global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Unos niños realizan ejercicios de suelo en colchonetas para gimnasia

La gimnasia como actividad extraescolar para niños

¿Quién no se maravilla ante las impresionantes acrobacias que los niños gimnastas llevan a cabo? Incluso los más pequeños parecen dar volteretas, saltar y columpiarse sin esfuerzo alguno, sirviéndose de aparatos o simplemente practicando en el suelo. Si a tu hijo también le gusta esta disciplina y muestra interés por probar este deporte como actividad extraescolar, deberías acompañarlo a una clase de prueba, así podéis ver en qué consiste una clase de gimnasia.

En este artículo te informamos sobre la gimnasia como actividad extraescolar para niños, explicamos qué disciplinas existen, a qué edad puede comenzar tu hijo a practicar este deporte, qué costes conlleva y cuánto tiempo semanal se debe planificar para ello. Además, encontrarás una checklist para la bolsa de gimnasia en formato PDF.

El término “gimnasia” suele incluir distintas disciplinas, como la gimnasia rítmica, la acrobática o la gimnasia en trampolín. En este artículo nos vamos a centrar en la gimnasia artística, que se puede dividir en gimnasia en aparatos y gimnasia en suelo.

Con el fin de ofrecer la visión más amplia posible de las clases de gimnasia, en el artículo incluimos también los precios que pueden tener dichas clases y el equipamiento necesario. Hay que tener en cuenta que estos costes son orientativos y que pueden variar según la ciudad y el centro que ofrece la actividad.

Una niña realizando gimnasia en posición de equilibrio invertido de manos

Cómo saber si la gimnasia es la actividad extraescolar adecuada para tu hijo

La gimnasia es la mezcla perfecta de elegancia y fuerza. Al igual que el baile, este tipo de disciplina fomenta las competencias corporales, mentales y sociales de tu hijo. Además, refuerza los músculos, el sentido del equilibrio y mejora la condición física de quienes la practican.

  • Fortalece el aparato locomotor y desarrolla los músculos.
  • Sirve para entrenar la conciencia corporal y el equilibrio.
  • Fomenta la confianza en uno mismo y la resistencia.

A través de este deporte tu hijo aprenderá movimientos acrobáticos, en los que se hace mucho hincapié hasta lograr la técnica correcta para su ejecución. Cada salto, giro y figura se practican hasta que se logran ejecutar de manera impecable. Solo se logra reproducir movimientos grupales homogéneos si la ejecución de los movimientos individuales es correcta. Realizando los ejercicios con la técnica adecuada, se minimiza el riesgo de lesiones.

ConsejoEl pedagogo Friedrich Ludwig Jahn acuñó el término “gimnasia” y contribuyó a que esta disciplina se popularizara a principios del siglo XIX[1].

ConsejoEl pedagogo Friedrich Ludwig Jahn acuñó el término “gimnasia” y contribuyó a que esta disciplina se popularizara a principios del siglo XIX[1].

¿A partir de qué edad puede comenzar tu hijo a practicar gimnasia?

La gimnasia es una disciplina exigente que también proporciona diversión a los más pequeños. Lo bonito de este deporte es que es apto para cualquier edad, independientemente de la condición física. A partir del primer año de vida, un bebé ya puede asistir a clases de gimnasia en compañía de alguno de sus padres. En estas clases los más pequeños ruedan pelotas, se balancean sobre bancos o se arrastran por debajo de obstáculos. Los padres ayudan a sus hijos con los ejercicios y, paso a paso, los pequeños aprenden a evaluarse a sí mismos y a sus cuerpos, así como a conocer sus límites. También mejorarán sus habilidades físicas y se sentirán contentos con sus logros.

Los niños de tres a seis años de edad practican secuencias de movimiento más complejas dentro de la modalidad de gimnasia infantil. Se trata de entrenamientos con carácter lúdico, por lo que los niños se divierten mientras mejoran sus habilidades. A estas alturas ya comienzan a realizar sus primeras volteretas y a probar la postura del equilibrio invertido de manos o, como popularmente se conoce, el pino.

A partir de la edad escolar los niños comienzan a familiarizarse con los diferentes aparatos. Algunos de los ejercicios que con anterioridad se realizaban sobre el suelo pueden comenzar a realizarse en algunos aparatos, por ejemplo, sobre barras de equilibrio.

Puede resultar relevante comenzar con la gimnasia tan pronto como sea posible, aunque para este deporte nunca sea demasiado tarde. Si tu hijo manifiesta interés por esta disciplina, deberías asistir con él a una clase de prueba.

Disciplinas de la gimnasia

Las disciplinas clásicas de la gimnasia abarcan la gimnasia de aparatos y la gimnasia en suelo. Estas, a su vez, incluyen subcategorías como, por ejemplo, la gimnasia general, la gimnasia rítmica y el volteo[2]. Con el paso del tiempo, tu hijo puede especializarse en una subdisciplina y entrenarla de forma más específica.

La gimnasia de aparatos para niños

En este tipo de gimnasia se llevan a cabo ejercicios en diferentes aparatos. Se diferencia entre tres tipos de ejercicios:

  • ejercicios de giro
  • ejercicios estáticos
  • ejercicios de elevación y descenso

Los niños aprenden a inclinar y girar sus cuerpos, a balancearse hacia arriba y abajo en aparato, a dar volteretas y a saltar. Los ejercicios estáticos incluyen ponerse de pie, colgarse, sentarse y acostarse.

Las secuencias de movimiento en los distintos aparatos tan solo se diferencian en su diseño y ejecución. Sin embargo, los ejercicios y habilidades básicas que se deben adquirir son similares para cada uno de los aparatos. Se entrenan el equilibrio, la fuerza y la movilidad, así como la expresión y la estética.

Un niño realiza ejercicios sobre un aparato

Niñas y niños suelen practicar con aparatos diferentes. Mientras que las chicas hacen ejercicios en las barras asimétricas y la barra de equilibrios, los chicos entrenan en la barra fija, las barras paralelas y las anillas. Los ejercicios de suelo y los saltos los suelen llevar a cabo tanto las chicas como los chicos.

IdeaAdemás de los aparatos de competición típicos de la gimnasia, existen otros que se pueden utilizar para el entrenamiento, como la caja o el trampolín.

IdeaAdemás de los aparatos de competición típicos de la gimnasia, existen otros que se pueden utilizar para el entrenamiento, como la caja o el trampolín.

Una niña realizando un remonte hacia atrás

La gimnasia de suelo para niños

En la gimnasia de suelo, los atletas disponen de una colchoneta con muelles de 12 x 12 metros, en la que se pueden realizar saltos, elevaciones y descensos, así como ejercicios de giro. Los ejercicios deben estar conectados entre sí de forma fluida. Tu hijo puede terminar una voltereta lateral realizando un spagat o rodando por la colchoneta tras un salto.

La flexibilidad, la fuerza y la postura corporal son las cualidades más importantes en la gimnasia de suelo. Solo aquellos que tienen suficiente fuerza en los brazos lograrán ponerse de pie y solo aquellos que sean lo suficientemente flexibles serán capaces de abrirse de piernas. Los ejercicios de suelo los realizan tanto niños como niñas por igual. Los remontes hacia atrás, saltos y otras acrobacias requieren una gran concentración durante su ejecución, por lo que los niños suelen comenzar primero con ejercicios más sencillos. Se realizan volteretas hacia adelante y hacia atrás, las piernas se mantienen rectas en el aire o se realiza la postura del puente. Los ejercicios de salto se inician a menudo en el trampolín, para entrenar las articulaciones y los músculos de las piernas.

Gimnasia rítmica deportiva

Aunque la gimnasia rítmica es un subtipo dentro de la gimnasia y difiere de la gimnasia en suelo como tal, se trata de una modalidad bastante popular entre las niñas. Dentro de la gimnasia rítmica hay algunos ejercicios como giros, saltos y figuras que se realizan en el suelo, que pueden acompañarse con alguno de estos accesorios o aparatos[3]:

  • mazas
  • pelota
  • cinta
  • aro

AtenciónLa gimnasia es una disciplina olímpica de competición que se estableció desde los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna.

AtenciónLa gimnasia es una disciplina olímpica de competición que se estableció desde los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna.

Clases de gimnasia: costes, tiempo dedicado y equipamiento

Para ir avanzando en el mundo de la gimnasia, se recomienda que se entrene unas dos veces por semana. No se trata de un deporte de competición en el que tu hijo tenga que sentirse bajo presión. Muchos niños practican gimnasia sin fines competitivos, tan solo para divertirse y mantenerse en forma. A los que les gusta este deporte disfrutan tanto practicándolo como enseñándole a sus familias y amigos las acrobacias que van aprendiendo. La diversión debe estar por encima de todo.

  • Edad de inicio: los bebés, a partir de un año en compañía de sus padres; a partir de los tres años, sin compañía
  • Tiempo dedicado: para principiantes, de 1 a 2 veces por semana; para quienes poseen un nivel más avanzado, de 2 a 3 veces por semana (desde 60 hasta 90 minutos aproximadamente por clase)
  • Contenido del entrenamiento: ejercicios con aparatos y en suelo
  • Costes: las clases pueden tener unos costes mensuales de entre 30 y 80 euros (los precios pueden variar según el nivel del alumno, la ciudad, el número de alumnos por clase y la escuela); si se trata de un profesor particular, los precios dependerán de la experiencia y de la formación del mismo

Para adentrarse en el mundo de la gimnasia deportiva, tu hijo no necesitará un gran equipamiento. Bastará con unas zapatillas cómodas y ropa de deporte normal. Si no dispusiese de alguna de estas prendas para comenzar las clases, deberás contar con un gasto de entre 40 y 80 euros para comprarlas. Dado que en las instalaciones de entrenamiento se dispone de gran parte del material necesario, como barras o caballos con arcos, no será necesario invertir dinero en ello. Habrá más gastos conforme tu hijo avance en esta disciplina o si elige la gimnasia rítmica. En estos casos serán necesarias camisetas de entrenamiento y competición, zapatillas de deporte especiales con suela de cuero y sus propios accesorios para el entrenamiento. Contando con esto, los gastos podrán aumentar unos 100 euros. Es habitual que los pequeños accesorios, como cintas y mazas, puedan adquirirse en el mismo centro donde se hacen las clases.

En resumen

Practicar gimnasia es divertido y aporta numerosos beneficios para el desarrollo mental y corporal de los más pequeños. A través del entrenamiento, tu hijo mejorará su fuerza, resistencia y flexibilidad. Además, la gimnasia ayuda al correcto desarrollo de huesos y articulaciones, por lo que evitará problemas de postura que suelen asociarse a estilos de vida sedentarios. Tu hijo aprenderá también a no tener miedo ante los retos, ya que verá reforzada la seguridad en sí mismo, una mejora que le será útil en diferentes ámbitos de la vida.

Fuentes de información:

[1] https://gimnasia.mundeportes.com/origen-de-la-gimnasia/

[2] https://www.lifeder.com/tipos-gimnasia/

[3] https://deporteysalud.hola.com/complementosdeportivos/20160916/complementos-practicar-gimnasia-ritmica/

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/ KatarzynaBialasiewicz

iStock.com/ ssj414

iStock.com/ M_a_y_a

iStock.com/ houdre