Ropa de punto: consejos y trucos para el cuidado de tus jerséis y cárdigans de punto.

Cuidado de la ropa de punto: cómo evitar el pilling, los agujeros y el apelmazamiento

El cuidado de la ropa de punto puede llegar a ser bastante complicado. Los jerséis de lana, por ejemplo, no permiten demasiados errores en el lavado. Es por eso que en este artículo te contamos cómo puedes hacerlo para que tus prendas de punto, como suéteres y cárdigans, tengan siempre el mejor aspecto y te queden como un guante.

Guarda tus jerséis de la forma adecuada

Si quieres que tu nuevo jersey de lana o aquel cárdigan que te gusta tanto te dure mucho tiempo, el primer paso para lograrlo es encontrar el sitio adecuado donde guardarlo. Ten en cuenta que toda la ropa de punto se guarda mejor en horizontal. No dobles la ropa muy pequeña, pues es preferible dejarla un poco suelta y bien ordenada. De esta forma, las fibras mantendrán su forma. También es fundamental proteger la ropa de punto de la luz solar directa.

El cambio de armario y la ropa de punto

Cuando llegue el momento de hacer el cambio de armario y dejar sitio a tus camisetas y tops primaverales, lo primero que deberás hacer es encontrar un sitio donde guardar la ropa de punto durante un largo período de tiempo. Para ello, hay una serie de cosas que debes tener en cuenta.

Por supuesto, sea cual sea el sitio que hayas elegido para que pasen el verano, tus jerséis de punto deberán estar en posición horizontal y alejados de los rayos del sol. Una manera de ahorrar espacio en su almacenamiento es usando bolsas de vacío. Una vez puestas las prendas dentro, puedes quitar el aire de la bolsa con la ayuda de una aspiradora. De esta manera, tus jerséis ocuparán menos espacio. Otra opción es colocar los jerséis y cárdigans en cajas debajo de la cama. Si quieres darles un extra de protección contra la suciedad y las polillas, envuelve tus prendas de punto en papel de seda o de periódico.

Guardar los jerséis para ahorrar espacio: consejos para almacenar la ropa de punto.

checkPara evitar que tu jersey de lana favorito sea infestado por polillas durante el verano, puedes protegerlo de posibles plagas con bolsas de hierbas y trampas especiales para polillas.

checkPara evitar que tu jersey de lana favorito sea infestado por polillas durante el verano, puedes protegerlo de posibles plagas con bolsas de hierbas y trampas especiales para polillas.

Cómo lavar un jersey de lana: qué hacer y qué no

Dependiendo del material, la ropa de punto puede ser muy exigente en cuanto a su lavado y posterior secado. Muchas prendas de este tipo están hechas de lana, lo cual requiere un cuidado especial. Para asegurarte de que tus prendas delicadas más preciadas no se deforman o se encogen, en este artículo te damos instrucciones detalladas para su lavado.

Además, hay una serie de cosas que debes hacer y otra de cosas que no debes hacer cuando tengas que lavar y secar tus prendas de punto:

Qué hacer

  • Presta atención a las etiquetas de la ropa, donde encontrarás toda la información necesaria para el lavado.
  • Dale la vuelta a los jerséis y cárdigans antes de lavarlos, de esta forma evitarás que se formen pelotillas.
  • Usa un detergente especial para lanas y el programa para ropa delicada de la lavadora.
  • Inmediatamente después del lavado, estira la prenda para darle su forma original y evitar que se apelmace.
  • Pon la prenda a secar en horizontal.

Qué no hacer

  • No laves la ropa de punto con demasiada frecuencia, a menudo basta con ponerla a airear durante la noche.
  • No dejes la prenda demasiado tiempo dentro de la lavadora una vez haya terminado el programa de lavado.
  • No escurras los jerséis de lana después del lavado.
  • No tiendas las prendas de punto en vertical.
  • No coloques las prendas de lana al sol o cerca de la calefacción.

Qué hacer

  • Presta atención a las etiquetas de la ropa, donde encontrarás toda la información necesaria para el lavado.
  • Dale la vuelta a los jerséis y cárdigans antes de lavarlos, de esta forma evitarás que se formen pelotillas.
  • Usa un detergente especial para lanas y el programa para ropa delicada de la lavadora.
  • Inmediatamente después del lavado, estira la prenda para darle su forma original y evitar que se apelmace.
  • Pon la prenda a secar en horizontal.

Qué no hacer

  • No laves la ropa de punto con demasiada frecuencia, a menudo basta con ponerla a airear durante la noche.
  • No dejes la prenda demasiado tiempo dentro de la lavadora una vez haya terminado el programa de lavado.
  • No escurras los jerséis de lana después del lavado.
  • No tiendas las prendas de punto en vertical.
  • No coloques las prendas de lana al sol o cerca de la calefacción.

Para el secado rápido pero cuidadoso de las prendas de punto, puedes enrollarlas en una toalla grande y ejercer una leve presión sobre ellas. Esto permite que la toalla absorba el exceso de agua sin afectar demasiado las fibras de la pieza.

AtenciónSi un jersey está hecho de una mezcla de materiales, debes fijarte en el componente más delicado para su lavado y cuidado. Por ejemplo, si la prenda está hecha de lana y algodón, la lana es el material más delicado, por lo que el jersey puede lavarse a un máximo de 30 °C.

AtenciónSi un jersey está hecho de una mezcla de materiales, debes fijarte en el componente más delicado para su lavado y cuidado. Por ejemplo, si la prenda está hecha de lana y algodón, la lana es el material más delicado, por lo que el jersey puede lavarse a un máximo de 30 °C.

El pilling: cómo quitar las bolitas del jersey

El pilling o frisado es algo habitual en la ropa de punto. Ya se trate de un jersey de cachemir de alta calidad o de un bonito cárdigan de lana, es habitual que en los tejidos naturales se formen bolitas y pelusillas, especialmente cuando la prenda está expuesta a fuertes fricciones. Como resultado de estos roces, se desprenden pequeñas fibras del tejido que acaban enmarañándose y formando pequeñas bolas y pelusas. Las áreas de las axilas y las caderas son las más susceptibles en este aspecto. Las pelotillas que se forman no solo tienen un aspecto poco estético, sino que, en el peor de los casos, también pueden acabar por dar lugar a pequeños agujeros.

Cómo quitar la pelusa del jersey de forma sencilla.

Quitar estas bolitas del tejido para evitar que se formen agujeritos no es complicado. Para hacerlo, usa una afeitadora de tela o un peine especial para pilling. Una cuchilla de afeitado desechable puede serte también útil para quitar las pelusillas de tu jersey. Para ello, “afeita” los molestos bultos con mucho cuidado para que te quede una agradable superficie lisa.

ideaCuando compres un jersey de lana, un cárdigan o un vestido de punto, puedes evitar el pilling tratando la prenda con un rodillo para pelusas.

ideaCuando compres un jersey de lana, un cárdigan o un vestido de punto, puedes evitar el pilling tratando la prenda con un rodillo para pelusas.

No te rindas con los jerséis que pican

Si has lavado tu suéter favorito más de una vez, es posible que haya perdido parte de su esponjosidad y te produzca algún tipo de picor. Por suerte, existen dos métodos sencillos para que tu jersey recupere su suavidad original:

Consejo núm. 1: Puedes congelar los jerséis de lana y cachemir después de lavarlos. Para ello, simplemente pon la prenda aún húmeda en una bolsa para congelados y colócala en el congelador. Después de una o dos horas, sácala y sécala con la ayuda de una toalla, de la manera que te hemos explicado anteriormente. La escarcha hará que las fibras del jersey se levanten de nuevo y la pieza recupere su suavidad.

Consejo núm. 2: Disuelve una cucharita de lanolina o cera de lana con otra cucharadita de líquido lavavajillas en un recipiente con agua caliente. Cuando el agua se haya enfriado por debajo de los 30 °C, pon la prenda en el recipiente y déjala en remojo toda la noche. A la mañana siguiente seca la pieza con una toalla. La cera de lana hace que las fibras vuelvan a quedar suaves y agradables al tacto.

Cómo hacer que tu jersey de lana recupere su suavidad.

Trucos de emergencia para arreglar tu jersey de lana

Con la ropa de punto es fácil que se produzcan enganchones o que tengas mala suerte y unas polillas hayan hecho un agujero en tu jersey de lana. Pero eso no es razón para decirle adiós a tu pieza de ropa favorita. Puedes arreglar los agujeros o reparar los enganchones con los consejos que te damos a continuación.

¡Ayuda! Tengo un enganchón en mi jersey de lana

Si por lo que sea se ha deshilachado una de tus prendas de punto, aunque a primera vista resulte muy molesto, no es el fin del mundo. En caso de que el hilo esté aún intacto, tira de la tela hacia arriba y hacia abajo con cuidado alrededor del punto donde se ha producido el deshilachado. Si el hilo solamente se ha salido un poco, puedes volverlo a poner en su sitio de forma muy sencilla.

Si al tirar de la tela no has logrado que el hilo volviera a su posición original, gira el jersey del revés y tira del lacito que sobresale hacia ese lado. Con la ayuda de una aguja, sigue el camino del hilo en sentido horizontal. Sigue el hilo con la aguja y afloja las puntadas individuales hasta que el hilo que ha sido retirado se distribuya nuevamente por la tela. Se trata de un proceso que necesita un poco de paciencia, pero el resultado final será que el jersey queda como nuevo.

¡Tengo un agujero en el jersey! ¿Cómo puedo arreglarlo?

Tener un agujero en el jersey tampoco representa un problema imposible de solucionar. Con la ayuda de las siguientes instrucciones, puedes reparar los agujeros que puedan producirse en tu ropa de punto:

  1. Coge un hilo cuyo color coincida con el de la prenda.

  2. Enhebra el hilo en una aguja, deja la hebra doble y haz un nudo al final.
Especialmente en el caso de los niños, es fácil que se abran agujeritos en un jersey de punto.
  1. Dale la vuelta al jersey y coloca el agujero encima de un huevo de zurcir. Como alternativa, puedes usar una botella de agua.

  2. Cose alrededor del agujero. Si coses a través de los puntos que ya están en el jersey, el hilo quedará camuflado.

  3. Cuando hayas cosido todo el perímetro del agujero, cose en zigzag de un lado a otro del agujero en sentido horizontal para cerrarlo.

  4. Una vez que el agujero ya está cerrado, haz un par de pasadas en zigzag en sentido vertical para cerrarlo definitivamente. Sujeta el hilo con un nudo a ras del jersey y corta el hilo sobrante.

¡Se me rompió un hilo! ¿Qué puedo hacer?

En primer lugar, intenta anudar el hilo de nuevo en ambos extremos. Esto puede resultar un poco complicado, pero es la mejor manera de arreglar tu jersey de lana. Si no lo consigues, puedes pegar ambos extremos usando pegamento instantáneo o esmalte de uñas. Sin embargo, esta última es solo una solución de emergencia y debería repetirse después de cada lavado. Si prefieres una solución permanente, puedes seguir también en este caso las instrucciones anteriores para arreglar un agujero.

En resumen

Las prendas de punto son muy exigentes en cuanto a cuidados, pero son todo un imprescindible en invierno, ya que te proporcionan calidez y confort. Con los consejos y trucos que te hemos ofrecido, podrás disfrutar durante mucho tiempo de la comodidad y el agradable tacto de tu ropa de punto.

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/undefined undefined

iStock.com/Helin Loik-Tomson