comportamiento para cuando hacemos escalada o boulding en la naturaleza:

1. Los preparativos adecuados

Mientras que en la escalada indoor da igual el tiempo que haga y solamente son necesarios algunos preparativos, la escalada y el boulder en la naturaleza requieren una planificación mucho más cuidadosa. Por un lado, es aconsejable prestar atención a las condiciones meteorológicas y, por otro lado, se requiere una técnica de aseguramiento más exigente que conviene entrenar de antemano. Además, hay que tener en cuenta los siguientes puntos a la hora de planificar tu jornada de escalada:

  • Información sobre las reglas de escalada vigentes
    Puede que en la zona donde vayas a escalar exista un reglamento que determine qué se puede hacer, cómo se debe hacer y qué no está permitido. Infórmate al respecto en las webs de las federaciones y/o instituciones competentes.
  • Comportamiento de los escaladores locales
    Según a qué países vayamos a escalar, puede que haya normas de escalada vigentes diferentes a las que se aplican allá donde vivimos. Por ejemplo, en algunos países está prohibido escalar con el torso desnudo. Así pues, presta atención a los escaladores y boulders locales y pregunta por estas normas o intenta informarte antes por internet (por ejemplo, a través de reseñas de otros escaladores que hayan escalado en la zona).
  • Equipo de escalada y viaje sostenible
    Las cantimploras, los envases reutilizables, las fiambreras y las bolsas de tela son compañeros de viaje ecológicos que te serán útiles durante mucho tiempo y evitarán que generes residuos innecesarios. Para tu equipo de escalada busca productos de buena calidad, por razones tanto de seguridad como de protección del medio ambiente.

IdeaEn la web escaladasostenible.org encontrarás información sobre las distintas regulaciones, restricciones, limitaciones y prohibiciones vigentes en distintas zonas de escalada de España.

IdeaEn la web escaladasostenible.org encontrarás información sobre las distintas regulaciones, restricciones, limitaciones y prohibiciones vigentes en distintas zonas de escalada de España.

2. Llegada y aparcamiento

Para una escalada más sostenible, siempre deberías intentar llegar hasta la zona de escalada mediante transporte público. Esto no solo protege el medio ambiente, sino que te ahorra el estrés del viaje. Si no hay otra que llegar en coche, puedes intentar utilizar portales de viajes compartidos o formar tú mismo grupos para compartir vehículo.

En el lugar de escalada, aparca solamente en aquellos espacios indicados y destinados a ello. Las vías de acceso, los caminos forestales y las curvas deben mantenerse siempre despejadas para no obstruir a los servicios de emergencias ni a los residentes.

Una vez hayas llegado al punto donde vas a escalar, busca si hay paneles informativos o consulta en la guía de escalada dónde encontrar la ruta de acceso. No te salgas del sendero, de esta forma no perturbarás el hábitat de algunas especiales vegetales delicadas que habitan en el suelo alrededor de las rocas.

3. Pernoctación

Si vas a estar varios días escalando o practicando cualquier otro deporte de montaña, es aconsejable que planifiques dónde vas a pasar la noche. Por regla general, la acampada libre no está permitida en España, ya que las tiendas solo pueden instalarse en determinados lugares. Si no hay un sitio adecuado para acampar cerca de la zona de escalada, busca un alojamiento, como por ejemplo un refugio de montaña, un camping o un hostal rural. En las regiones donde se practica habitualmente la escalada suele haber una oferta de alojamiento encarada a los aficionados a los deportes de montaña.

AtenciónEncender fuego en la montaña está muy restringido e incluso prohibido durante buena parte del año. Para encontrar más información al respecto, consulta nuestro artículo sobre cómo ser respetuosos con el medio ambiente cuando vamos al monte.

AtenciónEncender fuego en la montaña está muy restringido e incluso prohibido durante buena parte del año. Para encontrar más información al respecto, consulta nuestro artículo sobre cómo ser respetuosos con el medio ambiente cuando vamos al monte.

4. Comportamiento en la naturaleza

Tanto si vas a escalar como a hacer una ruta de senderismo, la regla más importante es: llévate tu basura. Una bolsa para guardar los residuos que generes durante tu salida cabe en cualquier mochila. Por desgracia, no todo el mundo se comporta de forma ejemplar, y siempre hay alguien que deja su basura en el bosque o la montaña. Si tienes espacio en la mochila, y quieres proteger el medio ambiente y dejar un lugar limpio para ti y el resto de escaladores, puedes recoger los envases y otros pequeños residuos que vayas encontrando por el camino.

Los fumadores también deben llevarse las colillas, ya sea en un cenicero portátil o en una lata pequeña. Los filtros de los cigarrillos pueden tardar entre 10 y 15 años en descomponerse de forma natural, siendo una molestia tanto para otros escaladores como para la fauna y flora del lugar. Además, las colillas mal apagadas suponen un auténtico peligro de incendio forestal.

AtenciónEvita hacer ruido y poner música alta cuando estés en la naturaleza, para no molestar a los animales ni al resto de aficionados a los deportes al aire libre. Habla a un volumen razonable y acuerda con tu compañero de escalada las señales no verbales que os vais a dar para comunicaros durante la escalada, así no tendréis que gritar.

AtenciónEvita hacer ruido y poner música alta cuando estés en la naturaleza, para no molestar a los animales ni al resto de aficionados a los deportes al aire libre. Habla a un volumen razonable y acuerda con tu compañero de escalada las señales no verbales que os vais a dar para comunicaros durante la escalada, así no tendréis que gritar.

Escalada en grupo: en la escalada en la naturaleza también es importante el compañerismo y el espíritu de equipo.

5. Los accesorios de escalada

Comprueba con antelación si está permitido utilizar magnesio tanto en la roca que quieres escalar como en la zona de escalada en general. El uso excesivo de magnesio no solo tiene un efecto antiestético, sino que puede resultar perjudicial para la roca. Para escalar de forma especialmente respetuosa con el medio ambiente, se recomienda usar magnesio ecológico. En cuanto al cepillo, usa uno de cerdas naturales para eliminar los restos de magnesio de los puntos de sujeción de cara al siguiente escalador.

También las llamadas clecas son cada vez más habituales. Se trata de marcas en la roca que los escaladores hacen y usan para proporcionar una ayuda visual en la resolución de un problema de escalada. Si marcas estas ayudas, bórralas una vez las hayas utilizado, ya que muchos escaladores prefieren resolver por su cuenta la ruta a seguir, sin ayuda externa, para encontrar así su propio camino de ascensión.

6. Escalada en la roca respetuosa con la naturaleza

La escalada en roca requiere que se respete la naturaleza y se cuiden plantas y animales. Así pues, no arranques ninguna planta, aunque interfiera en tu escalada. Si hay vegetación que dificulta tu ascensión, afróntalo como un reto y esquívala. Los musgos y los líquenes, por ejemplo, crecen lentamente y dan vida a muchos organismos, por lo que arrancarlos significa dañar todo un ecosistema. Por este motivo, es preferible no subir por las rocas que estén muy cubiertas de vegetación.

Para no molestar a la fauna del lugar, algunas zonas de escalada pueden estar sujetas a horas y periodos de cierre, los cuales debes respetar siempre. También existen zonas rocosas más delicadas que están protegidas y donde no se puede practicar escalada. Por lo general, estas zonas protegidas están debidamente señalizadas, pero aun así es recomendable informarse con antelación sobre la existencia de restricciones en la zona donde piensas ir a escalar.

7. Escalada en grupo y compañerismo

La escalada es una pasión compartida y un deporte de equipo, y eso asegura diversión conjunta pero también una serie de responsabilidades para que la experiencia sea satisfactoria para todos los escaladores. He aquí una serie de normas que deberías tener en cuenta para una práctica de la escalada respetuosa con el resto de compañeros escaladores:

  • Control mutuo entre compañeros. Es el método de seguridad más eficaz. Antes de iniciar una escalada, comprueba el cierre del arnés, los nudos y el punto de anclaje, cierre del mosquetón y anclajes en general. También asegúrate de que el extremo de la cuerda esté anudado. Ayuda a tus compañeros a hacer las comprobaciones.
  • Comunicación entre compañeros. Define las señas que vais a utilizar para comunicaros entre el escalador y el asegurador o porteador, y evita gritar instrucciones de difícil comprensión y que puedan resultar molestas para los demás escaladores.
  • Espacio de caída libre. Asegúrate siempre de que el espacio de caída, ya sea en el suelo o en la pared, esté despejado de personas y objetos.
  • Interacción y corrección para mejorar. Presta atención a los demás escaladores y adviérteles de posibles desprendimientos o desperfectos en los anclajes. Una conversación a tiempo evita también conflictos durante la escalada. Además, puedes indicar de forma amistosa determinados errores o puntos de mejora.
  • Planificación de la ruta. Piensa con antelación cómo y por dónde vas a hacer la ascensión. De este modo, evitarás tanto coincidir en la trayectoria de otros escaladores como quedarte atascado.
  • Marcas en la roca. Tanto si escalas como si haces boulder, quita las clecas y marcas que hayas podido hacer en la roca una vez hayas terminado.
  • No hagas chipping. Deja los agarres tal y como están. Debe evitarse cambiar a la fuerza el tamaño o la superficie de agarre.
  • Material ajeno. Las cuerdas y cintas exprés que no sean tuyas o que estén fijas deben dejarse en su sitio y no deben retirarse o cogerse.

En resumen

La roca es un hábitat que alberga varias especies de fauna y flora, algunas de ellas únicas. Si se sigue una serie de normas sencillas a la hora de escalar y hacer boulder en la naturaleza, podrás practicar tu deporte favorito sin perturbar estas formas de vida. Presta siempre atención a la normativa local vigente del sitio donde vayas a practicar la escalada y ten un comportamiento respetuoso con la naturaleza y con la resta de escaladores. De este modo, todos podréis beneficiaros de la escalada al aire libre y proteger a su vez el medio ambiente.

Fuentes de información:

https://escaladasostenible.org/regulaciones/
(última consulta: 04.10.2021)

https://cieloastur.com/blog/escalada-sostenible-asturias/
(última consulta: 04.10.2021)

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/DieterMeyrl

iStock.com/anyaivanova

iStock.com/MikeLane45

iStock.com/nullplus