Power yoga: un grupo de mujeres haciendo un curso de yoga.

Yoga fitness: del yoga aéreo al vinyasa yoga y ashtanga yoga

Junto con el pilates, el yoga forma parte del programa estándar de muchos gimnasios y estudios de fitness. Lo que suelen ofrecen estos centros son clases de yoga dinámico, es decir, los estilos más potentes y físicamente exigentes del yoga, los cuales te ayudarán a mantenerte en forma. El yoga aéreo, el ashtanga yoga y el vinyasa yoga te permiten poner a prueba tus límites y conocer mejor tu cuerpo, ofreciendo menos espacio a la meditación y dedicando más atención a la fluidez de movimientos y a la ejecución precisa de los ejercicios. A continuación te detallamos en qué consisten estos estilos de yoga, por si quieres introducir alguno de ellos en tu rutina para ponerte en plena forma.

¿Qué es el vinyasa yoga? Power yoga con variedad

El vinyasa yoga (también llamado power yoga) es especialmente conocido por sus fluidas y rápidas secuencias de ejercicios. Al ritmo de la respiración, se realizan diferentes asanas que fluyen perfectamente entre sí. Esto hace que el vinyasa yoga sea uno de los tipos de yoga más rápidos y dinámicos. Debido a la variedad de ejercicios que incluye, esta modalidad te permite crear tu propia combinación de asanas. Aun así, en las clases de power yoga te espera un ambiente relajado, y según el estado de ánimo, se puede acompañar la sesión con música.

Esta modalidad de yoga dinámico pone el foco de atención en el cuerpo, especialmente en la respiración. Se caracteriza por sus movimientos fluidos y estiramientos intensos. Hoy en día es especialmente popular entre los jóvenes que quieren cuidar tanto su cuerpo como su mente, pero que no están interesados en la vertiente filosófica y espiritual del yoga clásico.

Nivel de dificultad: adaptable a cualquier nivel de condición física

Adecuado para: personas interesadas en el yoga con una buena base de fitness

¿Qué es el ashtanga yoga? Yoga tradicional para la fuerza física y mental

Junto con el hatha yoga clásico, el ashtanga es uno de los tipos de yoga más conocidos. En términos de velocidad y dinámica, el ashtanga yoga es similar al vinyasa. Sin embargo, se caracteriza por su estricta secuencia de asanas, que cada alumno completa a su ritmo.

La secuencia de ejercicios del ashtanga yoga está definida de antemano y es la siguiente: el profesor muestra a sus alumnos la serie de asanas a realizar durante la clase. A continuación, se ponen en práctica dichas posturas en repetición constante, siguiendo cada uno su ritmo de respiración. El profesor de yoga va alumno por alumno y proporciona ayuda individualizada. La transición entre asanas debe ser siempre fluida.

Este ritmo rápido, junto con la exigencia de los ejercicios, estimula la circulación y hace que el cuerpo llegue rápidamente a su límite.

InformaciónLa secuencia de asanas más conocida es el saludo al sol de la primera serie del ashtanga yoga tradicional de Pattabhi.

InformaciónLa secuencia de asanas más conocida es el saludo al sol de la primera serie del ashtanga yoga tradicional de Pattabhi.

El ashtanga yoga no tiene partes meditativas o espirituales, sino que es puramente físico. Sin embargo, los pensamientos y las emociones también se calman con este estilo de yoga, ya que la precisa ejecución de cada asana requiere una gran concentración. Es por eso que muchos atletas de élite practican ashtanga yoga para entrenar no solo su cuerpo, sino también su mente en situaciones de estrés, además de aprender técnicas de respiración para alcanzar un rendimiento deportivo óptimo.

Nivel de dificultad: de exigente a difícil

Adecuado para: yoguis experimentados

AtenciónSi no has practicado nunca yoga o no estás muy en forma, no deberías empezar directamente con el ashtanga yoga. Los ejercicios y estiramientos en rápida sucesión te llevarán rápidamente al límite, aumentando así el riesgo de lesiones. Una alternativa para los principiantes es el vinyasa yoga, ya que sus ejercicios pueden adaptarse mejor a tu nivel de forma física.

AtenciónSi no has practicado nunca yoga o no estás muy en forma, no deberías empezar directamente con el ashtanga yoga. Los ejercicios y estiramientos en rápida sucesión te llevarán rápidamente al límite, aumentando así el riesgo de lesiones. Una alternativa para los principiantes es el vinyasa yoga, ya que sus ejercicios pueden adaptarse mejor a tu nivel de forma física.

Bikram yoga y jivamukti yoga: estilos un poco más especiales

Hasta ahora hemos visto estilos de yoga ampliamente conocidos y que se suelen ofertar en varias escuelas de yoga y estudios de fitness. Sin embargo, el yoga dinámico también incluye el bikram y el jivamukti, los cuales son menos habituales en cursos por sus particularidades especiales.

El bikram yoga, hot yoga o yoga con calor se basa en el hatha yoga clásico, pero se practica en una sala calentada a 40 °C y con espejos. Esta modalidad favorece enormemente la circulación y, gracias a la sudoración, permite eliminar toxinas del cuerpo. Los 26 ejercicios que conforman el bikram yoga fueron desarrollados por el maestro indio Bikram Choudhury. Se trata de una de las modalidades de yoga más exigentes, ya que te hace sudar de verdad, por lo que es importante beber lo suficiente antes y después de cada sesión.

Nivel de dificultad: difícil

Adecuado para: yoguis experimentados con un sistema cardiovascular fuerte

Ashtanga yoga: alumnos de un curso de yoga hacen la postura del perro hacia abajo.

El jivamukti yoga fue desarrollado en la década de 1980 por la pareja de artistas estadounidenses Sharon Gannon y David Life. Los ejercicios que incluye esta modalidad son muy parecidos a los del vinyasa yoga en cuanto a flujo y dinámica. En este caso, las asanas se acompañan de cánticos, meditación y música. A menudo, se plantean temas espirituales como base de la estructura del curso y se debate sobre ellos. Esta modalidad tiene similitudes también con el kundalini yoga, pero la secuencia de práctica en este último es más relajada. Así pues, el jivamukti yoga resulta idóneo para todos aquellos que quieran ejercitarse físicamente sin renunciar al lado espiritual del yoga y de las enseñanzas clásicas.

Nivel de dificultad: adaptable a cualquier nivel de forma física

Adecuado para: principiantes y yoguis experimentados con un nivel básico de fitness que tengan también interés en el yoga tradicional

Yoguilates: yoga y pilates combinados

Tal y como su nombre indica, el yoguilates combina el hatha yoga clásico con el pilates. De esta forma, con el yoguilates se entrena la resistencia a través de la rápida secuencia de ejercicios, mientras que los estiramientos y ejercicios musculares propios del pilates ayudan a fortalecer todo el cuerpo. Se trata de un entrenamiento sistemático de todo el cuerpo que trabaja los músculos del suelo pélvico, los abdominales y la espalda. Los ejercicios al principio y al final de la clase también sirven para relajar la mente y el cuerpo.

El yoguilates supone un complemento de equilibrio físico y mental a la estresante vida cotidiana. Especialmente si pasas mucho tiempo sentado delante del ordenador, esta modalidad de yoga te permitirá mejorar tu postura y despejar la mente para las tareas del día a día.

Nivel de dificultad: adaptable a cualquier nivel de forma física

Adecuado para: principiantes y avanzados que quieran fortalecer su tronco y espalda

Aeroyoga: yoga con factor de diversión

El aeroyoga o yoga aéreo es un tipo de yoga completamente nuevo que nos ha llegado de Estados Unidos. Con la ayuda de un arnés, se flota sobre el suelo y se realizan las asanas al aire. Esto no solo resulta divertido y añade un cambio a la práctica habitual de yoga, sino que también sirve para aliviar la espalda y fortalecer todo el cuerpo al mismo tiempo. Además, el yoga aéreo mejora también tu equilibrio y te permite conocer tu cuerpo de una forma totalmente nueva.

Esta modalidad aérea de yoga es adecuada tanto para principiantes como para yoguis experimentados. Eso sí, es importante tener una buena musculatura central y una forma física básica para poder aguantar bien las asanas en el arnés.

Nivel de dificultad: exigente

Adecuado para: personas con una buena forma física y sin miedo a las alturas

Aeroyoga: un grupo de mujeres practican yoga aéreo.

CheckDa igual si vas a practicar yoga aéreo o ashtanga yoga: sea cual sea la modalidad de yoga elegida, es importante llevar ropa de deporte cómoda y de calidad que te permita moverte libremente y disfrutar al máximo de tu sesión.

CheckDa igual si vas a practicar yoga aéreo o ashtanga yoga: sea cual sea la modalidad de yoga elegida, es importante llevar ropa de deporte cómoda y de calidad que te permita moverte libremente y disfrutar al máximo de tu sesión.

En resumen

El yoga es una forma estupenda de hacer ejercicio físico y trabajar todos los grupos musculares de forma eficaz. Tanto si el aspecto atlético es lo más importante para ti, como si también te interesa el lado espiritual y emocional del yoga, puedes estar seguro de que existe un tipo de yoga dinámico idóneo para ti.

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/AleksandarGeorgiev

iStock.com/fizkes

iStock.com/kupicoo

iStock.com/aluxum