shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Faldas línea A

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Sostenibilidad - #wearthechange
Material
Colección
Descuento
Silueta / Forma
Largo
Diseño
Marca
52 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Faldas de línea A: son perfectas y de pura tendencia

No importa si eres alta o baja, delgada o rellenita, con cadera ancha o estrecha. Nada de eso importa, si tienes en tu armario una falda de línea A. Y es que su capacidad para resaltar virtudes y ocultar imperfecciones del cuerpo femenino es realmente infinita. El secreto está en su patrón, que se ensancha gradualmente desde la cintura hacia abajo creando un equilibrio perfecto entre hombros y caderas.

A diferencia de las faldas maxi, el largo de las faldas de línea A puede variar considerablemente y abarca versiones desde un mini casi radical pasando por una variante más clásica que llega hasta la rodilla, o en corte midi que cubre la mitad de la pantorrilla y tan de moda está entre las royals europeas.

Cualquiera que sea el modelo que te tiente, en C&A tenemos esa falda de línea A perfecta que necesitas y que será tu mejor aliada a la hora de crear infinidad de looks de lo más favorecedores. Solo tienes que echar un vistazo a nuestra sección de moda para darte cuenta de que las faldas de línea A son nuestra debilidad. Porque sabemos lo asombrosa que es su capacidad para transformar la figura al instante y de la cantidad de apuros estilísticos de los que nos puede sacar con su silueta en forma de trapecio.

La otra buena noticia es que todas nuestras faldas de línea A baten el récord en cuanto a precios low cost se refiere. Esto significa que cada una de ellas puede ser tuya sin que tu cuenta bancaria se tambalee. Así que no pierdas esta oportunidad de poner al día tu fondo de armario a bajo coste y hacerte con esa falda acampanada para dar el soplo de aire fresco a tus looks casuales y de fiesta.

Cómo llevar tus faldas de línea A y ¡acertar!

Las faldas de línea A son unas auténticas todoterreno, por lo que quedan perfectas tanto como prendas de diario (sobre todo en su versión vaquera o de pana) como en looks de fiesta. Además, son las mejores aliadas para afinar la cintura y "modificar" el volumen de la cadera, tanto si queremos reducirlo como añadirle unos centímetros de más. En cualquier caso, una falda trapecio estilizará al máximo tu figura y hará que luzcas la mejor versión de ti en todo momento.

Prendas femeninas por excelencia, las faldas de línea A son un perfecto comodín sin fecha de caducidad, ya que siempre son tendencia y crean un sinfín de looks sin causarnos el más mínimo quebradero de cabeza. Sin embargo, hay ciertas pautas a seguir a la hora de combinar una falda trapecio para no arruinar tus outfits más elaborados. Una de estas reglas básicas es evitar que las partes de arriba sean muy holgadas para no lucir un aspecto desaliñado.

Las prendas que mejor quedan con faldas de línea A son blusas, camisetas y chaquetas ceñidas. La otra regla de oro es igual de tajante que la primera. Según ella, si tu falda lleva estampado, el top que la acompaña debe ser liso. De lo contrario, corres el riesgo de recargar en exceso tu look y restarle todo el encanto.

El tejido es otro detalle a tener en cuenta a la hora de decidirte por uno u otro modelo. Por ejemplo, las faldas vaqueras con forma de trapecio son ideales para crear un atractivo outfit casual. Podrás presumir de él en una reunión informal con amigos e incluso en la oficina, aunque en este último caso el resto del conjunto debe contrarrestar el carácter casual de la falda.

Para un infalible look street style, combina tu falda vaquera con un jersey negro ajustado de cuello alto en poliéster (llévalo siempre por dentro de la falda), un cinturón negro de cuero con hebilla dorada, un bolso bandolera de piel negro (para lucir más chic, llévalo cruzado), un reloj grande en tonos oro y unas botas altas de ante negro (en verano las puedes sustituir por unas bailarinas o salones de tacón medio del mismo color).

Crea tus looks de infarto con faldas de línea A

Sabemos que las faldas de tubo y las de corte maxi sientan de miedo. Pero las que rezuman feminidad en estado puro y siempre con ese toque de ingenuidad, que tan atractivo resulta para el sexo opuesto, son las faldas de línea A. Lisas o con volantes, monocolor o estampadas, resultan perfectas en todas sus versiones y son tan camaleónicas que con solo cambiar los complementos que las acompañan, pueden lucirse tanto de día como de noche.

Para un impecable look de ejecutiva, femenino pero formal, elige una falda trapecio negra de viscosa (este tejido apenas se arruga) y combínala con una clásica camisa blanca ceñida de algodón (llévala por dentro de la falda), una blazer negra entallada de poliéster, un cinturón rojo de piel, salones de charol negro y un bolso tipo doctor bag en cuero rojo. Con este outfit transmitirás feminidad a raudales, al tiempo que te mostrarás segura, elegante y poderosa.

Por su capacidad de dibujar la cintura y ocultar las zonas más problemáticas del cuerpo, las faldas de línea A son ideales para ser protagonistas de todo tipo de looks de fiesta. En este caso, puedes elegir un modelo en colores más llamativos, como el rojo, verde esmeralda, azul eléctrico, dorado o plateado. Para un evento especial, como una boda o un bautizo, opta por una falda trapecio de poliéster en color turquesa y combínala con una blusa marfil de satén, un cinturón azul  de charol, un pequeño bolso tipo cartera de ante y unos peep toes de piel, ambos accesorios en azul.

Nuestras faldas de línea A se fabrican en tejidos de alta calidad, todos ellos sostenibles y respetuosos con el medioambiente. El material estrella de C&A es sin duda el algodón orgánico o Bio Cotton, una fibra natural procedente de cultivos ecológicos y, por tanto, totalmente inocua para la salud. Todas las faldas de línea A confeccionadas con algodón orgánico son agradables al tacto, hipoalergénicas, duran más tiempo y no pierden su color incluso tras múltiples lavados. Para que luzcan perfectas durante más tiempo, lávalas a temperatura máxima de 40º y usa la plancha a nivel de potencia mínimo.