shop.global.1
Las fat bikes son una de las tendencias en deportes de nieve

Nuevas tendencias en deportes de invierno

Cuando se trata de deportes de invierno, el esquí es una de las primeras actividades que se nos viene a la cabeza. Sin embargo, la popularidad de otras modalidades como el snow bike, el snow tubing, el snow kite o el fat bike ha aumentado considerablemente en los últimos años dentro del mundo del ocio de invierno en España. Se trata de actividades que, sin lugar a dudas, traen consigo grandes dosis de aventura y adrenalina. En este artículo te explicamos qué tienen de especial estos deportes y qué requisitos se deben cumplir para su correcta práctica. Además, te contamos dónde practicarlos y dónde adquirir el equipamiento necesario.

Snow bike

Un amante del deporte de nieve con una snow bike © Snowtrike

Cuando hablamos de snow bike, no estamos hablando de un deporte que haya surgido de la nada, sino que proviene de los primeros trineos de nieve que comenzaron a desarrollarse en la década de los 60 y 70. Como su nombre bien indica, el snow bike es un tipo de bicicleta que, en lugar de ruedas, lleva esquís acoplados. Las snow bikes más modernas se caracterizan por su ligero peso y por su cómodo sistema de suspensión. De esta manera, se garantiza que el control sobre la bicicleta sea más cómodo e intuitivo. La gran ventaja que presentan es que son fáciles de utilizar, por lo que los niños se familiarizan rápidamente con ellas. Además, no es necesario poseer experiencia previa con los esquís o con el snowboard.

Para la correcta práctica de esta actividad se aconseja llevar puesta ropa para la nieve, aunque tampoco se recomienda un equipamiento específico. Mientras que en otros países este deporte ya es más que común, en España apenas está despegando. La empresa barcelonesa SNOWTRIKE ha sido pionera en diseñar y fabricar la primera bicicleta de nieve en España. Además, estas pueden adquirirse en la tienda 360bicycles de Barcelona.

Fat bike

Otra modalidad que ha conseguido convertirse en tendencia es la denominada fat bike. Se trata de un tipo de bicicleta, aparentemente “normal”, que proviene de Estados Unidos. Su característica más destacable es la anchura de sus ruedas, cuyo grosor puede ir desde los 10 hasta los 12 centímetros (más del doble si se compara con una bicicleta de montaña normal).

A pesar de que las fat bike aún no son demasiado comunes en España, en los últimos años han ido ganando terreno entre los amantes de los deportes de nieve. Este tipo de bicicleta dispone de unas propiedades de agarre muy óptimas, por lo que resulta ideal para conducir en superficies irregulares o resbaladizas como la nieve o el hielo. Además, no se requiere ningún conocimiento previo para su práctica, aunque es aconsejable poseer algo de experiencia y cierta seguridad con los vehículos de dos ruedas.

Con las fat bikes no es necesario ceñirse a rutas fijas, ya que gracias a sus inmejorables características y a sus gruesas ruedas se puede correr por cualquier tipo de terreno, aunque acabe de nevar. Eso sí, ten en cuenta que también se ha de estar en buena condición física antes de montar en una.

Una aficionada a los deportes de nieve en una fat bike © Tracks Cerdanya

Aunque no resulta sencillo encontrar lugares de la geografía española donde se practique esta modalidad, vale la pena resaltar las posibilidades que ofrece la empresa Gravity Pyrenees, de la comarca de la Cerdanya (Girona), donde podrás alquilar tu fat bike, participar en rutas guiadas con experimentados guías y derrapar por las pendientes más arriesgadas. En nuestro país vecino, Andorra (concretamente en el sector Grau-Roig de la estación de esquí de Grandvalira), se celebró esta temporada pasada la primera edición de una competición de snow bikes. Un evento que, sin duda, ayudará a que este deporte vaya despertando poco a poco el interés de los amantes de los deportes de invierno.

Tubing

Un niño deslizándose en colchoneta por una pista de esquí © treasurephoto

El snow tubing es un deporte ideal para debutantes de cualquier edad. Se trata de una opción para practicar al aire libre que permite deslizarse por los toboganes de nieve de las estaciones de esquí mediante un colchón circular. En algunos casos puede llegar a alcanzar los 50 km/hora. Al mismo tiempo, es una de las modalidades más seguras dentro de los deportes de invierno, ya que el colchón de aire amortigua los posibles choques. Se aconseja llevar ropa apropiada de esquí, así como protegerse con un casco.

Esta práctica, originaria de los Estados Unidos, goza de gran popularidad en España. Numerosas estaciones de esquí, así como parques y centros lúdicos, la ofrecen como actividad de ocio. Es el caso de la Snowzone de Madrid o la estación de esquí de Vall de Núria.

Snow kite con esquís o snowboard

A pesar de que el snow kite sigue siendo una modalidad prácticamente desconocida en España, supone una alternativa perfecta al esquí. El objetivo de este deporte consiste en deslizarse por llanuras cubiertas de nieve mientras se es remolcado por una cometa de tracción. Para ello, podrás elegir entre utilizar unos esquís o una tabla de snowboard. Sin embargo, es imprescindible contar con conocimientos previos y experiencia en este tipo de actividades, ya que antes de lanzarse a practicar hay que aprender a mantener el equilibrio y, al mismo tiempo, tener la cometa bajo control.

En España se pueden encontrar cursos para principiantes. Por ejemplo, la empresa burgalesa Deslizat ofrece cursos con profesionales cualificados que te adentrarán en el mundo del snow kite. Los barceloneses Club Global Kite, con su amplia experiencia, son otro de los referentes nacionales con los que iniciarte en esta modalidad deportiva. Otra empresa que ofrece estos servicios en España es Agua y Nieve. Ubicada en la Provincia de Huesca, imparte desde cursos de iniciación hasta cursos avanzados. Además, también ofrece la posibilidad de adquirir el equipamiento necesario para practicar. Dado que el snow kite requiere mucho espacio libre, las zonas para practicar este deporte suelen estar separadas de los demás deportes de invierno.

En el snow kite se es traccionado por una cometa, lo que permite deslizarse por la nieve © molchanovdmitry

Moto de nieve

Un aficionado recorriendo una ruta de motos de nieve © treasurephoto

Otra de las posibles actividades alternativas a los esquís bien puede ser la de dar un paseo en moto de nieve. Se trata de una práctica relativamente nueva, que algunas estaciones de esquí españolas ya han incorporado a su programa de ocio. Una excursión en moto te permitirá conocer más sobre el entorno de la estación y alejarte de las concurridas pistas mientras disfrutas de una emocionante sensación de libertad. Las excursiones con este tipo de vehículos suelen ser guiadas por un profesional. Por ejemplo, en la estación de La Molina, ubicada en el Pirineo Catalán, se ofrecen rutas en motos de nieve, así como en Tena Park, empresa oscense especializada en actividades de ocio y comprometida con el deporte saludable y el respeto al medio ambiente.

En resumen

Las nuevas modalidades de deportes de invierno se están abriendo hueco en las estaciones de esquí españolas,  en una apuesta por innovar y ofrecer en sus instalaciones la posibilidad de practicar otros deportes más allá del esquí. Para algunas de estas disciplinas, como por ejemplo las fat bikes o el snow kite, se aconseja poseer cierta experiencia y estar en buena forma física, sobre todo si decides practicarlas por tu cuenta. Te recomendamos que primero te inscribas en algún curso o visita guiada, para ir familiarizándote con la actividad que hayas elegido. Para los deportes de invierno que se incluyen en este artículo, es recomendable llevar ropa de esquí cómoda, gafas y casco protector.