shop.global.1
Filtro
Edad
Talla EU
Color
Marca
Corte
Diseño

Zapatos de bebé niño: características esenciales

Los zapatos de bebé niño son mucho más que un complemento interesante para lograr un look vistoso para tu hijo. Los zapatos de bebé niño son un accesorio fundamental para su desarrollo psicomotor. Nuestra obligación como padres es asegurarnos de su calidad e idoneidad para nuestro hijo. Cada pequeño se encuentra en una etapa distinta de aprendizaje: los bebés que aún no andan necesitan pares de zapatos de bebé niño muy ligeros, cómodos, sin suela y fáciles de llevar, pues su función es meramente protectora. A partir de los siete meses, aproximadamente, empiezan a dar sus primeros pasos y requieren la presencia de una suela, ligera pero funcional. Lo demás no cambia: han de ser flexibles, confortables y ligeros. Una vez que tu hijo ya se maneja de pie con frecuencia, sus zapatos de bebé niño deben evolucionar hacia una consistencia mayor, con suelas apropiadas, antideslizantes y amortiguadoras.

Por ello, lo habitual es que cuando tu bebé solo se mueve en su carrito, o si acaso gateando, utilices patucos o calcetines como primeros zapatos de bebé niño. ¡Son monísimos! Puedes escoger entre los modelos de punto tradicionales o las nuevas propuestas, que incluso reproducen o imitan zapatillas deportivas de adulto. ¿Vas a llevar a tu pequeño a la pediatra y quieres que lo encuentre elegante? Ponle un body de algodón en color beige y, sobre él, un polo color chocolate y un pantalón de pana fina, en tono arena. Sus zapatitos de punto en tonalidad humo completarán su presencia de una manera impecable.

Si te apetece convertir a tu chiquitín en un auténtico dandy de la moda casual, el denim siempre sienta bien. Sustituye el body anterior por otro color cielo y, sobre él, colócale un pelele vaquero en azul lavado a la piedra. Añade una gorra deportiva ladeada y sus zapatos de gateo en algodón orgánico en un azulón llamativo. ¡No habrá bebé más cool en su guardería! Y, además, se sentirá muy cómodo.

Aspectos importantes al escoger zapatos de bebé niño

En general, debes buscar zapatos de bebé niño elaborados con materiales suaves, nobles y muy agradables. En los zapatos de bebé niño que utilizan los recién nacidos funciona muy bien el forro de badana, una piel muy suave y agradable al tacto. Es, prácticamente, como una caricia permanente sobre sus piececitos. También la lana y el punto, usados tradicionalmente, siguen siendo opciones atractivas. Y, por supuesto, lo mejor para el entretiempo: el algodón orgánico o Bio Cotton, por el que en C&A apostamos decididamente. Se trata de un material ecológico, elaborado sin presencia de productos químicos y con el máximo compromiso con el desarrollo sostenible. Además, proporciona calidad, duración y excelente suavidad.

La piel natural, el cuero, el ante, la tela, el charol y, en menor medida, los materiales sintéticos constituyen materiales atractivos para calzar a tus hijos. ¿Te apetece llevar a tu pequeño al partido de fútbol de vuestro equipo? ¡Vístelo para la ocasión! Estará muy gracioso si, sobre su camiseta interior con estampado Disney, le enfundas la camiseta oficial de vuestro club y un pantalón corto de algodón, en negro o gris, acompañado de unos botines deportivos, caprichosos, de esos que reproducen los modelos clásicos que empleamos los adultos. Estará espectacular. Con un poco de suerte, ganaréis el partido y podréis celebrarlo en familia.

Al adquirir el tipo de zapato de bebé niño, has de tener en cuenta su fisonomía. Si tiene las uñas delicadas o encarnadas, apuesta por las sandalias abiertas. Si cuenta con un empeine ancho, decántate por modelos de horma amplia o materiales muy flexibles. Prioriza frente a la estética la comodidad y el bienestar de tu pequeño. En C&A puedes encontrar una enorme diversidad de referencias, de todo tipo, con las que vas a crear outfits fabulosos.

Y, lo mejor de todo, sus precios son asequibles, enormemente seductores. Por ejemplo, si te apetece vestir a tu bebé como un auténtico caballero distinguido, puedes ponerle una chaqueta de algodón de tipo americana, en color verde oliva, y combinarla con una camisa de cuadros tostados y unos pantalones blancos. Unas botas galesas o de tipo angelitos de charol completarán esa imagen tan mona, y elegante, con la que todos querrán comerse a besos a tu peque.

Una cuestión especialmente importante es el cuidado y el mantenimiento de los zapatos de bebé niño. Siempre que se trate de calzado es esencial seguir las instrucciones del etiquetado pero, en este caso, al hablar de complementos infantiles, mucho más. La dificultad radica, sobre todo, en la variedad de materiales con los que vas a encontrarte: piel, algodón, lana, tejidos sintéticos... En general, evita meterlos en la lavadora, pues se dañan las suelas y se deforman sus hormas. Y acostúmbrate a airearlos tras cada uso y a incrementar los cuidados para mantener los zapatos de bebé niño de tus hijos siempre en el mejor estado.

Tips atractivos sobre los zapatos de bebé niño

Si te gusta la moda, no hace falta que te contemos la importancia de los complementos en nuestra estética. En el caso infantil, ocurre igual. Lo bueno es que las posibilidades con las que cuentas son inagotables. Tu pequeño puede lucir una imagen urbana y divertida, formada por una sudadera con cremallera decorada con relieves de sus personajes favoritos sobre un mono de algodón Bio Cotton en color gris. Como pantalón, puedes ponerle un tejano cómodo con cinturón estrecho y patuquitos marinos o, si lo prefieres, zapatillas multicolor con cierre de velcro. Es un conjunto perfecto para salir de paseo y merendar en el centro comercial.

Cuando se trata de estar cómodo en casa, corretear por los pasillos y pasarlo bien, no te compliques la vida. Lo mejor es un pijama de una pieza, si puede ser con un estampado gracioso y favorecedor. Los tonos llamativos, como los amarillos, los naranjas y los rojos, animan mucho y sientan muy bien. Lo importante es que esté a gusto y pueda explorar, y superar, sus límites sin injerencias. Eso sí, el calzado es fundamental. En este caso, no es imprescindible que escojas un calzado claramente doméstico, como podrían ser pantuflas. Unas deportivas, unas sandalias o unos zapatos tipo sneakers es cuanto necesita. Si tomas la precaución estética de elegirlos en un tono que armonice o contraste con su pijama, su look será el idóneo.

Recuerda, por último, que cuando llevas en el carro a tu bebé, aunque no vaya a caminar, sus pies también se ven. No desaproveches la oportunidad para coronar su outfit con un accesorio perfecto para potenciar su imagen. Si lo llevas al parque de bolas para que se lo pase pipa, unas menorquinas blancas le sentarán geniales con sus bermudas de lino en tono arena y su camisola burdeos. No olvides llevar un par de calcetines en el bolso para, una vez allí, cambiarle esos zapatos de bebé niño y permitirle moverse libremente mientras se divierte.