Filtro
Los filtros te ayudarán, usando los filtros encontrarás más rápido lo que buscas.
Talla EU
Color
Precio
Sale Discount
Marca
Cuello
Largo de la manga
Diseño
Colección

El chaleco acolchado de hombre, del pasado hasta el presente

El chaleco es una prenda originaria de Persia que se universalizó gracias al rey Carlos II de Inglaterra, quien lo incorporó a su corte como elemento de moda. Curiosamente, en sus inicios contaba con mangas y ahora su ausencia es precisamente su rasgo más determinante. Las perdió con el objetivo de reducir su volumen y aumentar su comodidad, pues se utilizaba en outfits superpuestos. A finales del siglo XVIII, ya tenía una apariencia muy similar a la de nuestros días.

El chaleco acolchado para hombre es una pieza de abrigo que se viste con mayor confort y libertad de movimientos que, por ejemplo, una chaqueta de piel, una parka o una chaqueta vaquera. Es ideal para combinarlo con un suéter grueso, con cuello alto y estampado vistoso. Aunque la mayoría de sus usuarios prefieren emplearlo con una camisa recia. Así, las de estilo leñador son las que mejor se combinan con él. Por ejemplo, puedes ponerte una de cuadros rojos y grises con unos pantalones chinos de pana en tono marengo y coronar el conjunto con un chaleco acolchado de hombre negro y unas botas de cuero. Mostrarás una presencia exquisita, potente y sugerente al mismo tiempo, ideal para salir de marcha en moto y conquistar la noche de tu ciudad.

El chaleco de plumas ofrece calidez y diseño en las partes centrales del cuerpo: el pecho, el tórax y el abdomen, por lo que debe combinarse muy bien con el resto de las prendas. La clave es que agrade por la conjunción y el efecto sinérgico que produce con el resto del atuendo.

Chalecos acolchados hombre

Chalecos acolchados para hombre

Chaleco acolchado de hombre: un imprescindible

El chaleco acolchado de hombre es una prenda que fusiona la elegancia clásica con el estilo informal. Ideal para completar un look masculino original y carismático, te contamos todo lo que debes saber para lucirlo con clase. Intégralo en un conjunto urbano de sport, con una sudadera negra con cremallera, vaqueros índigo y botines, o sácale partido en cualquier otro momento del día.

Vista de productos
  • 1
Subir

Consideraciones útiles sobre el chaleco acolchado de hombre

Lo que inicialmente se consideraba una prenda de abrigo más bien pija y, por lo tanto, dirigida a un segmento de público muy concreto, se convirtió en un fenómeno cool en solo un invierno. Ahora, las calles están llenas de esta pieza que, sobre todo, se dirige al hombre más actual, al cual proporciona un abrigo ligero y cómodo para su día a día.

Los dos grandes tipos de chaleco acolchado de hombre que triunfan actualmente son el chaleco de plumas, un plumífero sin mangas cuyo diseño original procede de la chaqueta de plumas creada por Eddie Bauer en 1936; y el chaleco acolchado para hombre inspirado en las chaquetas Husky, que incluyen una trama de rombos, tienen menos volumen y son, por ello, más ligeras. Es el típico chaleco que se utilizaba para salir de caza y que ahora ha adquirido un peso fundamental en las tendencias actuales.

De casual a elegante: el look ideal con un chaleco acolchado para hombre

Si has sido invitado a una presentación de un libro o quieres mostrar una presencia cuidada aunque no snob, en un evento cultural de cualquier tipo, un traje de napa color chocolate, unos zapatos informales en tono cuero, una camisa gris sacada por fuera de la cinturilla de tu pantalón y un chaleco acolchado de hombre naranja conforman una presencia ciertamente interesante con la que mostrarás tu imagen más carismática y completa.

Otra manera interesante de lucirlo es completando un traje de diseño formal y elegante. Por ejemplo, en color azul petróleo. Apuesta por un look monocromático con camisa de cuello abotonado azul marino y rompe la continuidad visual con un chaleco acolchado de hombre ligero en tono caqui, gris u ocre. El resultado será una presencia impecable, sugerente, interesante y sumamente chic, que puedes utilizar para acudir a tu puesto directivo los viernes más informales.

En C&A queremos ayudarte a incorporar el chaleco acolchado de hombre a tu guardarropa de diario. Por eso hemos reunido una magnífica selección de todo tipo de chalecos: de vestir, de sport y de estilo moderno, plenos de carisma, diseño y excelencia. Con ellos resulta muy fácil disfrutar, sin costes innecesarios, de este complemento masculino que está causando furor.

Puedes ponerte tu chaleco acolchado de hombre para ir a ver el partido de fútbol de tu hijo. Tanto si has apostado por una presencia distinguida, con ese traje recio de sport que tanta suerte te trae, como si prefieres vestir en plan informal con un suéter de lana verde, un polo de manga larga gris y unos vaqueros tipo slim fit. Tus mejores deportivas de paseo te ayudarán a completar esta presencia cercana, original y de moda, con la que podrás vivir el partido con la máxima intensidad. De hecho, si te fijas, es posible que algunos de los técnicos de tu equipo, o de los rivales, luzcan también de este modo.

Un chaleco acolchado de hombre perfecto y bien cuidado

En C&A contamos con una selección de chalecos acolchados de hombre muy completa en la que puedes elegir piezas de una fila, cruzadas, de fantasía o de caza. El chaleco acolchado de hombre se confecciona generalmente en 100% poliéster o con mezcla de viscosa, aunque también los hay en nylon. Muchos son impermeables o repelentes al agua, lo que multiplica sus posibilidades de uso cuando las condiciones climatológicas no nos acompañan.

Un modelo guateado con un diseño discreto jaspeado, dotado de cremallera, botón a presión, bolsillos laterales y cuello mao en rojo es una elección inspiradora, juvenil y muy desenfadada. Anímate a llevarlo con una camisa blanca con estampado pequeño en tono bermellón y completa el conjunto con unos pantalones negros y deportivas de tenis. ¡Estarás espectacular con este chaleco acolchado de hombre, listo para salir a tomar un buen aperitivo con tus amigos! No olvides completar el conjunto con una camiseta básica de interior en Bio Cotton, ese algodón orgánico que nos encanta en C&A por su suavidad y su producción sostenible.

El chaleco acolchado de hombre adquiere su máximo protagonismo en las épocas de entretiempo, cuando las prendas de abrigo son necesarias pero que, a menudo, acaban por molestar. El chaleco acolchado de hombre se convierte entonces en un aliado cool muy fácil de combinar. En función de tu fisonomía, el chaleco te puede ayudar mucho. Así, si tienes un cuerpo ectomorfo, es decir, eres delgado y con poco músculo, incorporar un chaleco a tu look de capas te ayudará a ganar volumen y proyectar una apariencia más rotunda y sugerente, especialmente si lo combinas con unos pantalones rectos. Para los hombres atléticos y con una gran musculatura, al elegir su próximo chaleco acolchado de hombre deben escogerlos más bien amplios, no tan ceñidos que produzcan un efecto inadecuado. En general, estas prendas no suelen sentar bien a los hombres gruesos y con tendencia a subir de peso, ya que añaden volumen a la silueta.

El correcto mantenimiento de cualquier chaleco acolchado de hombre es fundamental. Si no los lavas, terminarán desprendiendo mal olor, pues las plumas son elementos naturales que absorben la humedad y los aromas. Ahora bien, no todos ellos pueden meterse normalmente en la lavadora o en la secadora. Lo ideal es que consultes la etiqueta y sigas a rajatabla las instrucciones proporcionadas por el fabricante.