shop.global.1
Eliminar manchas de la ropa con remedios caseros

Cómo quitar manchas y olores de la ropa

A fin de eliminar la suciedad y las manchas difíciles de tus prendas, no deberías meterlas de inmediato en la lavadora, ya que muchas manchas no se dejan eliminar simplemente con agua fría o caliente. Una buena preparación es primordial para todo tipo de manchas. Esto no significa necesariamente hacerse con el quitamanchas más caro del supermercado: la mayoría de las veces bastan simples remedios caseros y trucos para que tu ropa vuelva a lucir inmaculada.

En este artículo echamos un vistazo a los tipos de manchas más frecuentes y te mostramos cómo puedes eliminarlas con económicos remedios caseros. Además, te explicaremos cómo eliminar olores desagradables de tus prendas.

 

Cómo eliminar manchas difíciles

Sin importar el tipo de mancha, existen un par de reglas básicas que hay que tener en cuenta para quitarlas de la ropa, ya que una mancha tratada inadecuadamente podría permanecer para siempre en tu prenda o incluso dañar sus fibras. Además, conviene tratar las manchas en el momento, pues resultan más fáciles de eliminar. Cuando te dispongas a quitar una mancha, procura hacerlo sobre una superficie limpia y, a ser posible, protegida.

Eliminar manchas de la ropa con remedios caseros

Consejos: tipos de manchas y cómo quitarlas con remedios caseros

Existen incontables tipos de manchas y muchas y diversas maneras de eliminarlas. A menudo, cuando se trata de tejidos poco delicados, como el algodón, basta con usar alguno de los remedios caseros de eficacia más que probada: champú seco, polvos de talco, vinagre, jabón biliar o pasta de dientes son solo algunos de ellos. La pregunta es: ¿Cuál es el adecuado para cada tipo de mancha? A continuación te mostramos los 5 tipos de manchas más frecuentes y cómo puedes eliminarlos con sencillos remedios caseros.

Atención: antes de trabajar la prenda, sea con un remedio casero o con un quitamanchas, comprueba en la etiqueta que el tejido no sea delicado y que no se destiña. Esto es particularmente importante cuando se trata con agentes ácidos y tejidos delicados o de color. Por ello, se recomienda siempre probar el quitamanchas que corresponda sobre una zona pequeña y poco visible de la prenda. Si tanto el color como el tejido permanecen intactos, entonces no hay problema en usar el producto para el resto de la prenda. Por el contrario, si percibes una pérdida de color o algún otro cambio en las propiedades del tejido, lo mejor es que dejes la prenda en manos de profesionales.

Quitar manchas de sangre

Uno de los tipos de manchas más frecuentes son las manchas de sangre. Antes de eliminar una mancha de sangre reciente, es importante primero preparar la prenda: para ello, debemos sumergirla en agua fría durante una media hora y después escurrirla ligeramente. La mayor parte de la mancha ya debería haber desaparecido. Después conviene meter la prenda en la lavadora como es habitual.

El procedimiento no es tan sencillo cuando la mancha de sangre ya está seca, pero también estas pueden eliminarse de manera efectiva. El primer paso es el mismo: sumergir la prenda en agua fría y escurrirla ligeramente. Después frota con un jabón biliar sobre la mancha para que este penetre en las fibras. Deja actuar el jabón brevemente y aclara con agua fría; ahora ya puedes meterla como siempre en la lavadora.

 

Quitar manchas de vino tinto

Un remedio demostrado para eliminar las manchas recientes de vino tinto es usando agua fría. Lo primero es secar la mancha y enjuagar de inmediato el área con agua fría (también puedes utilizar agua mineral con gas). Frotando con cuidado ayudarás a que la fibra no se asiente en las fibras. Después de este proceso puedes lavar la prenda de la manera habitual.

Para quitar las manchas de vino es también efectivo el uso de sal: simplemente extendiéndola sobre la superficie húmeda hasta que quede completamente cubierta, de este modo la sal absorberá literalmente la mancha. A continuación puedes lavar la prenda como lo haces siempre. Si la mancha de vino se encuentra en un tejido delicado, como seda o cachemir, puede servirte de ayudar utilizar champú seco: rocíalo sobre la mancha y cuando la mancha haya sido absorbida, retira suavemente con un cepillo.

Por el contrario, las manchas de vino resecas son más duras de roer. Mezcla en un barreño agua fría con una cucharada sopera de detergente o lavavajillas y sumerge la mancha durante aproximadamente una hora para ablandarla. Para ayudar a que la solución penetre bien en las fibras, frota la superficie manchada suavemente o sírvete de un cepillo. Después aclara bien con agua fría y lava la prenda de la manera habitual. Este procedimiento puedes utilizarlo también para eliminar, entre otras, manchas de zanahoria, tomate o ketchup.

 

Quitar manchas de hierba

Para eliminar manchas de césped o verdín de tu ropa (o la de tus hijos) necesitarás pasta de dientes con mentol y blanqueador. Este remedio casero sirve para todos los tejidos claros, como una camiseta blanca o unos vaqueros. Consiste simplemente en extender la pasta de dientes sobre la mancha, dejarla actuar en torno a una hora y aclarar abundantemente con agua tibia. Si las manchas ya están secas o se trata de un tejido oscuro, puedes eliminar las manchas con jabón biliar.

Quitar manchas de cesped de los vaqueros

 

Quitar manchas de aceite

Puesto que la grasa penetra rápidamente en las fibras de la ropa, conviene actuar de inmediato para poder eliminarlas. Las manchas resecas no suelen dejarse eliminar con los remedios habituales y requieren acudir a un profesional. Pero si te ocupas de la mancha nada más se produzca, podrás deshacerte de ella sin mayor problema. Para ello, absorbe todo lo que puedas la grasa de la mancha con un paño de cocina. Mezcla en un bol agua caliente y una cucharada sopera de detergente o lavavajillas y aplica la solución sobre la mancha. Para terminar, lava la prenda a alta temperatura (siempre que no esté contraindicado en la etiqueta).

Si la mancha de grasa está sobre un tejido delicado, puedes utilizar polvos de talco o papel absorbente para eliminarla. Para la seda delicada puedes emplear aguarrás símil. No obstante, prueba siempre la seguridad de este producto en una zona pequeña y poco visible antes de aplicarlo sobre tu prenda.

 

Eliminar chicles de la ropa

Despegar un chicle de la ropa es realmente fácil. Todo lo que necesitarás es una bolsa de plástico y un congelador. El truco consiste en meter la prenda en la bolsa de plástico y dejarla una noche en el congelador: al día siguiente podrás raspar el chicle sin ninguna dificultad. Puedes eliminar los pequeños restos con alcohol o aguarrás símil. Aplica el producto sobre un paño y frótalo sobre los restos de chicle.

 

Cómo eliminar los malos olores de la ropa

A veces pasa que la ropa, incluso recién lavada, no huele del todo bien, ya que el ciclo de lavado no siempre elimina los malos olores. Asimismo, las manchas pueden dejar un olor extraño aún después de ser eliminadas. El sudor, la humedad o el humo requieren de métodos adicionales para que tu ropa recupere su frescura.

Eliminar olores de la ropa

Quitar el olor a sudor de la ropa

Uno de los olores más persistentes en nuestra ropa es, sin duda, el olor a sudor. El uso de desodorante no solo puede ser insuficiente para eliminarlo, sino que, en ocasiones, lo potencia. Para luchar contra las bacterias del mal olor, lo mejor es recurrir al vinagre. Y ello de la siguiente forma: rellena un barreño con agua tibia, añade un buen vaso de vinagre y deja la prenda en remojo durante aproximadamente una hora para eliminar todas las bacterias. Tras este proceso puedes agregar la prenda a tu colada diaria.

El proceso anterior sirve especialmente para prendas oscuras. Si se trata de prendas de color claro, es mejor sustituir el vinagre por zumo de limón, que también tiene propiedades antibacterianas. Para obtener la mezcla adecuada, agrega un poco de zumo de limón a un litro de agua tibia y deja remojar la prenda, para a continuación lavarla de la manera habitual. El zumo de limón también ayuda a eliminar las feas manchas que deja el desodorante.

Quitar el olor a tabaco

Junto con el olor a sudor, el olor a tabaco es una de las causas más frecuentes de una colada maloliente. Para eliminarlo, lo mejor es colgar la ropa al aire libre, a ser posible durante toda una noche. También funciona bien dejar la prenda una noche en el congelador, ya que el frío descompone las bacterias.

 

Quitar el olor a humedad

Incluso la ropa recién lavada puede dejar un desagradable olor a humedad en el armario. Esto puede deberse a diversas razones: puede ser que la colada no se haya secado del todo o puede que el olor provenga de la lavadora misma. Para evitarlo, lo primero es fijarse en que la ropa ha quedado bien seca. También conviene hacer una limpieza de la lavadora periódicamente, lo cual incluye retirar los bordes de goma del tambor para eliminar los restos de suciedad. No obstante, si el olor persiste aun con todo, es posible que se deba a las bacterias: para eliminarlas puedes ayudarte de un desinfectante.

Resumen: eliminar manchas y olores con remedios caseros o productos químicos

Una mancha no debería significar el final de la vida útil de una prenda. Aunque siempre podemos llevar la ropa a la tintorería, existe una serie de remedios caseros que nos pueden servir para eliminar de manera rápida y fiable las manchas más comunes, como son las de sangre, vino tinto, chicles, etc. Aun así, hay que ir con cuidado, ya que este tipo de remedios no siempre son aplicables a todos los tipos de tejido. Lo mismo pasa cuando queremos eliminar los olores desagradables de nuestra ropa: si se trata de tejidos delicados, lo mejor es dejar el trabajo en manos de un profesional para evitar posible daños a causa de un lavado inapropiado.

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/FotoDuets
iStock.com/svehlik
iStock.com/ArtisticCaptures
iStock.com/PeopleImages