Ropa de invierno para estar en casa: diferentes outfits para mujeres, hombres y niños.

Ropa de abri­go para es­tar en casa: cómo ves­tir por ca­pas con es­ti­lo

Cuando empieza a hacer frío es el momento perfecto para sacar la ropa de invierno del armario y acurrucarse en el sofá. Para ir abrigado en casa y protegerte convenientemente del frío, puedes optar por una vestimenta por capas que te permita mantenerte siempre caliente. A continuación, te mostramos en qué consiste un look a capas y cómo puedes estilizarlo. También te contamos qué tejidos mantienen mejor el calor y te ofrecemos unos consejos útiles sobre qué outfits resultan perfectos para estar en invierno en casa.

Te­ji­dos para el in­vierno: ¿cuá­les man­tie­nen me­jor el ca­lor?

Cada material tiene sus particularidades, por lo que unos tejidos mantienen el calor mejor que otros. En general, las fibras que pueden atrapar mucho aire retienen mejor el calor corporal. Si quieres ir bien abrigado en invierno, puedes confiar, por ejemplo, en los siguientes materiales:

Cachemir: un hombre con un jersey de cachemir.

Cachemir: cálido y lujoso al mismo tiempo

El cachemir es una lana preciosa que procede de la cabra de Cachemira. Sus fibras onduladas forman pequeñas cámaras de aire que retienen el calor corporal y protegen del aire frío. Se trata de un material ligero, confortable y con un tacto casi sedoso con la piel. Además, las fibras naturales del cachemir también repelen la suciedad y los olores, por lo que no es necesario lavar las prendas de este material con mucha frecuencia. Tan solo dejando que tu prenda de cachemir se airee durante la noche, volverá a estar lista para que te la pongas.

Lujoso cachemir
Lana: una mujer vestida con un jersey de lana.

Lana y mezcla de lana: tejidos naturales para tu ropa de abrigo

Con una prenda de lana, no tienes motivo para temer al frío. Aproximadamente, el 85% de un tejido de lana es aire, cosa que hace que una prenda de este material almacene muy bien el calor. Se trata, pues, de un verdadero seguro contra el frío. Sin embargo, sus suaves fibras no solo retienen el calor, sino que también absorben la humedad sin que la ropa se note mojada. En muchas prendas se mezcla la lana con otros tejidos para combinar las propiedades beneficiosas de varios tipos de fibras.

Ropa de lana caliente
Forro polar: un hombre se abrocha una prenda de forro polar.

Forro polar: aislante y resistente

El forro polar aísla bien del frío y abriga. La calidez del tejido es comparable a la de la lana, pero su tacto con la piel resulta aún más suave. El material está hecho de fibras sintéticas de poliéster, por lo que los forros polares suelen ser ligeros y económicos. Además, la ropa hecha de forro polar es muy sencilla de mantener, ya que es resistente y se seca rápidamente, lo que la hace fácil de lavar e ideal para el uso diario.

Ropa aislante de forro polar
Abrigo Teddy: una mujer se arropa con su abrigo Teddy.

Abrigos Teddy: suaves y ligeros

Si prefieres que tu prenda de abrigo sea aún más confortable, puedes optar por uno tipo Teddy. Las fibras largas y finas de su tejido hacen que sea una prenda especialmente suave al tacto y perfecta para llevar por casa como ropa de abrigo. El aspecto afelpado recuerda a los muñecos de peluche, de aquí su nombre. Los abrigos Teddy son muy ligeros y fáciles de lavar, por lo que son idóneos para una acogedora tarde de sofá.

Ropa Teddy confortable
Ropa térmica: un hombre lleva una camiseta interior térmica de manga larga.

Tejido térmico: ropa de abrigo incluso a temperaturas bajo cero

Con la ropa térmica, siempre estarás protegido del frío invernal. El tejido térmico es mixto, ya que combina las mejores propiedades de las fibras naturales y sintéticas. Además, algunas telas térmicas están tratadas con aditivos como el teflón, los cuales aumentan aún más la capacidad de aislamiento de la ropa para que no pases frío aun con temperaturas bajo cero. La ropa térmica es especialmente transpirable, pero al mismo tiempo retiene el calor generado por el cuerpo. Se trata de un material usado principalmente para la ropa interior, aunque también puedes encontrar pantalones, camisetas y chaquetas de tejido térmico que te mantendrán siempre bien abrigado.

Ropa térmica de abrigo
Velur: una mujer lleva un pijama de velur.

Velur: abrígate con un tejido aterciopelado

Este material también tiene un aspecto muy similar al terciopelo. El velur está formado por muchas fibras largas que dan al material una suavidad sorprendente a la vez que mantienen el calor. Este tejido mullido está hecho principalmente de algodón, una mezcla de fibras y poliéster, por lo que es muy asequible. Sin embargo, la ropa de velur tiene un aspecto sofisticado a la par que te mantiene abrigado los días fríos de invierno. Gracias a su increíble robustez y durabilidad, las prendas de velur te durarán mucho tiempo.

Ropa aterciopelada
Chenilla: una mujer lleva un jersey de chenilla azul.

Chenilla: tejido suave para ropa de abrigo

Con su superficie aterciopelada, la chenilla no solo tiene aspecto de ser de alta calidad, sino que es incluso más suave que el propio terciopelo. Este material tan confortable suele ser de algodón, pero también de fibras de viscosa, de polipropileno o de fibras poliacrílicas. La chenilla proporciona una agradable sensación de suavidad sobre la piel, por lo que a menudo se utiliza para fabricar ropa de abrigo. El tejido es grueso, aislante y duradero, lo cual lo convierte en un todoterreno para los días de frío.

Ropa confortable

Ten en cuenta que..

.... las prendas fabricadas únicamente con algodón o poliéster no retienen bien el calor a bajas temperaturas. Para evitar helarte en invierno y mantener una sensación térmica agradable en todo momento, merece la pena invertir en ropa de abrigo hecha de cachemir, lana o incluso de tejido térmico. Estas prendas te mantendrán siempre caliente y te acompañarán durante muchos años.

Ves­tir­se por ca­pas en in­vierno: pro­té­ge­te del frío con es­ti­lo

Llevar un outfit a capas (también conocido como el método de la cebolla) es una manera práctica de vestirse para no pasar frío en invierno. Tanto si sales a pasear durante los días más fríos del año como si te quedas en casa, utilizando varias capas de ropa de abrigo te protegerás fácilmente del frío de forma óptima. A continuación, te mostramos cómo funciona el sistema por capas para que estés siempre caliente y a gusto en casa.

Vestir por capas: propuesta de outfit para estar en casa en invierno.

Cómo vestirse por capas sin descuidar el estilo

Una vestimenta por capas consiste en llevar varias prendas finas una encima de la otra. Esto crea espacios de aire entre las diferentes piezas de ropa, lo cual dificulta que el calor de tu cuerpo se disipe y, por lo tanto, te mantiene caliente y confortable. Además, al vestir por capas puedes combinar las mejores propiedades de diferentes tejidos y crear así un outfit confortable idóneo para llevar por casa.

Así es como puedes vestir en invierno para no pasar frío utilizando un sistema por capas:

  • Capa base: compuesta por ropa interior transpirable. La ropa interior larga o incluso la ropa interior térmica pueden combinarse con una camiseta interior. Un par de calcetines largos sirven para completar la capa base.

  • Capa aislante: esta fina capa sirve para evitar que se escape el calor de tu cuerpo. Dependiendo del frío que haga, una camiseta o un top de manga larga pueden servir. Si quieres un look un poco más arreglado, también puedes ponerte una camisa o una blusa. Para mantener las piernas calientes, unos pantis o unas mallas de invierno te serán muy prácticos.

  • Capa de abrigo: en esta capa entran en juego las prendas que te proporcionan calor. Los jerséis, chaquetas y chalecos de punto son idóneos para la parte de arriba. Tanto los pantalones de pana como los de tela te servirán para complementar el conjunto. Finalmente, unos calcetines cálidos y confortables evitarán que se te enfríen los pies.

  • Accesorios: una bufanda, un beanie elegante, unas zapatillas de casa calientes y una manta pueden acabar de proporcionarte toda la comodidad y calidez cuando estés en el sofá.

Lo mejor del look a capas es que puedes quitarte piezas de ropa fácilmente si tienes demasiado calor. A la hora de perfilar tu outfit, tienes la opción de combinar diferentes longitudes para acentuar las capas con estilo. También puedes crear un estilo interesante combinando ropa ajustada, como los leotardos, con ropa suelta, como un jersey oversize, un vestido de invierno o una cálida falda de invierno. La mezcla de diferentes materiales, colores y estampados puede hacer que tu atuendo resulte aún más atractivo.

¿Sabías que...

... también puedes utilizar el método de la cebolla para evitar tener frío en los pies? Combina los calcetines (térmicos) con calcetines de chenilla y unas zapatillas de casa confortables. De esta forma, tus pies estarán siempre calentitos.

Ropa de abri­go para mu­je­res: es­tas pren­das te pro­te­ge­rán del frío

Abrígate bien sin perder tu estilo: con prendas hechas de materiales naturales como la lana, las mezclas de lana y el cachemir, podrás hacerlo fácilmente. Estos finos tejidos mantienen el calor y no necesitan ser lavados a menudo, pues con airearlos un poco ya es suficiente para poder volverlos a llevar. Otra buena opción para combatir el frío en casa son los pantalones de tela, ya que mantienen el calor mejor que los vaqueros y resultan confortables, por ejemplo, para una noche de cine en el sofá. Si aun así sigues teniendo frío, puedes ponerte unos pantis o unas mallas de invierno debajo de los pantalones. En caso de que prefieras algo un poco más elegante, puedes optar por un vestido de invierno o una cálida falda de invierno de cachemir. Para dormir bien, tienes la opción de usar un pijama confortable hecho de materiales que den calor. Unos calcetines o unos calentadores mantendrán tus pies calientes en todo momento. Una manera de evitar el frío en los pies es llevando unas zapatillas de casa calientes que sean de una talla más grande. De este modo, te las podrás poner sin problema aunque lleves calcetines gruesos y podrás acurrucarte cómodamente bajo la manta del sofá.

Ropa de abrigo de mujer: propuesta de outfit para estar en casa en invierno.
tú te en­car­gas de aho­rrar ener­gía no­so­tros de tu co­mo­di­dad

Ropa de abri­go para hom­bres: sién­te­te li­bre gra­cias a los te­ji­dos tér­mi­cos

Si no quieres ver limitada tu elección de ropa a pesar de las bajas temperaturas, la ropa interior, los calcetines y los pantalones de tejido térmico pueden ser la solución idónea. Usando ropa interior térmica, tendrás libertad de elección para el resto de prendas, pudiendo optar por piezas finas. En caso de que prefieras llevar ropa de abrigo, los jerséis y cárdigans de cachemir o lana resultan ideales porque no solo tienen un aspecto elegante, sino que también te mantienen caliente en todo momento y son transpirables. Para un look informal en casa, una camisa de franela también es una buena opción como capa ligera y confortable para los hombres. Añádele al conjunto una bufanda suave de cachemir y unos calcetines confortables. Un jersey de cuello redondo o un chaleco de punto combinado con una camisa también son opciones atemporales que te mantendrán caliente en casa y en la oficina a la vez que te darán un look elegante. Para la noche, con un pijama caliente de forro polar o franela descansarás a gusto y sin preocuparte por el frío.

Ropa de abrigo de hombre: propuestas de outfits para estar en casa en invierno.
tú te en­car­gas de aho­rrar ener­gía no­so­tros de tu co­mo­di­dad

Ropa de abri­go para ni­ños: cómo pro­te­ger del frío a los pe­que­ños de casa

La ropa de abrigo no debería restringir la libertad de movimientos de los niños, de tal forma que los pequeños puedan seguir jugando y moviéndose a su aire por casa. Por eso es una buena idea poner en práctica un sistema de capas y combinar varias prendas finas que sean fáciles de poner y quitar. Por ejemplo, se puede combinar una camiseta interior con una de manga larga y una chaqueta de punto. Para mantener las piernas calientes, nada mejor que unos leotardos o unos pantalones de tela. De este modo, tu hijo podrá quitarse una capa si tiene demasiado calor. La ropa interior y las prendas térmicas mantendrán a tu hijo bien abrigado durante todo el invierno. Con un gorro ligero, compensarás el calor que pierda por la cabeza. Por la noche, un pijama confortable puede garantizar un sueño reparador para que tu hijo pueda recargar energías de cara al día siguiente.

Ropa de abrigo para niños: propuestas de outfits para estar en casa en invierno.
10 % de descuento*
Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10 % de descuento en tu próxima compra.

warningIntroduce una dirección de correo electrónico válida.

Paypal
PaypalCompre ahora y pague a los 30 días. Más información