Con ropa premamá confortable y elegante podrás lucir tu barriga de embarazada de la mejor manera

Moda premamá: cómo vestir para cada ocasión

Vestir ropa cómoda y con estilo durante el embarazo no es un imposible gracias a la moda premamá. La mayoría de embarazadas están muy orgullosas de su barriguita creciente y no dudan en mostrarla. La ropa premamá debe ser confortable y con un corte a la moda, pero ante todo, debe adecuarse a los gustos personales de la futura mamá. En este artículo hemos reunido algunos consejos de moda a tener en cuenta cuando vayas a comprar ropa premamá y te contamos cómo puedes vestirte durante el embarazo a un precio razonable.

AtenciónEs posible que durante las primeras semanas de embarazo quieras guardar tu pequeño secreto y disimular la barriga en la oficina. Puedes encontrar consejos sobre cómo hacerlo en nuestro artículo sobre el embarazo en el entorno laboral.

AtenciónEs posible que durante las primeras semanas de embarazo quieras guardar tu pequeño secreto y disimular la barriga en la oficina. Puedes encontrar consejos sobre cómo hacerlo en nuestro artículo sobre el embarazo en el entorno laboral.

¿Cuándo empieza a ser necesaria la ropa premamá?

El paso de llevar tu ropa habitual a las prendas premamá será una transición lenta. Durante las primeras semanas, te servirá la misma ropa de siempre, luego te empezará a apretar un poco de la cintura, y a medida que tu barriga vaya creciendo, más cortas te parecerán tus camisetas.

El momento a partir del cual empezarás a necesitar llevar ropa premamá depende de la forma de tu cuerpo, tu estilo habitual y, por supuesto, de los cambios físicos que vayas experimentando durante el embarazo. Ten en cuenta que durante la gestación no solamente verás crecer tu vientre, sino que también se ensanchan las caderas y crecen los pechos.

“Me sorprendió lo rápido que mi ropa habitual dejó de quedarme bien, ya que pensaba que tendría que empezar a utilizar la ropa premamá cuando tuviera ya una barriga considerable, pero ya en la semana 12 los pantalones no me quedaban bien y me sentía incómoda incluso con las camisetas más anchas que tenía, debido a su corte. Subestimé por completo cómo cambia mi cuerpo aun sin haber aumentado todavía de peso.”

“Me sorprendió lo rápido que mi ropa habitual dejó de quedarme bien, ya que pensaba que tendría que empezar a utilizar la ropa premamá cuando tuviera ya una barriga considerable, pero ya en la semana 12 los pantalones no me quedaban bien y me sentía incómoda incluso con las camisetas más anchas que tenía, debido a su corte. Subestimé por completo cómo cambia mi cuerpo aun sin haber aumentado todavía de peso.”

Ropa premamá económica: consejos para ahorrar dinero

Aunque es una opción totalmente válida, no siempre es necesario crear un fondo de armario completo para el embarazo. Como la ropa premamá solamente se usa durante unos meses, muchas mujeres prefieren ahorrar algo de dinero al adquirirla. Con un par de consejos útiles puedes optimizar tu armario premamá.

informaciónCompra las prendas premamá de tu talla habitual, pues cuando se diseña adecuadamente la ropa para embarazadas, se tiene en cuenta el cambio de proporciones.

informaciónCompra las prendas premamá de tu talla habitual, pues cuando se diseña adecuadamente la ropa para embarazadas, se tiene en cuenta el cambio de proporciones.

Cómo combinar la ropa premamá

Para estar bien preparada durante el embarazo, es suficiente con tener un armario básico. Cuando compres la ropa premamá, asegúrate de que las partes individuales puedan combinarse fácilmente entre sí. La ropa de colores neutros y sin estampados llamativos suele ser la más adecuada para ello.

Con algunos accesorios como bufandas, chales y collares, puedes personalizar fácilmente y adaptar tu outfit según la situación y la ocasión. Los colores apagados y las joyas discretas resultan idóneos para el día a día en el trabajo. Sin embargo, si quieres algo un poco más colorido o llamativo, puedes conseguirlo, por ejemplo, con un collar grande, unos pendientes brillantes o una bufanda de colores.

Por supuesto, también puedes combinar las prendas premamá con tu ropa normal, siempre y cuando tu barriga de embarazada lo permita. Por ejemplo, con una camisa lisa y una bonita americana tipo jersey se consigue un elegante outfit sin que quede apretada la zona del vientre.

Ropa premamá que crece contigo a lo largo del embarazo

CheckOrdena tu armario de forma regular durante el embarazo y ve guardando en otro lugar las piezas que ya no te entren. De esta manera, tienes a mano solamente las prendas que te quedan bien y evitas largas búsquedas o frustraciones cuando te estés vistiendo.

CheckOrdena tu armario de forma regular durante el embarazo y ve guardando en otro lugar las piezas que ya no te entren. De esta manera, tienes a mano solamente las prendas que te quedan bien y evitas largas búsquedas o frustraciones cuando te estés vistiendo.

Ropa premamá que crece con tu hijo

La ropa especialmente pensada para llevar durante el embarazo se adapta a las necesidades cambiantes de tu cuerpo. Cuando compres tus prendas premamá, asegúrate de que la ropa crece a medida que también va creciendo tu hijo y pueda ser usada, de esta forma, durante más tiempo. Para las prendas superiores, a menudo se añade un cordón situado debajo del pecho. De esta manera, incluso una pieza de corte ancho puede ir ajustándose al tamaño de tu barriga con un resultado estético siempre satisfactorio.

Usa la ropa premamá después de dar a luz

Cuando compres ropa para el embarazo, es una buena idea pensar en el después del parto. Por ejemplo, en vez de comprar un sostén premamá, puedes comprar un sujetador de lactancia, el cual te proporciona el confort y la sujeción necesarios durante la gestación y puede utilizarse inmediatamente después de dar a luz.

Las chaquetas con extensión portabebés permiten ahorrar dinero

También puedes reutilizar muchos de los tops y jerséis premamá durante la lactancia. Gracias a su forma, no solo encajan adecuadamente con tu figura, sino que también tienen unas aberturas disimuladas especiales que te permiten amamantar al bebé sin tener que subirte la prenda o quitártela.

Cuando compres una chaqueta premamá, asegúrate de que tenga la opción de incorporar un portabebés, o sea, una extensión que se sujeta a la chaqueta mediante cremalleras. De esta forma, una vez ha nacido tu hijo, puedes llevarlo cerca de ti y reaprovechar la prenda que has llevado durante el embarazo.

Si cuando vas a comprar la ropa premamá piensas en lo que vas a necesitar después de dar a luz, podrás usar muchas prendas el doble de tiempo y, por consiguiente, conseguirás ahorrar mucho dinero.

Pantalones premamá cómodos y prácticos

Cuando se trata de elegir los pantalones premamá adecuados, la comodidad debe ser la prioridad. Un botón demasiado ajustado o una cintura muy apretada resulta muy molesto en cualquier situación, pero especialmente cuando se está embarazada.

Sin embargo, esto no significa que tengas que renunciar a tu estilo habitual. Al principio del embarazo, puedes hacer un poco de trampa y ensanchar un poco el ojal del botón de los pantalones. Sin embargo, más adelante, cuando tu barriga abulte un poco más, merece la pena comprar unos buenos pantalones premamá. Puedes escoger entre muchos modelos y estilos diferentes, todos caracterizados por un corte que los hace muy cómodos.

Si habitualmente llevas vaqueros, puedes permanecer fiel a tu estilo también durante el embarazo, ya que existen tanto vaqueros premamá que disponen de una banda elástica que ofrece un soporte justo debajo de la barriga como vaqueros de cintura elástica. El tipo que prefieras ya es cuestión de gustos, ya que ambas versiones dan a tu barriga el suficiente espacio para seguir creciendo.

“Personalmente, prefiero los vaqueros con banda elástica, ya que esta cinta adicional le da a mi barriga un soporte extra muy cómodo. Al principio, la banda se me deslizaba a menudo hacia abajo, así que ayudó llevar un top o una camiseta interior bajo la banda. De esta forma, mi barriga quedaba bien sostenida y envuelta con delicadeza.”

“Personalmente, prefiero los vaqueros con banda elástica, ya que esta cinta adicional le da a mi barriga un soporte extra muy cómodo. Al principio, la banda se me deslizaba a menudo hacia abajo, así que ayudó llevar un top o una camiseta interior bajo la banda. De esta forma, mi barriga quedaba bien sostenida y envuelta con delicadeza.”

Tanto los pantalones como los vaqueros premamá se encuentran en diferentes modelos: pantalones de corte bota, culottes, boyfriend o slim-fit. Gracias a su ingenioso diseño, puedes llevarlos durante el embarazo sin que nada te apriete.

En el calor del verano, seguramente agradecerás contar con unos pantalones premamá de tela ligera, ya que no aprietan y permiten la transpiración. Puedes usarlos tanto en la calle como en el sofá de casa, ya que incluso tus pantalones de chándal favorito te empezarán a quedar estrechos a partir del segundo trimestre de embarazo.

Consigue un look agradable y acogedor para el día a día del embarazo

“La mejor decisión fue comprar unas mallas premamá, que me sostienen la barriga sin apretarme. Han reemplazado a los pantalones de chándal que llevaba en casa, pero también los uso en mi día a día, combinándolos con túnicas largas o vestidos jersey.”

“La mejor decisión fue comprar unas mallas premamá, que me sostienen la barriga sin apretarme. Han reemplazado a los pantalones de chándal que llevaba en casa, pero también los uso en mi día a día, combinándolos con túnicas largas o vestidos jersey.”

Camisas y jerséis premamá a la moda

Tus camisetas normales habituales seguramente te servirán durante más tiempo que los pantalones, así que todavía puedes combinarlas con pantalones y faldas premamá durante unas semanas. Sin embargo, en el segundo trimestre notarás que tus prendas superiores empiezan a replegarse por encima de la barriga. Puedes hacer un apaño con una faja para el vientre, pero sin duda se trata de una medida a corto plazo, ya que al final tendrás que pasar a usar ropa premamá.

Las camisetas especiales premamá son más largas y a menudo llegan hasta las nalgas, de modo que sirven para envolver la barriga suavemente hasta el final del embarazo. La camiseta premamá adecuada para ti debe estar hecha de un tejido elástico pero transpirable, además de quedarte bien y ser cómoda de llevar. Tu armario durante el embarazo debería incluir al menos tres cómodas camisetas premamá hechas de materiales suaves y naturales como el algodón orgánico o el lino.

Con un corte ingenioso y bonitos detalles, conseguirás siempre una buena figura: los volantes, pinzas y frunces colocados adecuadamente no solo aseguran que las prendas premamá se ajusten perfectamente a tu cuerpo, sino que también estilizan tu silueta. Especialmente favorecedoras y todoterreno son las prendas superiores cruzadas, ya que siempre se adaptan a tu cambiante figura.

Vestidos premamá para cada ocasión

Fuese su prenda favorita antes del embarazo o no, un vestido premamá suele ser la pieza de ropa más importante en el armario de una embarazada. Con cortes favorecedores y sueltos, un vestido premamá se convierte en el mejor aliado cotidiano en cuanto a moda se refiere, ya que, romántico y cómodo a la vez, es una opción de estilo tanto casual como deportivo.

El vestido premamá: tu compañero diario durante el embarazo

Las ventajas son obvias: gracias a su tejido elástico, el vestido crece a medida que aumenta el tamaño de la barriga, siempre dejando la cintura libre de estrecheces. Con un vestido premamá, tendrás mucha libertad de movimiento aun con la barriga de embarazada en su máximo esplendor.

Además, el vestido es una prenda muy versátil. Un vestido jersey liso, por ejemplo, se puede llevar en verano tanto durante el día a día como convertirse en un traje de negocios o un vestido de fiesta con la ayuda de unos bonitos accesorios. Si las temperaturas bajan, puedes combinar el vestido con unos leggins premamá y una rebeca.

Ropa premamá para fiestas y celebraciones

Si te invitan a una boda, una fiesta de cumpleaños o cualquier otra celebración festiva durante el embarazo, la elección de la ropa que te vas a poner puede llegar a ser un desafío. Una opción es comprar un bonito vestido de fiesta premamá y envolver tu barriga de embarazada con todo el glamour. Sin embargo, si no quieres gastar un dinero extra para una única ocasión, puedes complementar y adornar un vestido premamá normal y corriente con accesorios de forma muy sencilla.

Con un elegante maquillaje y un bonito peinado tienes suficiente para darle un toque festivo a tu vestido, pero si quieres ir aún más allá, tienes la opción de combinarlo con un collar llamativo, adornos para el pelo o un bolso chic. En el caso de que todavía te sientas cómoda y segura con los tacones altos, puedes ponerte unos para acabar de rematar tu outfit. Si no, combina tu vestido premamá con unas cómodas bailarinas o unas sandalias planas.

Un consejo: No es estrictamente necesario que lleves un vestido cuando tengas una celebración a la que acudir. Por ejemplo, combinar unos pantalones chic o una hermosa falda con un top elegante es siempre una opción triunfadora. Encontrarás más consejos de estilo relacionados con las americanas y las blusas en nuestro artículo sobre el embarazo en el entorno laboral. Eligiendo los accesorios adecuados y sabiendo dónde poner el acento en tu indumentaria, podrás crear fácilmente y sin estrés varios outfits tanto para tu día a día en la oficina como para cualquier tipo de celebración.

Estilizar los vestidos para embarazadas con algunos trucos

En resumen

El embarazo es una época maravillosa y emocionante en la que tu vida y tu cuerpo cambian de forma fascinante. Aunque ya no te quepa tu ropa habitual, no tienes por qué renunciar a tu estilo, ya que la ropa de embarazada abarca diferentes estilos. Así que disfruta de estos meses tan especiales y pon tu bonita y creciente barriga en el centro de atención de tu outfit.