Mesa decorada con elementos de Pascua

El menú de Pascua: decoración de la mesa y recetas

La Pascua es la fiesta de la Resurrección y el despertar de la primavera, además de una oportunidad para reunir a toda la familia. Para que estas reuniones y comidas familiares cuenten con un toque primaveral, te proponemos una serie de ideas para decorar la mesa y te mostramos cómo puedes hacerlo todo a mano. También te damos una deliciosa receta de cocina que puedes aprovechar para sorprender a tus familiares y amigos.

Decoración de mesa de Pascua: cómo hacer unos ornamentos primaverales

Utilizar materiales naturales para la decoración de la mesa no solo da un bonito resultado, sino que también ayuda a crear un ambiente primaveral. Unas plantas de floración temprana, unas ramitas y huevos de todas las formas y colores son elementos que no deberían faltar en la mesa. A continuación te presentamos algunas ideas para que elabores en casa estos elementos decorativos.

Decoración de Pascua casera: centro de mesa primaveral

El centro de mesa es el elemento principal de la decoración y el que acabará atrayendo la atención de todos los comensales. Utilizando unas simples hueveras de cartón, podrás combinar la temática de Pascua con la primaveral para ambientar la comida o cena con tus invitados.

Materiales para elaborar un centro de mesa primaveral:

  • Hueveras de cartón
  • Cáscaras de huevo
  • Huevos de codorniz
  • Flores
  • Musgo
  • Tierra
  • Cera para derretir y mechas
Comida de Pascua: el centro de mesa centra el foco de atención de la decoración

AtenciónSi elaboras por tu cuenta los elementos decorativos, asegúrate de que el tamaño del centro de mesa sea proporcional al de la propia mesa. Si la mesa es pequeña, una caja de cuatro o seis huevos será suficiente.

AtenciónSi elaboras por tu cuenta los elementos decorativos, asegúrate de que el tamaño del centro de mesa sea proporcional al de la propia mesa. Si la mesa es pequeña, una caja de cuatro o seis huevos será suficiente.

Para diseñar el centro de mesa, deja volar tu imaginación. Puedes usar huevos blancos, marrones o de colores. También puedes esparcir ramitas o envolver los huevos con ellas. Pintar la huevera de cartón es otra opción para que el conjunto quede más llamativo. Los tonos pastel, como un verde suave o un rosa claro, son bastante adecuados para una decoración de Pascua.

Con la cera puedes fabricar unas hermosas velas, sirviendo la huevera como base para ellas. Para elaborarlas, derrite la cera al baño María. Por otra parte, corta un trozo de mecha lo suficientemente largo como para que puedas anudarlo alrededor de un palillo. Coloca la mecha justo en el punto medio y el palillo en el borde del huevo. A continuación, vierte  la cera derretida en el huevo y deja que se enfríe y se endurezca. En los huevos restantes puedes colocar unas flores frescas con algo de tierra.

Decoración de Pascua: nuestras ideas darán un toque moderno y primaveral a tu mesa

Decoración casera de Pascua: vasos primaverales

Unos modernos vasos tematizados ayudarán a dar otro toque primaveral más a tu mesa. Al igual que con el centro de mesa, tienes vía libre para crear y adaptar nuestras ideas. Esta es nuestra propuesta: pon un poco de musgo en el fondo de cada vaso y haz un nido encima con las ramitas y un poco de alambre. Completa este precioso elemento decorativo con unos huevos de codorniz, algunas plumas y unas flores.

Por supuesto, también puedes colocar un poco de tierra y plantar unas bonitas flores tempraneras dentro del vaso, o poner una vela dentro del recipiente. Las opciones son infinitas. Estos vasos tan primaverales son idóneos para decorar la mesa, aunque también puedes colocarlos en otras partes de la casa.

Soportes para las tarjetas de mesa

Para poner la guinda a la decoración de la mesa, puedes marcar con unas tarjetas en qué sitio se sienta cada comensal. Como soporte para dicha tarjeta, puedes utilizar, por ejemplo, un huevo con berro. Para hacerlo por tu cuenta, solo tienes que reunir algunas cáscaras de huevo durante los días previos a la Pascua. Llena las cáscaras con un poco de tierra, asegurándote de que esta queda ligeramente compactada. A continuación, siembra unas semillas de berro vertiéndolas cuidadosamente sobre la tierra. Procura mantener la tierra húmeda en todo momento. Para asegurarte de que el día de la comida o de la cena el berro presenta su mejor aspecto, siémbralo con un mínimo de cuatro días de antelación.

Las bolas de madera natural encajan perfectamente con la temática primaveral, por lo que son otro recurso a tener en cuenta para la decoración de mesa. De forma rápida y sencilla puedes fabricar una original huevera individual para los huevos con el berro. Para ello, coge una cinta decorativa que te guste y enhebra las bolas de madera con ella. Cierra el círculo con un bonito lazo y ya tendrás hecha la base donde colocar el huevo. Para añadir más diversión al proceso, puedes hacer esta manualidad junto con tus hijos.

Menú de Pascua: un huevo con berro como soporte para las tarjetas de mesa

ConsejoSi no quieres escribir a mano los nombres de las tarjetas, puedes usar una etiquetadora. Escoge la que tenga un diseño de etiqueta más adecuado ¡y ahórrate tiempo!

ConsejoSi no quieres escribir a mano los nombres de las tarjetas, puedes usar una etiquetadora. Escoge la que tenga un diseño de etiqueta más adecuado ¡y ahórrate tiempo!

Haz tus propios adornos de Pascua: puedes hacer los conejos de madera con tu hijo

Decoración de Pascua: un conejito hecho de bolas de madera

Además de la huevera que acabamos de ver, hay otras cosas que puedes hacer con unas bolas de madera natural, como por ejemplo unos bonitos conejitos de Pascua. Para ello, necesitará bolas de dos tamaños distintos. Cuando elijas las bolas, es importante que la pequeña esté perforada a lo largo de todo el diámetro, mientras que la grande debería tener, como mínimo, un agujero.

Aparte de la madera, solamente necesitarás un poco de fieltro y cordel. Recorta dos pequeños óvalos puntiagudos de fieltro conectados por el medio para formar las orejas del conejo. Coge un trozo de cordel doblado y pásalo a través del agujero perforado de una bola de madera. Pasa las orejas de fieltro por dentro de la circunferencia que forma el cordel en uno de los extremos y luego tira del otro extremo.

Las orejas de fieltro deben quedar unidas a la madera pero sobresaliendo de ella. Anuda el cordel por el otro extremo. A continuación, pon un poco de pegamento caliente en el agujero de la segunda bola e introduce en él el extremo anudado del cordel. Para dar más estabilidad a la figura, puedes hacer más de un nudo. Una sucesión de nudos te permitirá introducir mejor el cordel en la segunda bola. Por último, pégale un pequeño pompón a modo de cola y ya tendrás el conejo de Pascua listo.

checkSi quieres dar una original sorpresa en la comida familiar, puedes esconder pequeños mensajes en papelitos enrollados y escondidos en cáscaras de huevo. Puedes encontrar ideas para los textos en nuestro artículo “Tarjetas hechas a mano para felicitar la Pascua”.

checkSi quieres dar una original sorpresa en la comida familiar, puedes esconder pequeños mensajes en papelitos enrollados y escondidos en cáscaras de huevo. Puedes encontrar ideas para los textos en nuestro artículo “Tarjetas hechas a mano para felicitar la Pascua”.

Decoración de Pascua: los conejitos de madera también sirven como regalo

Recetas e ideas para el menú de Pascua

Una vez preparada la decoración de la mesa, es hora de pensar en el menú. Una opción a la hora de elegir la comida es tener en cuenta los platos que van asociados a las tradiciones de esta época del año, aunque también puedes dar un toque original y salirte un poco de la norma. Estos son algunos de los platos típicos tanto de Pascua como de Semana Santa:

  • Primer plato: podemos iniciar la comilona con un plato vegetariano, ya sea en frío, con una ensalada, o en caliente, con verduras cocinadas. La sopa de ajo es otra opción típica para estas fechas.
  • Segundo plato: en esta época del año, el pescado es el rey en la mayoría de platos, siendo el bacalao uno de los grandes protagonistas de las recetas de Pascua. Se puede comer de muchas maneras: al pil pil, en un potaje con garbanzos y espinacas e incluso en forma de buñuelos. Otros platos a tener en cuenta son las patatas viudas, el sancocho canario o las tortillas de camarones, típicas del sur.
  • Postres: los dulces tienen un peso fundamental en la mayoría de tradiciones y el período de Pascua no es una excepción. El abanico de posibilidades es muy amplio: torrijas, buñuelos de viento, pestiños, huesillos extremeños, filloas gallegas, crespells mallorquines o la mona de Pascua son algunos de los ejemplos más populares.

Las comidas típicas de Semana Santa pueden variar mucho de una región a otra del país, por lo que puede ser una buena idea buscar aquellas recetas de Semana Santa típicas de tu zona que hayan caído en el olvido y recuperarlas para la ocasión. De esta forma, sorprenderás a los comensales.

Un postre de Pascua diferente: crema de coco y mango

Más allá de las recetas tradicionales, podemos introducir en el menú algún elemento novedoso y original, ya sea en forma de entrante, de plato principal o de postre. Si quieres rematar el menú de Pascua con algo refrescante, te proponemos una receta moderna, sencilla de llevar a cabo y que puedes preparar con antelación. Nuestra crema de coco y mango es un postre esponjoso ideal para los días soleados de primavera.

Postres de Pascua: una opción ligera para acabar la comida de Pascua

Estos son los ingredientes que necesitarás para hacer la crema de coco y mango:

  • 200 g de crema agria (o yogur como alternativa más ligera)
  • 100 g de queso fresco
  • 100 g de cuajada baja en grasa
  • 30 g de azúcar glasé
  • 30 g de copos de coco
  • 1 vaina de vainilla (o azúcar de vainilla)
  • 2 mangos maduros
  • 1 limón

Las cantidades están pensadas para 4 vasos de postre de 200 ml cada uno.

Preparación:

  1. Pon la crema agria, el queso fresco, la cuajada, el azúcar glasé y los copos de coco en un bol. Añade la vaina de vainilla raspada.

  2. Mezcla los ingredientes con un batidor hasta obtener una crema suave. Reparte la crema entre los cuatro vasos.

  3. Pela el mango y separa la pulpa del hueso. Tritura la pulpa junto con el jugo del limón y viértelo todo sobre la crema de coco de los vasos.

  4. Decora los vasos con copos de coco y ponlos en el frigorífico hasta la hora del postre.

Un consejo: Si quieres que el postre se vea más colorido, puedes disponer los elementos del postre en diferentes capas.

¡Que aproveche y que tengáis una feliz Pascua!

Fuentes de las imágenes:

iStock.com/Teleginatania