global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán, usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Para quién
Sexo
Talla EU
Color
Precio
Marca
Corte
Sostenibilidad
Tipo de sujetador
Diseño
Colección
Singularidades

Sujetadores y ropa interior de lactancia

7 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

La importancia de los sujetadores de lactancia

Los sujetadores de lactancia se utilizan desde hace relativamente pocos años. Es preciso tener en cuenta que los primeros sujetadores convencionales datan del año 1914. A partir de ese momento, la ropa interior premamá comenzó una incesante evolución en diseño y en materiales y a finales del siglo XX aparecieron los primeros sujetadores de lactancia. Esta ropa de lactancia básica tiene una doble finalidad: por un lado, proteger tu pecho; y por otro, permitir que te resulte más fácil alimentar a tu bebé.

Durante el embarazo, tu pecho cambia considerablemente y se vuelve especialmente sensible, pero tras el parto ese cambio y esa sensibilidad son todavía mayores. La característica esencial de los sujetadores de lactancia es que te van a permitir dar el pecho a tu bebé sin tener que quitarte el sujetador, gracias a una abertura que incluyen en la copa. Y también te van a ayudar a vivir tu día a día con gran comodidad, como parte indispensable de la ropa de invierno, como son los jerséis premamá y los abrigos premamá, y como ocurre también con los vestidos de lactancia y los pantalones y faldas premamá.

Qué es importante a la hora de elegir sujetadores de lactancia

Si hay algo fundamental en la ropa de lactancia es la comodidad que te debe proporcionar como mamá de un recién nacido. Así, los sujetadores de lactancia han de ser prendas muy cómodas, que se adapten bien a tu cuerpo y que te proporcionen la sujeción necesaria para tus pechos. Por ello, a la hora de comprar sujetadores de lactancia, tendrás que elegir bien la talla.

Has de considerar que tus pechos han sufrido un cambio importante durante la lactancia, con lo que es probable que necesites una talla mayor de la que utilizas habitualmente. Por eso, es muy recomendable que esperes a dar a luz para comprar tus nuevos sujetadores de lactancia para conocer tu nueva talla. En C&A tienes una guía de tallas que te permite encontrar el tamaño adecuado con solo medir el perímetro de tu pecho.

Con tus sujetadores de lactancia podrás realizar todo tipo de actividades. Por ejemplo, si eres una mujer deportista, la ropa deportiva premamá te aporta gran sujeción para utilizar con una camiseta deportiva roja, tus mallas negras y tus zapatillas de deporte multicolor.  Y no te olvides de los bañadores premamá en diversos cortes y tonos para disfrutar de la piscina o de la playa.

Siempre en aras de la comodidad, es muy recomendable que tengas en cuenta otros factores importantes a la hora de elegir tus sujetadores de lactancia. Por ejemplo, fíjate siempre en la anchura de los tirantes, sobre todo si tu pecho ha crecido mucho y necesitas mejorar la sujeción. También has de determinar si quieres utilizar sujetadores de lactancia con aro o sin él, pues encontrarás modelos con ambas opciones. Y otro elemento que es muy importante es la transpirabilidad del tejido y la calidad del mismo que te han de garantizar la ausencia de cualquier tipo de rozamiento.

En C&A descubrirás ropa de lactancia a precios asequibles y fabricada con algodón orgánico, que es un tejido natural, altamente transpirable y que procede de la agricultura ecológica. Con ello, además de estar cuidando tu piel, estás aportando tu granito de arena a la protección del medio ambiente. Y por supuesto, también tienes que decidir el sistema de apertura que prefieres para poder dar el pecho a tu bebé de la forma que te resulte más cómoda. La apertura frontal suele ser la que elige la mayoría.

El diseño de los sujetadores de lactancia

Usar sujetadores de lactancia no quiere decir en absoluto que renuncies al diseño. De hecho, desde que el uso de esta ropa interior de lactancia se generalizó, los diseñadores de las diferentes marcas comenzaron a trabajar en la creación de modelos de todo tipo. De esta forma, podrás encontrar no solo esos sujetadores de lactancia prácticos, cómodos y funcionales, sino que vas a poder elegir la prenda que te guste. Los modelos más sencillos son aquellos que no tienen costuras, ni aros y que presentan una apertura frontal con un clip.

Si eres una mujer muy práctica, estos sujetadores de lactancia serán el complemento que necesitas para utilizar con blusas premamá o con camisetas de lactancia, como esa de lunares que tanto te gusta, con tus pantalones vaqueros premamá y los zapatos casual naranjas que todavía no has estrenado. Y no te olvides de tus gafas de sol.

Pero si eres de las que busca sujetadores especiales o con una estética muy especial, conviene que sepas que puedes encontrar modelos con encaje, con aros, con relleno y también de todos los colores. Un sujetador negro de encaje con tus vestidos premamá de terciopelo negro de silueta straight, unos zapatos de tacón rojos y un bolso del mismo color pueden configurar un look ideal para cualquier celebración.

Y no solo la estética juega un papel importante en el diseño de los sujetadores de lactancia, sino que es clave en el aspecto más funcional. Son muchos los factores en los que te puedes fijar para elegir tu sujetador. Así, si prefieres no estar tan pendiente de la talla,  puedes elegir los denominados sujetadores evolutivos, que se ajustan al tamaño cambiante de tus pechos, gracias a que disponen de tiras ajustables en los hombros y en la espalda.

Fíjate también en el tipo de tirantes del sujetador y en la forma, pues a lo mejor quieres los que presentan una espalda de estilo deportivo. Si prefieres sujetadores con aro, apuesta por aquellos que te ofrezcan la garantía de ser muy flexibles, para que nunca te hagan daño. Y por último, no te olvides de leer bien las instrucciones de lavado para respetar la suavidad y mantener los sujetadores de lactancia como nuevos. Generalmente, estas prendas delicadas es conveniente lavarlas a mano o en programas de lavado a máquina especiales.