Bolsos pequeños

4 de 4 artículos vistos
Ir arriba

Bolso pequeño: desde el pasado a nuestros días

Contar con un bolso pequeño adecuado es fundamental para completar todo tipo de looks, sobre todo femeninos. Con la elección correcta de tu próximo bolso pequeño ganarás seguridad, funcionalidad y estilismo. Las posibilidades son inmensas, tanto para conjuntos casuales como distinguidos. Con él puedes potenciar tus juegos cromáticos, crear contrastes atractivos o resaltar la armonía. Anímate a explorar este universo creativo que ponemos a tu disposición.

El bolso pequeño, un grande de la moda

En C&A hemos reunido para ti una estupenda selección de bolsos pequeños de actualidad. Puedes encontrar de todo tipo: bandolera, joya, sobre, clutch, mini, estilo caja o pouch. ¿No los conoces todos? No te preocupes, vamos a describírtelos ahora. Estos últimos, los pouch, tienen una presencia semejante a la de un portadocumentos, por lo que se encuentran a mitad de camino entre un bolso pequeño y un neceser. Aportan sofisticación y quedan muy bien con un vestido corto en tono verde oscuro, sandalias de tacón y un tocado bonito.

El bolso bandolera es sobradamente conocido: práctico, informal y desenvuelto, te quedará genial para ir a buscar a tus hijos al cole con un jersey largo de punto, unos tejanos índigo con abrasiones y unos botines de cuero. En cuanto al bolso pequeño tipo joya, también llamado minaudière, te aporta el mayor nivel de coquetería y es perfecto para asistir a una fiesta elegante. Con tu little black dress de corte simple ceñido, tus tacones negros y tu peinado recogido, uno de estos modelos en gris metálico te quedará estupendo.

Pequeño pero listo para todo en distintos materiales

El bolso tipo sobre se parece a ese utensilio de papelería, por lo que resulta ideal para el uso diario, si bien el modelo de bolso pequeño por excelencia es el clutch, cuya variedad es excepcional y sigue siendo tendencia desde hace mucho tiempo. Entre los modelos más juveniles destacan los bolsos mini, que quedan ideales con presencias frescas y para todo tipo de ocasiones desenfadadas. Por ejemplo, para ir a una reunión de antiguas alumnas vestida con una blusa en tono salmón y pantalones cropped blancos. Una variante de esta alternativa es el bolso pequeño tipo caja, cuadrado y singular, que también está adquiriendo una popularidad creciente.

Para completar este análisis sobre la tipología del bolso pequeño, considera que, tanto en la selección de C&A como en el mercado en general, puedes encontrar multitud de materiales en su elaboración. Por supuesto, la piel natural o sintética, pero también telas de loneta, algodón -nuestro favorito es el orgánico, llamado Bio Cotton, gracias al cual se garantiza el desarrollo sostenible del planeta y el usuario disfruta de las caricias más suaves sobre su piel- o tejidos plastificados.

Es importante saber cómo limpiar y mantener en perfecto estado el bolso pequeño elegido, ya que de este modo podrás alargar su vida útil y, lo principal, mantener tu imagen impecable. Los complementos dicen mucho sobre sus usuarios. Por eso, resulta inadmisible lucir una presencia excelente -por ejemplo, con un elegante mono azul petróleo, zapatos clásicos de medio tacón navy y americana celeste-... y llevar un bolso pequeño en la mano con manchas, raspones o áreas desgastadas.

La casuística es enorme: en buena lógica, no es lo mismo limpiar un bolso de piel natural que otro de polipiel, o un bolso barato de tela que, quizás, puedas meter incluso en la lavadora. Lo importante es saber adaptarse a las características de cada uno de ellos, por eso la mejor fuente de información es el propio fabricante. Consulta la etiqueta, y las instrucciones de mantenimiento y lavado, para saber qué debes hacer. A modo de ejemplo, podemos decirte que, sobre todo en el caso de un bolso de fiesta o una pieza de cuero, la prevención es importante. Si portas en su interior objetos que pueden mancharlos, como plumas, comida o maquillaje, llévalos en una bolsa que actúe de salvaguarda.

La fisonomía no es, en realidad, un factor determinante a la hora de escoger tu bolso pequeño. El propio tamaño reducido de los mismos minimiza la influencia visual que tiene en el conjunto. Así, por ejemplo, si posees una figura menuda, eres bajita y muy fina, un bolso más grande te tapará más y, en principio, resultará desaconsejable. Por el contrario, si eres alta, corpulenta o voluminosa, quizás te interese ampliar un poco el tamaño de tu bolso para crear un contrapeso visual.

10 % de descuento*
Suscríbete a nuestra newsletter y consigue un 10 % de descuento en tu próxima compra.

warningIntroduce una dirección de correo electrónico válida.