global.uvp.bar.1

Calidad para sentirte y verte mejor

Aprox. 50% más materias primas sostenibles

Gran selección

Moda para toda la familia

Expertos en moda

Looks hechos para ti

Filtro
Los filtros te ayudarán. Usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Niños - Sexo
Edad
Talla EU
Color
Precio
Descuento
Marca
Material
Sostenibilidad
Disney y otros dibujos
Diseño

Algunas consideraciones previas sobre la toalla para bebé

Hay muchos instantes en la vida de tu hijo en los que necesita una toalla para bebé. Evidentemente, el momento doméstico del baño es uno de los más divertidos, deseados y agradables del día. Cuando lo introduces en su bañera, lo enjabonas, lo masajeas suavemente y lo aclaras, se siente querido, relajado y muy contento. Después, cuando lo rodeas con una toalla de algodón orgánico, muy suave y amorosa, el peque se siente el niño más afortunado del mundo. Una vez seco, ponle su pañal, un pijama de una pieza beige y unos patucos marrones antes de acostarlo, leerle un cuento y dejarlo descansar en su cuna. La toalla para bebé es, por ello, uno de los accesorios previos para asegurarle dulces sueños.

¿Sabías que en el siglo II la mayoría de las damas romanas tenían un buen número de toallas? También se confeccionaban en algodón teñido, como las actuales, y su uso era doble: tumbarse sobre ellas y secarse. Entre las ruinas de Pompeya se encontraron frescos que las representaban. Los egipcios y los bárbaros también las utilizaron, mientras que en la Edad Media se consolidó completamente su empleo. En el siglo XX, la toalla para bebé se convirtió en un artículo muy demandado que, actualmente, se encuentra disponible en el mejor material de la historia: el algodón orgánico. Conocido también como Bio Cotton, es un producto 100 % ecológico, que no solo contribuye al desarrollo sostenible del planeta sino que disfruta de una larga vida útil, máxima excelencia y tacto hipoalergénico, superagradable, para tu pequeño.

Casi cualquier toalla para bebé está elaborada con algodón, las más afortunadas en el ya mencionado algodón orgánico, y, algunas, en felpa, materiales sintéticos y otros componentes. Debes esmerarte en su mantenimiento siguiendo las instrucciones del etiquetado y lavándolas en programas cortos o fríos, mejor sin centrifugado ni secadora. Es importante hacerlo para que su estado se mantenga óptimo, y cada vez que envuelvan a tu hijo, este las sienta como una auténtica caricia de mamá. Y, desde luego, para que conserven la intensidad de sus colores. ¿Toca tarde de piscina? Ponle a tu bebita un bañador de licra con estampado marítimo en azulones y celestes, unas chanclas de tiras, su gorro de pintor con ala circular en lila y su toalla para bebé multicolor, y será la más preciosa a 100 kilómetros a la redonda.

Cómo elegir la toalla para bebé de tus hijos

Las mejores colecciones de toalla para bebé, como las que te presentamos en C&A a precios asequibles y con una calidad fuera de serie, se adaptan perfectamente a la características fisonómicas de estos peques. Muchas son cuadradas, para arroparlos mejor, y otras incluyen capucha anexa con la que cubrir sus cabecitas después de cada chapuzón. Otra variante altamente funcional son las toallas capa, que pueden cubrirlos completamente mientras los estamos secando. Por último, un albornoz es una opción de toalla para bebé que ofrece prestaciones diferentes. Por ejemplo, después de su baño diario en la bañera puedes cubrirlo con uno en color blanco nuclear mientras le cortas las uñas, lo peinas y le das una de esas sesiones de mimos que tantísimo te gustan. Unos patucos o unos calcetines hogareños en un tono intenso, rojo, anaranjado o verde pistacho, completarán una presencia sumamente carismática. Incluso puede recibir de esta guisa a esos amigos de la familia que llevan días queriendo conocerlo.

Si hay un lugar al que no puedes acudir con tu pequeño sin una toalla para bebé es la playa. Mejor aún, llévate dos o tres de ellas. Una para secarlo tras sus baños, lógicamente. Otra para extenderla sobre la arena y dejarlo descansar cómodamente y, la última, para secarlo del todo cuando os vayáis a ir. Una vez seco, ponle su pelele denim con pantalones pirata, su body de algodón orgánico, unas sandalias con velcro y una gorra deportiva con visera y lo convertirás en el nene más fashion de la costa.

También deberías llevarte una toalla para bebé a esa excursión familiar al monte. Después de merendar, con su pantalón deportivo de algodón en color negro, su camiseta a rayas grises y verdes, sus calcetines en tono oliva y su sudadera azul petróleo, puedes buscar una sombra y echarlo a jugar sobre la hierba. Pasará una tarde muy estimulante y divertida.

Buenos consejos para aprovechar al máximo una toalla para bebé

Nadie nace aprendido. Las mamás primerizas, por descontado, tampoco. Por eso debes tener en cuanto algunas premisas y buenas prácticas que te ayudarán a preservar el óptimo estado de tu chiquitín. Un buen truco, por ejemplo, es llevar siempre una toalla pequeña en el neceser de tu bebito. Además de las toallitas húmedas del supermercado, perfectas para limpiar cualquier mancha, tener a mano una toalla para bebé de pequeño tamaño te sacará de más de un apuro. Por ejemplo, en el centro comercial. Imagina que habéis ido de compras y tu chiquitina está ideal con su vestido camisero multicolor con estampado floral, sus bailarinas rosas, su diadema fucsia y su body interior color crema. Pero, oh, así son los bebés, su pañal se ha desbordado y tienes que cambiarla urgentemente. Quizás hayas sido previsora y lleves una segunda muda contigo. O tal vez no. En cualquier caso, tras limpiarla perfectamente bien con las toallitas húmedas, podrás secar sus zonas íntimas con tu pequeña toalla para bebé y, de este modo, evitar cualquier riesgo de irritación en tu hijita.

Muchas madres, por otra parte, utilizan estas toallas como mantitas de bebé, sobre todo en las épocas menos frías. Incluso puedes conformar un parasol, sobre el carro de tu peque, para protegerlo de los rayos más intensos. Solo tienes que anudar la toalla estratégicamente en tres o cuatro puntos y, aunque no quede el cochecito más discreto del mundo, tu pequeño viajará perfectamente en él. Hasta se echará una cabezada. Sin duda, el mejor consejo que podemos darte es que navegues por los catálogos de nuestra tienda online de C&A, donde cada toalla para bebé es una auténtica obra maestra de diseño, estilismo, excelencia y suavidad.