shop.global.1
Filtro
Mis filtros
Color
Talla EU
Marca
Sostenibilidad
Fit
Escote
Largo de la manga
Largo
Diseño
Colección

Premamá

125 Artículos
Vista de productos
  • 1
  • 2
  • 3
Subir

La evolución de los vestidos premamá

En realidad, los vestidos premamá son tan antiguos como la propia humanidad. Desde que el ser humano comenzó a vestirse, las mujeres embarazadas tuvieron que adaptar sus prendas durante el embarazo. A nivel histórico, la moda premamá ha evolucionado muchísimo. En sus inicios, durante la Edad Media, se creaban amplios trajes y corsés cuyo objetivo era disimular el embarazo, mientras que las tendencias actuales pretenden, justamente, lo contrario: hacerlo completamente visible y mostrar una presencia femenina encantadora y seductora.

En C&A contamos con una estupenda variedad de propuestas y colecciones en vestidos premamá, con los que puedes conformar un armario versátil, completo y muy dinámico durante todo tu embarazo. Apuesta por la calidad, el desenfado, la elegancia, la creatividad y las tendencias de nuestra selección incomparable. En ella puedes encontrar lo más granado de la moda premamá, con confecciones esmeradas, precios asequibles y materiales suaves, sedosos y muy cómodos de llevar.

En C&A nos encanta el algodón orgánico o Bio Cotton, que destaca por su carácter ecológico y su extremada suavidad en contacto con la piel. Es, prácticamente, como una caricia de tu futuro bebito. La franela y la gasa son otros de los tejidos altamente recomendables. No dudes en extremar al máximo tu cuidado al escoger estos materiales: en esta época, tu organismo se encuentra mucho más sensible y puede experimentar reacciones alérgicas. Por eso tus vestidos premamá deben tener en cuenta este aspecto.

Afortunadamente, la mayoría de los embarazos actuales se pueden vivir, y vestir, con absoluta naturalidad. ¿Te gusta relajarte nadando en la piscina? Hazte con un bañador premamá con estampado de fractales en tonos naturales, combínalo con unas gafas de baño bien ajustadas, ponte un gorro de silicona o tela en color verde y luce tus chanclas de tira o de dedo favoritas. Estarás perfecta para lanzarte al agua y chapotear mientras sientes a tu pequeñín disfrutar en tu barriga.

Vestidos premamá que te hacen sentir bien

Mientras esperas la llegada de tu hijo, la vida continúa. Tienes que llevar a sus hermanos al colegio, acudir a trabajar y seguir haciendo la compra diaria. Por eso es importante contar con una amplia variedad de vestidos premamá con la que te sientas a gusto. Un vestido denim de tipo camisero, en el clásico tono blue jeans de toda la vida, te quedará fenomenal con un suéter de punto y cuello alto en color nude, botines deportivos y una bandolera. Es el conjunto perfecto para dar un paseo por el centro o salir a tomar algo con tu pareja.

Otra alternativa muy polifacética es un conjunto floral de gasa, de tipo boho chic, con fondo animado (rojo, naranja o amarillo), un sombrero divertido o una gorra parisina gris y unas sandalias planas llamativas. Este conjunto configuran un look todoterreno con el que lo mismo puedes ir a ver un partido de fútbol que acudir a trabajar. Si refresca, una rebeca de punto en gris perla o una cazadora de cuero, por si el fresco se torna en frío, son las alternativas.

Desde C&A te recomendamos contar con un buen suministro de medias premamá: ajustables, elásticas y cómodas, con alta densidad y confeccionadas en poliamida con un poco de elastano, te aportan estabilidad, confort y seguridad y conforman una base espléndida para construir, a partir de ellas, cualquier conjunto. De hecho, puedes decantarte por lucir un little black dress cortito, con zapatos clásicos de medio tacón y una cazadora tejana en un tono crudo para ir al centro comercial a realizar las últimas compras que te faltan para la habitación del pequeño.

Afortunadamente, los vestidos premamá actuales ofrecen versiones de casi toda la moda femenina. Entre los vestidos premamá, los camiseros, las blusas, los tops y las camisetas amplias figuran entre lo más utilizable. Apuesta por los colores intensos y favorecedores: rojos, fucsias, azules cyan, verdes intensos y estampados arcoíris animarán tu rostro y te harán verte más guapa en esta época, tan feliz como agitada hormonalmente.

Delicadeza y mantenimiento de tus vestidos premamá

Los vestidos premamá se adaptan, precisamente, a una fisonomía muy especial en tu vida: la época del embarazo. Aun así, debes adquirirlos teniendo en cuenta cómo estás. No es tanto una cuestión estética, afortunadamente en la actualidad la tripa y las curvas premamá son tendencia. Debes presumir de ellas. Y, además, los nuevos diseños ergonómicos de vestidos premamá incluyen cinturillas extensibles y zonas elásticas que se van adaptando progresivamente a tus cambios físicos.

También, por supuesto, están los gustos personales: quizás prefieras verte más liviana en algunas ocasiones, para lo cual puedes apostar por vestidos premamá con fruncidos, pliegues y volantes. Con todo, es una época tan alegre que no hay nada malo en presumir de embarazo. Lo fundamental, en cualquier caso, es que te sientas cómoda y a gusto con tu ropa.

Otro de los elementos más versátiles y necesarios de la categoría vestidos premamá son los leggings, los cuales puedes combinar con camisolas, blusas, camisetas largas e, incluso, con la mayoría de tus vestidos premamá. Son una estupenda alternativa para acudir a tus clases y revisiones ginecológicas. Por ejemplo, una sudadera con cremallera en color rosa o celeste, una camiseta básica de algodón orgánico, unas deportivas de fitness y, tal vez, una mochila o un bolso clutch es todo lo que necesitas para mostrar una imagen cercana, favorecedora y muy cómoda en estas ocasiones.

Pero ¿qué cuidados especiales debes adoptar para el lavado de estas prendas? Recuerda que están elaboradas con tejidos suaves y amorosos, por lo que resulta lógico tener que ser algo más cuidadosas en su mantenimiento. Es importante leer con calma las instrucciones de cada etiqueta, ya que algunos vestidos premamá pueden lavarse de manera convencional, con un ciclo de lavado suave en la lavadora y a 30º, mientras que otros requieren programas cortos, lavados a mano o darles la vuelta antes de introducirlos en la lavadora. Otra cuestión importante es cómo almacenarlos al terminar el embarazo, para que puedas reutilizarlos en el futuro o prestárselos a otras futuras mamás.