global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Uso seguro de los medios: una familia sentada delante de un ordenador portátil navega por internet.

Privacidad y seguridad en internet

para toda la familia

Privacidad y seguridad en internet

para toda la familia

Internet se ha vuelto una herramienta indispensable en la vida cotidiana de niños y adolescentes. Algunos usan la red para leer noticias y ver fotos y videos, mientras que otros están más interesados en los videojuegos o en pasar tiempo en las redes sociales. Toda esta oferta atractiva conlleva, sin embargo, ciertos riesgos que hay que conocer. Teniendo en cuenta que cuando navegamos por internet dejamos rastro de todo lo que hacemos, es recomendable educar cuanto antes a niños y jóvenes en la protección de datos personales. Para salvaguardar la privacidad de tu hijo, es importante explicarle qué datos se comparten en internet y cómo se pueden proteger adecuadamente. Al mismo tiempo, debes asegurarte de que tanto su ordenador como su smartphone están debidamente protegidos.

En este artículo encontrarás una guía básica de seguridad en internet para niños, así como consejos y recomendaciones de herramientas para contar con una protección online adecuada. Además, te indicamos qué configuraciones de seguridad establecer para usar sin preocupaciones los dispositivos electrónicos.

Conocimientos básicos para padres sobre la protección de datos y seguridad en internet

Para proteger a tu hijo del malware y el robo de datos, necesitará una protección básica para el ordenador, el smartphone y el resto de dispositivos que use. Es importante contar siempre con la última versión del sistema operativo y tener actualizado el navegador web. Tómate el tiempo suficiente para explicarle a tu hijo la importancia de estos requisitos básicos. También es necesario instalar un programa antivirus y actualizarlo regularmente. Explícale a tu hijo que los archivos adjuntos, como videos, fotos o archivos de texto, solo se pueden descargar y abrir cuando provienen de fuentes confiables.

Protección de datos en familia: una niña aprende algo sobre seguridad en internet.

Mientras navegas puedes comprobar si los sitios web que visitas son seguros. Estos son los indicativos que así lo determinan:

  • la dirección contiene la abreviatura https
  • la web tiene un aviso legal
  • en la barra del navegador aparece un candado cerrado

Recomienda a tu hijo que compruebe estos requisitos cuando visite una web, de esta forma podrá hacerse una idea de qué páginas son confiables.

La huella digital: cómo borrar tu rastro en internet

Consejos sobre el uso de Google y la publicidad

Aun protegiendo el ordenador con programas antivirus, la seguridad de vuestra información no está completamente garantizada. Es probable que en casa utilicéis Google como motor de búsqueda, e incluso que tengáis una cuenta en esta compañía para instalar apps en el teléfono móvil. Cuando usas los servicios de Google, se almacenan, entre otros datos, la ubicación, el historial de navegación y las aplicaciones usadas. Por eso es importante usar el modo incógnito del navegador y el filtro de seguridad. Con la opción SafeSearch del buscador, por ejemplo, puedes evitar que este muestre contenido inapropiado en sus resultados. También es posible personalizar y proteger las cuentas de Google. Aun así, existen alternativas al más famoso de los buscadores, como por ejemplo DuckDuckGo, que pone especialmente en valor la protección de datos, o Ecosia, con una clara vocación ecológica. Asimismo, existen motores de búsqueda y sitios web aptos para niños, como Bunis, Kiddle o Pipoclub. Una buena idea es la de establecer uno de estos sitios como página de inicio del navegador.

La publicidad emergente no solo afecta a tu hijo mientras navega por internet, sino que también aparecen anuncios en los juegos online para animar a la compra dentro de la misma aplicación. Es por eso que es importante concienciar a niños y jóvenes sobre qué costes no deseados pueden acarrear los reclamos publicitarios. Resulta bastante útil que padres e hijos exploren juntos los medios digitales y jueguen a juegos apropiados para el pequeño. De este modo, los progenitores podrán analizar cómo su hijo reacciona ante la publicidad y podrán establecer una serie de reglas consensuadas al respecto. En muchos smartphones es posible desactivar la opción de realizar compras online o establecer una contraseña cada vez que se quiera comprar algo. También existe la posibilidad de establecer el cierre automático de un sitio determinado cuando se detecta que no es seguro para los niños. Por su parte, el sistema operativo Windows cuenta con una configuración pensada para niños que solamente permite acceder a webs autorizadas e impide realizar compras.

Una madre y su hija trabajan en el ordenador

IndicioPuedes encontrar más información sobre alfabetización digital para niños en nuestro PDF descargable.

IndicioPuedes encontrar más información sobre alfabetización digital para niños en nuestro PDF descargable.

Seguridad en las redes sociales y en los servicios de mensajería instantánea

También las plataformas y apps sociales almacenan datos personales de tu hijo, como la edad, los intereses, direcciones y “me gusta”, por lo que su información se propaga inadvertidamente a medida que navega e interactúa por internet. Si alguna vez te has preguntado por qué la publicidad recomienda una promoción de descuento de la tienda de la esquina o un producto del que has estado buscando información, ese es el motivo. A los usuarios de plataformas como Facebook o Instagram se les pregunta por el máximo de datos personales posibles. Aunque existen configuraciones que permiten decidir qué información quieres mostrar y a quién, deberías hablar largo y tendido con tu hijo sobre la protección de datos. En la siguiente checklist te hemos resumido los consejos de privacidad más importantes:

  • antes de aceptar cualquier propuesta de la plataforma, lee los términos y condiciones, ya que ahí se informa de qué datos se van a almacenar y qué se va a hacer con ellos
  • evita que se exponga públicamente información personal detallada y créale a tu hijo un perfil privado
  • siempre que sea posible, revisa periódicamente la configuración de privacidad de las plataformas que utiliza tu hijo
  • desactiva el envío de publicidad, siempre que sea posible
  • configura una autorización previa para el etiquetado de fotografías

AtenciónCuidado con las falsas amistades: evita que tu hijo chatee con usuarios desconocidos.

AtenciónCuidado con las falsas amistades: evita que tu hijo chatee con usuarios desconocidos.

Explícale a tu hijo que contestar a comentarios o mensajes ofensivos solo causa problemas. Para no mirar hacia otra parte, podéis reportarlos y bloquear el usuario que los haya publicado.

Un consejo adicional: existen programas filtradores de contenido que permiten una navegación segura. Con aplicaciones como Qustodio o Kids Place, tu hijo podrá explorar internet accediendo siempre a webs confiables.

Como ves, no hace falta prescindir de las redes sociales o de otras plataformas de internet. El factor clave es que tu hijo piense con detenimiento qué va a publicar, qué información suya va a aparecer en su perfil y quién va a tener acceso a sus publicaciones.

Uso de las fotos y vídeos en internet

Es importante que tu hijo sepa cómo actuar en caso de que alguien difunda una imagen sin permiso. Explícale que determinadas imágenes que pueden resultar comprometidas no deben ser difundidas y reenviadas así como así. En resumidas cuentas, no todo lo que se encuentra en internet nos pertenece ni tenemos vía libre para hacer con ello lo que queramos. Pídele a tu hijo que preste atención a la presencia de la leyenda “La imagen puede estar protegida por derechos de autor”, ya que en ese caso solamente el fotógrafo tiene derecho a difundir su imagen. En caso de querer usar la foto, se debe pedir al autor si se puede utilizar la imagen y cómo hay que acreditarlo. Esto también se aplica en los casos en las que tu hijo aparezca con otras personas. Déjale claro que todo el mundo tiene derecho a la propia imagen. Eso significa que, si en la foto o video en cuestión aparecen más personas, tu hijo debería pedirles su consentimiento antes de publicarlo. Ser respetuoso con los demás y sus derechos de privacidad es fundamental, también en internet. A la hora de publicar contenido, hay que tener en cuenta la posibilidad de que lo que algo que a priori parece “divertido” puede resultar perjudicial u ofensivo para otra persona. Una vez publicada en la red, una foto de tu hijo es susceptible de ser encontrada por un motor de búsqueda y compartida por el resto de usuarios. Para evitar que se publiquen imágenes de tu hijo sin consentimiento, existen varias redes sociales que se pueden configurar de tal modo que sea necesaria la confirmación del usuario en cuestión a la hora de hacer pública una imagen.

Buenas y malas contraseñas

La del correo electrónico, la de Facebook, la de Instagram y la de Skype: es muy habitual tener muchas cuentas abiertas con sus respectivas contraseñas. Es por ello que es importante que tu hijo sea consciente de la importancia de establecer una contraseña segura ya desde sus primeros pasos por la red.

IndicioEspecialmente cuando usamos redes públicas, es recomendable establecer contraseñas fuertes. Además, es importante que tu hijo no pase las suyas a sus amigos, compañeros o incluso a extraños.

IndicioEspecialmente cuando usamos redes públicas, es recomendable establecer contraseñas fuertes. Además, es importante que tu hijo no pase las suyas a sus amigos, compañeros o incluso a extraños.

Seguridad del ordenador y la tableta.

Para establecer una contraseña lo suficientemente segura para tu hijo, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • no utilizar nuestro nombre: es preferible usar palabras y conceptos que no se correspondan al nombre o apellidos reales del usuario
  • que sea impredecible y/o arbitraria: no usar secuencias lógicas de números ni términos o cifras como nombres personales o fechas de cumpleaños
  • que sea compleja: es recomendable reemplazar letras con carácteres especiales o números, por ejemplo “@” en vez de “a”
  • que sea larga: usar al menos 12 caracteres (y si se combinan mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales, mejor)
  • que sea inaccesible: las contraseñas no deben almacenarse en un archivo del ordenador ni llevarlas apuntadas consigo en una libreta

Es especialmente recomendable cambiar las contraseñas regularmente. Se puede establecer, por ejemplo, el día 1 de febrero (o cualquier otra fecha) como “día del cambio de contraseñas”.

Un consejo extra: en webs como password.kaspersky.com/es/ puedes comprobar cómo de segura es una contraseña.

En resumen

Internet ofrece todo un mundo de posibilidades, pero también tiene sus riesgos. Es por eso que el uso responsable resulta fundamental para toda la familia. Es tarea de los padres vigilar que su hijo pueda acceder a internet de forma segura en casa. Existen varias aplicaciones y modos de configuración especiales para asegurar la seguridad y privacidad cuando navegamos por la red, así como navegadores y programas especiales para niños. Es importante que expliques a tu hijo el significado e importancia de la seguridad en internet y le enseñes a navegar minimizando los riesgos. Sé un ejemplo para tu hijo y muéstrate abierto a ayudarle siempre que tenga preguntas o cualquier tipo de problema.

Para más información:

https://www.osi.es/es
(última consulta: 19.07.2019)

https://www.is4k.es/
(última consulta: 18.07.2019)

https://www.unicef.org/spanish/online-safety/
(última consulta: 23.07.2019)

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/ PeopleImages

iStock.com/ mixetto

iStock.com/ Gerber 86

isStock.com/ zeljkosantrac