shop.global.1
Tutorial para hacer un oso de pañales

Cómo hacer un oso de pañales

El oso de pañales es una variante de la popular tarta de pañales y es otra buena opción para hacer un regalo personalizado con motivo del nacimiento de un bebé. Con la ayuda de pequeños complementos útiles para bebés, podrás crear un regalo único que hará las delicias de padres e hijos.

Tiempo necesario

Tiempo necesario: 45 minutos

Dificultad

Dificultad: media

Coste

Coste: 40 – 60 €

El tiempo que necesitarás para elaborar tu oso de pañales son unos 45 minutos. Por supuesto, este cálculo puede variar dependiendo de tus habilidades y de si alguien te echa una mano. De hecho, lo más sencillo es elaborar el oso de pañales entre dos personas, pero puedes elaborarlo tú solo perfectamente. Si tienes todo el material necesario en casa y ya preparado, el proceso de diseño y elaboración te resultará mucho más ágil.

Todo el material necesario para el oso de pañales

Material necesario para tu oso de pañales

Para elaborar el cuerpo del oso necesitarás:

  • 62 pañales, preferiblemente de la talla 3
  • Un rollo de papel de cocina
  • Cartulinas de distintos colores
  • Gomas elásticas, alfileres, cinta adhesiva
  • Unos 2 metros de cinta decorativa de colores
  • Marcador negro grueso

Por supuesto, puedes decorar el oso de pañales como mejor te parezca. Lo que siempre queda bien es utilizar regalitos prácticos para el bebé, como ropa o productos de higiene, a modo de elementos decorativos. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Chupetes
  • Baberos o pañales de tela
  • Un sombrero o gorrita
  • Un orinal
  • Un animal de tela o de peluche

Cómo hacer un oso de pañales paso a paso

Paso 1: Elaborar el cuerpo del oso

Si ya dispones de todo el material, puedes ponerte manos a la obra. Para la elaboración del cuerpo de este oso de pañales necesitarás un poco de espacio, por lo que es preferible contar con una mesa de trabajo completamente despejada.

Coloca encima de la mesa unas 20 hojas de papel de cocina, una detrás de otra. A continuación, pliega dos veces las hojas de papel de cocina, de modo que ocupen solamente un tercio de su anchura original. Asegúrate de que las hojas quedan juntas y no hay separación entre ellas. Es más fácil realizar este paso entre dos personas, pero con un poco de paciencia también podrás hacerlo tú solo. El objetivo es formar una base hecha de papel de cocina, encima de la cual colocarás los pañales para hacer el cuerpo y la cabeza del oso. Ayúdate de tiras de cinta adhesiva para que el papel quede mejor fijado.

Como alternativa al papel de cocina, también puedes utilizar una cinta ancha de tela del color que prefieras. Esta puede ser un poco más difícil de enrollar, pero te ahorrarás el paso final de quitar el papel de cocina.

Para elaborar el oso de pañales necesitas:

  • 36 pañales para el cuerpo
  • 20 pañales para la cabeza
  • 2 pañales para los brazos, 2 para las piernas y 2 para las orejas
Enrolla el cuerpo del oso de pañales

Coloca los pañales de tal forma que se superpongan ligeramente sobre la cinta o el rollo de cocina. Cuando hayas colocado todos los pañales, enróllalos con fuerza. Asegúrate de enrollarlos rectos y sin que sobresalga ninguno por los lados. Cuando los tengas todos enrollados, corta el excedente de papel de cocina o de la cinta y pega el extremo con cinta adhesiva. Este también es un paso que se hace mejor entre dos personas: uno enrollando los pañales y el otro sujetando para que queden bien compactos y evitar que se deslicen. Para terminar, ata una cinta ancha del color que prefieras alrededor del cuerpo de pañales. Si has utilizado papel de cocina, puedes cortar el extremo y retirar la capa exterior para que no quede a la vista.

Ahora ya tienes un cuerpo regordete de oso. Con la cabeza el procedimiento es exactamente el mismo que con el cuerpo, pero utilizando solamente 20 pañales.

Paso 2: La cara del oso

Como es lógico, tu osito de pañales necesita una cara. Este es un paso en el que puedes dar rienda suelta a tu imaginación, pues las posibilidades son casi ilimitadas.

Para hacer unos ojos simples pero bonitos, puedes utilizar cartulina. Recorta dos círculos en cartulina negra con un diámetro aproximado de unos 5 centímetros. Dos pequeños puntos blancos servirán para completar los ojos.

Diseña los ojos del oso con papel cartulina

Como alternativa, puedes dibujar y pintar los ojos en papel blanco y recortarlos. El oso quedará especialmente auténtico si le pones unos ojos grandes y largas pestañas. Puedes dibujar las pestañas utilizando el marcador negro. Sujeta los ojos a la cabeza mediante alfileres de colores a juego.

Completa con cartulinas la cara del oso

Para hacer el hocico, recorta un óvalo de cartulina de color beige, con un diámetro longitudinal de unos 12 o 15 centímetros. A continuación, recorta otro óvalo más pequeño y de color negro que hará las funciones de nariz. Con el marcador negro puedes dibujar la boca del oso. Una vez terminado el hocico, puedes fijarlo a los pañales de la cabeza ayudándote, una vez más, de unos alfileres.

Como alternativa para la boca, puedes utilizar un chupete. Para fijarlo, debes hacer un hueco con el dedo entre las capas de pañales y meter ahí la tetina. Si no acaba de quedar bien sujeto, puedes utilizar alfileres haciéndolos pasar oblicuamente por los agujeros del escudo del chupete, nunca atravesando la tetina.

Por supuesto, puedes decorar la cara utilizando otros elementos, como una boca besucona de color rojo hecha de cartulina, unas cejas hermosas o unas gafas de sol para niños. ¡Da rienda suelta a tu creatividad!

Paso 3: Unir las partes

Una vez compuestas todas las partes, es el momento de unirlas para darle la forma final a nuestro oso de pañales.

¡Espera! Todavía nos faltan las orejas. Para hacer una oreja, toma un pañal y enróllalo apretándolo con fuerza. Para fijarlo, puedes utilizar una goma elástica que taparás a continuación con cinta decorativa. Aunque puedes fijar la cinta simplemente con un nudo, puede que este forme arrugas indeseadas, por lo que es mejor utilizar un alfiler. De esta forma, el aspecto será más discreto y necesitarás utilizar menos cinta. En lugar de usar cintas de tela, también puedes colocar un calcetín de bebé recubriendo el pañal enrollado; así las orejas quedarán más coloridas, y aprovecharás para incluir un regalito más junto con el oso de pañales. Con unos alfileres colocados de forma sutil, engancha las dos orejas a la cabeza del oso. También puedes sustituir los pañales de las orejas por bodies enrollados, utilizando la misma técnica.

Fija las orejas, brazos y patas del oso de pañales

Para hacer los brazos y las patas del oso no hay más que seguir el mismo procedimiento que con las orejas, utilizando un pañal o un body de bebé para cada pieza. Ten en cuenta que las piernas tienen que servir para que tu oso quede estable una vez terminado. Para ello, las piernas deben estar unidas a los laterales de modo que haya un total de tres puntos de soporte, dos en las piernas y uno en la barriga del oso. Si aún así el oso no queda muy estable, una alternativa es omitir las piernas y sentarlo en un orinal; de este modo, cuentas con la ventaja de poder rellenar el orinal con otros regalos de pequeño tamaño.

Fija la cabeza y el cuerpo del oso con cinta

Fija la cabeza al cuerpo mediante un trozo de cinta decorativa. Para ello, coloca la cinta alrededor de ambos elementos y átalos haciendo que queden bien apretados.

Importante: informa a los padres de la presencia de alfileres en el oso, para que lo tengan en cuenta cuando lo desmonten y no exista riesgo de lesiones.

Paso 4: Diseñar el oso de pañales para niños y para niñas

Ya tienes el oso de pañales en su forma básica, ahora toca darle un toque personalizado. Si desconoces el sexo del bebé, puedes usar colores neutros como verde, amarillo, blanco o gris para decorar el oso.

Los tonos rosados suaves son siempre una opción segura para decorar un oso de pañales para niñas. Puedes complementar el oso con un sombrero de bebé de color rosa, un chupete del mismo color y un babero o un paño de tela a modo de bufanda o foulard para el cuello. Piensa también en los lazos como opción para decorar tu regalo. No combines demasiadas tonalidades distintas de rosa, ya que el resultado final podría resultar un poco cargante. El gris o el blanco son colores que te servirán para combinar con los rosas de una forma discreta y elegante. Unos labios rojos y largas pestañas también son una buena opción para esta simpática osa hecha de pañales. Si tienes cartulinas rosas, puedes utilizarlas para proporcionarle a la cara unas mejillas sonrosadas.

Puedes encontrar todas las prendas y complementos para niñas recién nacidas en nuestras tiendas físicas o en la tienda online. Añadiendo al oso un par de productos para la higiene del bebé o un juguete, acabarás de darle forma a este regalo ideal para los recién estrenados padres.

Decoración del oso de pañales para niñas
Decoración del oso de pañales para niños

Si tu oso de pañales es para dar la bienvenida a un niño, puedes elegir decorarlo con tonalidades azules. Por ejemplo, para las orejas del oso puedes colocar unos bonitos calcetines azules recubriendo los pañales. Como complemento para la cabeza, puedes utilizar un lazo azul o una gorra para bebés. Con baberos azules, bodies y productos de aseo, puedes acabar de completar la decoración de tu oso de pañales en su versión para niños. Nuestra ropa de bebés niño te ofrece suficiente variedad para que puedas personalizar tu oso de pañales. En este caso también vale la regla de menos es más, y los bodies de color blanco o gris aportarán el contraste perfecto y equilibrado a los azules.

Sonajeros, cadenas de chupete y animales de peluche pueden complementar perfectamente a tu oso de pañales.

Puedes encontrar más inspiración para tus regalos para niñas bebés y para niños bebés en nuestros otros tutoriales paso a paso.