shop.global.1
global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Chalecos

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Precio
Colección
Descuento
Escote
Silueta / Forma
Diseño
Marca
3 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Chalecos para hombre: la elegancia que va contigo

¿Sueles llevar chaleco? Si no estás acostumbrado, quizás ha llegado el momento de cambiar de onda. Porque los chalecos para hombre se están imponiendo como una prenda imprescindible para el caballero fashionista actual. Aunque no está del todo claro, en opinión de algunos historiadores, parece ser que fue un monarca inglés, concretamente Carlos II, quien lo incorporó a los usos estéticos europeos en el siglo XVII. Y lo hizo provocando una auténtica revolución estética, porque fue la primera vez que se admitía una prenda oriental, en este caso procedente de Persia, en tan altas instancias.

¿Sabías que, en origen, los chalecos para hombre fueron conocidos como chupas? Por eso, cuando te refieres a tus cazadoras biker, tus parkas, tus chaquetas de invierno o tus chaquetas de plumas como tales, estás alterando el significado inicial de esta palabra, aunque este nuevo uso lingüístico está plenamente consolidado.

Lo cierto es que, hoy en día, el concepto chalecos para hombre se ha diversificado muchísimo. Podemos encontrar chalecos para hombre que sustituyen a las chaquetas de entretiempo, así como propuestas invernales para combinar con un grueso y cálido jersey de lana. Y, por supuesto, los míticos chalecos finos de tela que forman parte del traje masculino. Si tienes boda pronto, el elegante chaleco no debería faltar en tu estilismo.

Desde C&A ponemos a tu disposición una atractiva selección de chalecos para hombre que son, fundamentalmente, favorecedores. Nos encantan los modelos de poliéster, muy versátiles y cómodos. Acolchados, ligeros y cálidos al mismo tiempo, te quedarán geniales en cualquier estilismo de diario. Así, si lo eliges en azulón y lo combinas con vaqueros slim fit azul claro lavados a la piedra, zapatillas deportivas blancas y camiseta básica blanca de algodón con manga larga, estarás impecable para ir al parque con tus hijos, acudir al campo de fútbol a animar a tu equipo favorito o salir a tomar algo con tus amigos de siempre.

Cómo y cuándo llevar los chalecos para hombre

Los chalecos masculinos conforman, actualmente, una de las prendas más versátiles que existen. Se han empoderado y podemos verlos en infinidad de ocasiones. Los hay de múltiples tejidos: además de los diseños acolchados en poliéster, puedes encontrar bonitas creaciones en punto, lana, nylon, lona, lino o algodón orgánico, el tejido que nos enamora en C&A. Por supuesto, cuando se trata de chalecos para hombre que vas a combinar con trajes, suele ser conveniente que estén confeccionados en el mismo tejido.

Pero ¿cuáles son los principales tipos de chalecos para hombre que podemos encontrar? Lo cierto es que hay muchísimas opciones, según los criterios empleados para clasificarlos. Conviene distinguir, por ejemplo, entre chalecos de etiqueta e informales, abotonados o con cremallera, rectos o cruzados, con o sin capucha, entre otros. Si te va el rollo denim, los chalecos para hombre tejanos en sus distintas gamas de azul son una magnífica alternativa a las chaquetas vaqueras de cualquier color.

Te animamos a combinarlos con unos pantalones vaqueros negros, con algún que otro roto o abrasión, una camiseta print de manga larga multicolor, elaborada en algodón orgánico, y unos zapatos deportivos de malla en azul marino. Con esta imagen puedes atender a tus clientes en la tienda con estupenda naturalidad, así como salir de tapeo o terraceo con tus colegas sin perder ese estilo informal y seductor que te caracteriza.

Por otra parte, los chalecos de cuero tienen un rollazo cool espectacular. Si eliges un prenda ligera en tonos tostados y la combinas con un polo negro de algodón de manga larga, pantalones pitillo de loneta crudos y botas de motero en cuero oscuro, lucirás una presencia aguerrida y muy solvente, con la que en ningún caso pasarás desapercibido. ¿Tienes cena de equipo? Prueba este estilismo.

En C&A, además, hemos reunido una magnífica colección de chalecos deportivos que son perfectos para casi todo el año. Te permiten crear un look de capas bien trabajado y se adaptan a la climatología existente. ¿Hace mucho frío? Póntelo sobre una camiseta térmica gris, una camisa recia de paño blanca y un jersey grueso de lana marengo. ¿Tan solo refresca? Elígelo en color negro, de poliéster, y llévalo a cuerpo sobre una camisa de leñador de paño con cuadros animados, por ejemplo rojos y grises.

Otras cuestiones importantes sobre los chalecos para hombre

Es importantísimo, al elegir chalecos para hombre, que aciertes al 100 % con la talla, ya que nunca quedan bien si se notan ajustados o algo amplios. Si lleva botones, ¡jamás los abroches todos! El último siempre debe quedar abierto. Ten presente, además, que si no quieres arriesgar, la camisa es el acompañante por excelencia de todo tipo de chalecos. Pero gracias a las actuales tendencias, también las sudaderas, los polos, los jerséis y las camisetas, sobre todo de manga larga, maridan bien con ellos.

Insistimos: escoger bien la talla es fundamental. Si tienes algo de barriga o tendencia al sobrepeso, jamás lleves un chaleco apretado: ni te sentirás cómodo ni lucirás bien. En tal caso elige los tonos oscuros, más discretos, y dirige la atención hacia otras partes de tu cuerpo, como los hombros o las piernas. Si eres alto y delgado, puedes compensar visualmente tu fisonomía poniéndole color a esta prenda y decantándote por los modelos que son un poco más largos.

Es fundamental, además, que leas y respetes totalmente las indicaciones incluidas en el etiquetado de tus chalecos para hombre. El fabricante tiene claro qué procedimientos de lavado le van bien, motivo por el cual es mejor que no improvises para, de este modo, conservar la prenda en buen estado durante mucho más tiempo.

Definitivamente, llevar chaleco hoy es una opción que no deberías desaprovechar. Su versatilidad es absoluta: puede acompañarte a la boda de tu mejor amigo,  ayudarte a pronunciar esa importante conferencia o abrigarte mientras animas a tu hijo en su partido de fútbol semanal. Asimismo son geniales cuando los combinas con una chaqueta trekking de material sintético caqui o como complemento de esas chaquetas de piel marrones o negras que tanto te gustan.