Cómo ser más sostenible en casa: una mujer revisa los botes de vidrio de su despensa.

Consumo sostenible y responsable: cómo ahorrar con un estilo de vida sostenible

Llevar un estilo de vida sostenible no tiene por qué ser caro, sino todo lo contrario: incorporando hábitos respetuosos con el medio ambiente y consumiendo de forma más responsable, podrás ahorrar mucho dinero a final de mes. En este artículo te ofrecemos ideas y consejos sobre hábitos y alternativas sostenibles que no solo son beneficiosas para el medio ambiente, sino también para tu bolsillo.

Cómo ser más sos­te­ni­ble en tu día a día y aho­rrar di­ne­ro

Un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente se basa, entre otras cosas, en utilizar los recursos disponibles de forma responsable. Esto no solo significa hacer un uso eficiente de la electricidad, el agua corriente y la calefacción, sino también de los alimentos y del resto de bienes de consumo. Los beneficios de este consumo responsable repercuten tanto en el medio ambiente como en la economía doméstica.

Si priorizas la compra de objetos de segunda mano, apagas las luces cuando no las necesitas y haces un uso racional del agua, por poner solo unos ejemplos, proteges el medio ambiente a la vez que ahorras dinero. Así pues, actuar de forma sostenible no se traduce en tener que adquirir productos caros, sino en ser frugal y no desperdiciar nada.

Con­se­jos de con­su­mo res­pon­sa­ble para ser más sos­te­ni­ble y aho­rrar di­ne­ro

Para que tu día a día sea más sostenible, basta con cambiar ligeramente tus rutinas y hábitos diarios. De esta forma, poco a poco irás encontrando alternativas y soluciones sostenibles. A continuación te listamos unos cuantos consejos que pueden ayudarte a incorporar hábitos de vida sostenibles a tu día a día.

Cómo ser más sos­te­ni­ble en casa: ali­men­ta­ción y co­ci­na

Un enfoque responsable y sostenible de la alimentación puede suponer ahorrarse dinero a final de mes. Los siguientes consejos te permitirán ahorrar dinero en la cocina a través de la sostenibilidad:

  • Cocina en vez de comprar o encargar comida preparada. Si cocinas tus comidas, ahorrarás mucho dinero y, a la vez, ayudarás a proteger el medio ambiente. Y ya que estás, utiliza productos de temporada y de proximidad, lo cual no solo es más sostenible, sino que también sirve para reforzar la economía local. Además, los productos de temporada suelen ser más baratos. Ten en cuenta que cocinar platos vegetarianos también es más económico.

  • Aprovecha las sobras. Es habitual que después de comer o cenar sobre algo de comida: no la tires. Es más sostenible aprovecharla para cocinar otro plato o para comer al día siguiente. Ten en cuenta también que muchos alimentos pueden consumirse más allá de su fecha de caducidad, siempre y cuando presenten un buen estado.

  • Conserva los alimentos. Congelar, deshidratar, encurtir o hacer conserva: existen muchas técnicas para conservar aquellos ingredientes que acumulas en gran cantidad, ya sea porque tienes un huerto o porque has aprovechado una oferta de la verdulería. Además, si los conservas, podrás disfrutarlos durante más tiempo, incluso fuera de temporada.

  • Bebe agua del grifo. El agua del grifo no solo es más barata que la embotellada, sino que también es más sostenible, ya que ahorras los costes y la contaminación derivados de su producción, envasado y transporte.

  • Utiliza alternativas sostenibles. Hay muchas alternativas sostenibles a los productos convencionales de cocina. Su principal característica es que son reutilizables y, por tanto, más económicas:

    • Cápsulas de café: en vez de usar las desechables, puedes optar por usar cápsulas de café recargables, de esta forma reducirás la cantidad de residuos que generas cada día. Otras opciones: hacer café de filtro (con filtros reutilizables) o con una cafetera italiana.

    • Papel de cocina y estropajos: sustituye el papel de cocina por paños lavables que puedas utilizar una y otra vez. Para fregar los platos, tienes la opción de los estropajos biodegradables.

    • Papel de aluminio y film transparente: para guardar las sobras de comida de forma sostenible, puedes utilizar envoltorios de cera de abeja, un cuenco con una tapa casera reutilizable o bolsas zip. De esta forma, no necesitarás usar productos desechables como el papel de aluminio. Para llevarte comida al trabajo o de excursión, tienes la opción de utilizar una fiambrera metálica o una bolsita de tela que puedes hacer en casa.

    • Papel de horno: en este caso también existen láminas para horno reutilizables hechas de silicona que son una alternativa sostenible al papel de horno convencional.

__________

Un consejo:

Presta siempre atención a los materiales de los productos e intenta comprar aquellos que sean reutilizables y sostenibles. Puede que su precio sea más elevado, pero la inversión se amortizará con el paso del tiempo, ya que podrás utilizarlos muchas veces.

__________

Sos­te­ni­bi­li­dad en casa: cómo aho­rrar sien­do más sos­te­ni­ble en el ho­gar

El salto hacia la sostenibilidad doméstica no solo se limita a la cocina. También hay muchas alternativas sostenibles para el resto de la casa:

Estilo de vida sostenible: una mujer sirve un café hecho con un filtro reutilizable.
  • Limpia con productos caseros. En lugar de gastar mucho dinero en productos de limpieza, puedes elaborarlos por tu cuenta. Con ingredientes respetuosos con el medio ambiente, como el ácido cítrico, el bicarbonato de sodio, el vinagre y el jabón sólido natural, puedes hacer tus propios productos de limpieza o incluso tu jabón casero para la lavadora a bajo coste.

  • Reutiliza los envases de vidrio. Puedes lavar los frascos y botellas de salsas y conservas y reutilizarlos como recipientes de almacenamiento.

  • Utiliza programas ecológicos. Muchos lavavajillas y lavadoras tienen programas ECO que sirven para ahorrar agua y electricidad. Para un uso aún más eficiente, asegúrate también de que utilizas estos electrodomésticos siempre a plena carga.

  • Haz tu propio huerto. Ya sea en el jardín o en el balcón, las verduras cultivadas en casa tienen buen sabor y salen muy bien de precio, ya que las semillas y el plantel suelen ser baratos. Además, en el caso de algunas hortalizas, como las zanahorias, las patatas, los puerros o las cebollas, puedes cultivarlas a partir de un trozo de las mismas.

  • Haz tu propio abono. Composta los restos de comida (por ejemplo, con una caja especial para compost) para abonar luego tus plantas.

  • Ahorra recursos. Reduce el consumo con acciones muy sencillas: dúchate en lugar de bañarte, apaga las luces cuando no las necesites y apaga completamente los electrodomésticos en vez de dejarlos en standby. Todo esto ahorra recursos y dinero.

  • Llévate un tentempié. De camino al trabajo es fácil caer en la tentación de comprarse un café o algo para picar. Para ahorrar dinero y generar menos residuos, prepárate antes de salir de casa un tentempié y un café, mételos en una fiambrera y en un termo y llévatelos al trabajo.

  • Utiliza alternativas sostenibles. He aquí algunas alternativas para ahorrarte dinero en tu día a día:

    • Servilletas, pañuelos y toallitas desmaquillantes: en vez de comprar las versiones desechables de estos productos, opta por servilletas, pañuelos y toallitas desmaquillantes de tela que puedas lavar y reutilizar.

    • Pajitas: las alternativas sostenibles de vidrio o metal son un buen sustituto de las pajitas de plástico.

    • Material de oficina: utiliza cartuchos de impresora recargables para tu impresora, ya que son más económicos y sostenibles. Intenta también ahorrar papel e imprimir por las dos caras. Puedes utilizar el papel sobrante para notas.

    • Papel de regalo: envuelve tus regalos con piezas de tela o papel reciclado, así te ahorrarás el dinero de comprar papel de regalo. Encontrarás ideas de cómo hacerlo en nuestro artículo «Cómo envolver regalos de forma sostenible».

    • Productos de higiene personal: los productos de uso cotidiano, como el jabón y los productos de baño y exfoliantes, son fáciles de hacer en casa y te permiten ahorrar dinero en comparación con los artículos de farmacia y supermercado.

    • Productos de higiene femenina: en comparación con los tampones y las compresas, los productos reutilizables, como las copas menstruales o la ropa interior absorbente para la menstruación, pueden suponer un ahorro considerable a final de mes.

__________

No olvides...

Lleva siempre una pequeña bolsa de tela doblada en el bolsillo. Te será muy útil en caso de que tengas que comprar algo de forma espontánea o para transportar cualquier artículo sin tener que adquirir una bolsa expresamente para la ocasión.

__________

Aho­rro y sos­te­ni­bi­li­dad: con­se­jos para un con­su­mo res­pon­sa­ble

Tus rutinas diarias tienen una gran influencia en la cantidad de dinero que puedes ahorrar a final de mes. Por ello, merece la pena que te cuestiones tus hábitos de consumo y te hagas la siguiente pregunta cuando vayas a comprar: «¿Necesito comprar esto realmente?». Los siguientes consejos te ayudarán a incorporar hábitos de consumo sostenibles en tu vida cotidiana:

  • Coge el coche lo mínimo imprescindible. Considera si es más barato utilizar el transporte público para tus desplazamientos. Otra opción es la de compartir vehículo y gastos del trayecto. Para los desplazamientos cortos, a menudo también se puede ir a pie o en bicicleta, lo cual es bueno tanto para tu bolsillo como para tu salud.

  • Viaja de forma sostenible: por vacaciones no tienes por qué irte muy lejos. Los destinos nacionales y las microaventuras, así como las vacaciones de camping, pueden ofrecer el mismo grado de diversión y relajación y saciar tu sed de aventura que cualquier otro viaje, pero ahorrando en emisiones y costes.

  • Compra de segunda mano. Muchos artículos de uso cotidiano, como muebles, libros y dispositivos electrónicos, pueden comprarse de segunda mano y ahorrar así dinero y recursos. También puedes pensar en vender aquello que ya no uses para ganar algo de dinero.

  • Pide prestado en lugar de comprar. En muchas tiendas de bricolaje se pueden alquilar herramientas si nadie de tu familia o de tu círculo de amigos puede prestarte las que necesitas.

  • Hazlo tú mismo y repara. A menudo es más económico hacer las cosas por tu cuenta. Un plato cocinado en casa suele ser más barato que uno comprado. También vale la pena remendar la ropa o llevar los zapatos y los electrodomésticos a reparar en lugar de comprar uno nuevo como primera solución. Si tienes vena creativa, atrévete con el upcycling y convierte los productos que ya no uses en algo nuevo.

Consumo responsable y sostenible: un padre y su hija compran fruta en un supermercado.
  • Compra con atención y evita el desperdicio de comida. Con la ayuda de una lista de la compra, solamente meterás en el carro aquello que realmente necesitas. También puedes comprar alimentos más baratos buscando ofertas en el supermercado y evitar el desperdicio de comida utilizando aplicaciones como Too Good To Go.

  • Elige los electrodomésticos más eficientes. Al comprar un electrodoméstico nuevo, asegúrate de que sea de buena calidad, energéticamente eficiente y que se pueda reparar en caso de que se estropee. Estos aparatos suelen tener un precio de compra más elevado, pero a la larga te permiten ahorrar dinero por el bajo consumo de energía, su fiabilidad y su durabilidad.

__________

Un consejo:

También puedes actuar de forma sostenible cuando se trata de servicios y suscripciones en línea. Comprueba con regularidad qué suscripciones sigues aprovechando realmente y considera la posibilidad de cambiar a tarifas más baratas. Por ejemplo, pasar del streaming de series y películas en 4K al mismo contenido en Full HD no solo resulta más sostenible, sino también más económico, dependiendo del proveedor.

__________

Con­clu­sión: con­su­mo sos­te­ni­ble para aho­rrar di­ne­ro

Un estilo de vida sostenible puede ahorrarte mucho dinero a largo plazo. Reconsidera tus rutinas y analiza debidamente los productos que utilizas habitualmente, pues es posible que existan alternativas o hábitos más sostenibles y económicos que puedas incorporar a tu día a día. De esta manera, no solo estarás contribuyendo a proteger el medio ambiente, sino que también mejorarás tu economía doméstica.

Descubre más artículos:

______________________________________________

Fuentes de información

https://elpais.com/elpais/2019/09/05/escaparate/1567682252_262175.html

(última consulta: 28.11.2022)

https://materialesecologicos.es/category/cocina/

(última consulta: 28.11.2022)

https://ecodes.org/tiempo-de-actuar/hogares-sostenibles

(última consulta: 28.11.2022)

https://www.diariodesevilla.es/wappissima/actualidad/menstruacion-sostenible-mitos-regla_0_1732327246.html

(última consulta: 28.11.2022)

Fuentes de las imágenes

iStock.com/Valeriy_G

iStock.com/svetikd

iStock.com/georgeclerk

iStock.com/bernardbodo

Los nuevos socios reciben un bono de bienvenida del 10 %*

Únete a C&A for you, nuestro programa de socios gratuita, para conseguir además ofertas especiales para socios y un descuento para socios durante las rebajas.

Hacerse miembro

*Recibirás un bono del 10 % después de registrarte en C&A para ti y suscribirte a nuestras comunicaciones personalizadas por correo electrónico. Si se cumplen ambas condiciones, podrás usar el bono una sola vez, tanto en las tiendas C&A como en la tienda online. No se puede combinar con artículos rebajados ni otros descuentos. Aquí encontrarás más información sobre los términos y condiciones del programa de miembros www.c-and-a.com/es/es/shop/foryou#termsconditions

PaypalSendingTiendas
Paypal Compre ahora y pague a los 30 días. Más información