global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Marca
Material
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Colección
Ocasión

Faldas de tubo

10 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Faldas de tubo: una prenda irresistible

La falda es una prenda esencialmente femenina que, cuando la llevas, te ayuda a potenciar una imagen atractiva, cuidada y favorecedora. De entre ellas, las faldas de tubo se presentan como una alternativa todavía más diferencial, con un pasado chic y un presente innovador. Pero ¿cuándo nacieron estas faldas? En 1954, de la mano del genial Christian Dior y como contrapartida a las faldas de vuelo que habían proliferado en los años cuarenta.

Este legendario creador francés alteró completamente el corte y las líneas estéticas habituales con este modelo, el cual se ciñe a la silueta y equilibra, visualmente, los hombros y las caderas. Llevarlas implica modificar la posición y el modo de caminar, que adquiere un movimiento grácil, sensual y sugerente. Es, por ello, una prenda top para insinuar feminidad de una manera velada y elegante, por ejemplo en una reunión de la AMPA, a la que puedes acudir con una de estas faldas maxi de algodón o mezcla sintética combinada con una blusa mona blanca de viscosa.

En sus inicios se incorporaron directamente a los outfits laborales femeninos, pero actualmente se han introducido en todo tipo de conjuntos urbanos. Así, con un top de algodón negro, una de nuestras faldas línea A negras de viscosa, una chaqueta de cuero negro y unos botines acharolados negros puedes construir un look total black extraordinario, perfecto para acudir a un concierto o, simplemente, quedar con un amigo a tomar algo.

Ideas y sugerencias para tus faldas de tubo

Existen muchos tipos de faldas lápiz, que se clasifican según distintos criterios. Así, desde luego, podemos hablar de minifaldas, faldas maxi o faldas de tubo medias en función de su largura; aunque, por lo general, esta prenda suele proyectarse al menos hasta las rodillas, si bien siempre hay excepciones. Además, según su uso, en C&A nos gusta distinguir entre faldas de tubo de fiesta, para la oficina, informales, de cuero o piel, de colores, estampadas y metalizadas.

De hecho, la faldas de tubo con colores metalizados están de moda. Son perfectas cuando no quieres pasar desapercibida. Si combinas una plateada mezcla de poliéster, metalizado y elastano con un crop top de algodón orgánico perla, acentuarás su efecto y definirás una preciosa cintura. También quedan geniales con una blusa negra de poliéster, contrastando con los brillos de la parte inferior, mientras que los zapatos de tiras de imitación a cuero negros hasta el tobillo les otorgan un carisma adicional muy atractivo. Póntelas, por ejemplo, para acudir a una cena con tu pareja en un ambiente desenfadado aunque elegante.

Con las faldas de tubo también puedes diseñar outfits muy frescos para cualquier momento del día. Una buena opción es llevarlas de algodón con elastano en tonos llamativos, como el rojo o el azulón, preferentemente con una camisa blanca de viscosa o una camiseta ceñida de tirantes confeccionada en Bio Cotton. Puedes añadirle una blazer bonita de tela azul marino para ir a trabajar y reemplazarla por una cazadora vaquera blanca si sales por la noche.

Como ves, otro de los atributos importantes de este tipo de faldas es su versatilidad y su aspecto camaleónico: la misma falda lápiz corta de algodón y con estampado floral multicolor se convierte en un complemento chic para acudir a un evento si la combinas con una blusa a juego, o una prenda urban casual cuando te la pones con una sudadera.

¿Te gustan las telas vaqueras? También es una buena posibilidad para las faldas de tubo grises. Te sentirás muy cómoda con ellas, cuando vayas al centro comercial o a recoger a tus peques al colegio, si las combinas con una camiseta print roja con leyenda blanca o con un suéter chulo de algodón orgánico naranja.

A la hora de ir a trabajar, te proponemos incluir una de nuestras faldas de tubo con un traje chaqueta de mezcla sintética en gris, marino o crema. Presentarás una imagen estilizada, agradable y profesional, impecable para cualquier relación, transacción o reunión en la que debas estar presente.

Otros consejos prácticos para tus faldas de tubo

Un aspecto importante a la hora de escoger tus próximas faldas de tubo es el tejido con el que están hechas. Por supuesto, es fundamental en función de la época del año en la que vas a llevarlas. Pero también influye muchísimo en su duración, su comodidad y el estilismo final. En C&A, no nos cansamos de repetirlo, nos encanta el algodón orgánico: aporta suavidad, elegancia, durabilidad y un absoluto respeto al medio ambiente durante su producción. Te sentirás muy bien con él.

Además, contamos con una selección espectacular de faldas de tubo entre la que no te resultará sencillo escoger, porque todas ellas te van a encantar. Más allá del Bio Cotton, contamos también con faldas vaqueras, tejidos sintéticos (por ejemplo, mezcla de poliéster y elastano), viscosa, nylon y acabados metalizados.

Desde C&A queremos ayudarte a contar con un armario completo, versátil y variado, a precios permisivos, en el que siempre encuentres lo que necesitas cuando quieres crear un look idóneo. Por eso no nos conformamos con presentarte lo más in en faldas de tubo actuales, también queremos ayudarte a conservarlas, hacer que te duren más que nunca. Para ello, haznos caso, consulta y sigue siempre las instrucciones de lavado y planchado que aparecen en sus etiquetas. Nadie como el fabricante sabe qué tratamiento has de darle a ese tejido, mejor es no improvisar. Así tendrás tu falda lápiz en perfecto estado durante muchísimo más tiempo.

Por último, ten presente que lo importante no es llevar una falda chula, sino estar favorecida. Recuerda que estas prendas sientan estupendamente, sobre todo, a las chicas que tienen una silueta con curvas y desean destacarla, exagerarla incluso.

También las chicas bajas y delgadas consiguen añadir volumen a su imagen con este tipo de faldas, sobre todo si son largas y en tonos llamativos, como los flúor. Si tienes un poco de sobrepeso y no quieres renunciar a lucir una de nuestras faldas de tubo, elígela en colores oscuros y lisos, siempre con una largura que no baje más allá de las rodillas y preferentemente en tejidos elásticos.