shop.global.1
Filtro
Mis filtros
Color
Talla EU
Marca
Sostenibilidad
Diseño
Carácterística
Shape / Outline
Ocasión
Colección

Baño

9 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Bañador premamá: desde el origen a la actualidad

Contar con un bañador premamá apropiado se convierte en un factor fundamental para la calidad de vida de las futuras mamás. El baño, además de un elemento de limpieza, siempre se ha asociado a la purificación, la espiritualidad y, por supuesto, a la frescura. En esos primeros tiempos de la humanidad, cada cual se bañaba desnudo; pero, según afirman los expertos, el primer bañador del que se tiene constancia documental lo utilizó una cortesana egipcia para bañarse con Alejandro Magno y su ejército.

Todos ellos se sumergieron completamente desnudos, pero la mujer optó por utilizar una especie de taparrabos que cubría su órgano reproductor femenino. En la Edad Media, hasta el siglo XV, se consideraba insalubre bañarse habitualmente, y fue a partir de los siglos XVIII y XIX cuando se extendió esta práctica como factor de salud y relación social. Aunque, por esta época, la gente siempre se bañaba totalmente vestida.

En la actualidad, todas las prendas para embarazadas han experimentado una importante evolución que está mejorando, muchísimo, el confort y la autoestima de las futuras mamás. En este sentido, también el bañador premamá está cambiando mucho. Si vas a la playa con tu tripita redonda y quieres presumir de ella, un tankini premamá con estampado marinero te quedará genial con unas buenas gafas de sol, una pamela y unas chanclas de dedo.

Entre los tejidos actuales más frecuentes en la categoría de bañador premamá destacan los materiales sintéticos, como el elastano (Lycra®) y la poliamida, que a menudo se presentan combinados en diferentes proporciones. El poliéster, sobre todo en los forros para suavizar la textura, así como el nylon, uno de los materiales que siempre nos encantan en C&A, y el algodón orgánico son también buenas alternativas. El Bio Cotton es un tejido ecológico, sostenible, que se cultiva sin presencia de pesticidas ni productos químicos y que asegura una suavidad absoluta en contacto con la piel.

Cómo escoger tu bañador premamá

Hoy en día, un buen bañador premamá resulta un elemento de moda casual con el que, desde luego, lucirás genial en la zona de baño, pero también en su entorno. Así, por ejemplo, puedes llevar tu bañador con motivos de fractales en tonos verdes sobre fondo blanco, sandalias de cuña, sombrero ligero y un pareo liso azul para sentirte genial, y muy fresquita, mientras acompañas a tu hijo mayor en el parque. Una buena opción es apostar por la mezcla vistosa de color. Los estampados florales siempre sientan muy bien, alegran tu rostro, independientemente de que tu piel se broncee o no con rapidez. Puedes llevar sobre tu bañador premamá una camiseta de tirantes blanca, un top cortito e, incluso, una faldita mona roja, y sentarte a leer en el mirador, absolutamente relajada. Cuando acaricies tu tripita, y a tu bebé, bajo el sedoso tejido de tu bañador premamá, experimentarás una sensación maravillosa.

En la actualidad, existen múltiples alternativas y diseños en bañador premamá, con detalles chic, patrones que favorecen y funcionalidades de alto confort. El turquesa está de moda: un tankini de copa con relleno en este tono, sin aros, con tirantes y cordones para entallar los laterales en función de tu silueta y abertura elástica para las piernas, se convierte en una segunda piel con la que te encontrarás muy a gusto. ¿Te imaginas tomarte una buena paella con sangría en el chiringuito del paseo marítimo así vestida? Ponte encima una camisola blanca vaporosa, unas sandalias de dedo y un coletero azul marino para proyectar una imagen sugerente y favorecedora.

Tu fisonomía es un aspecto que debes tener en cuenta al escoger tu bañador premamá pero, no te obsesiones con ello: los cambios en tu aspecto son un homenaje a la maternidad y, cada vez más, se están admirando como iconos de la belleza femenina. Si estás en un estado inicial de tu embarazo y conservas un buen cuerpo, anímate a presumir de barriguita con un bikini o, incluso, un trikini en tonos llamativos: los colores flúor, los rojos y los blancos nucleares siempre funcionan. Si tienes el pecho pequeño, no te preocupes, te va a ir creciendo durante el embarazo. Es mejor tener paciencia y adquirir tu bañador premamá sin aros ni ornamentos elevadores. La comodidad es lo primero.

Consejos valiosos para lucir tu bañador premamá

El bañador premamá no solo es estupendo para darte chapuzones refrescantes, también puedes utilizarlo para broncearte. Algunos de estos bañadores te ofrecen la posibilidad de dejar tu tripa al descubierto, lo cual puede ser una buena alternativa para que tu chiquitín empiece a disfrutar de los rayos solares. Pero hazlo con precaución: a nadie le gusta achicharrarse, ni siquiera a ti.

El mantenimiento y el lavado del bañador premamá es otra cuestión imprescindible. En general se trata de prendas delicadas, elásticas y que permanecen expuestas a factores de desgaste mucho más acusados que otras, entre ellos los rayos del sol, el cloro y la humedad. Es importante, por ello, leer las indicaciones incluidas en la etiqueta y seguir las pautas facilitadas por el fabricante. Si no lo haces así, posiblemente verás cómo se va decolorando progresivamente tu prenda y, lo que es peor, cómo se deforma y comienza a desajustarse sobre tu cuerpo o a resultarte molesta.

Si no lo tienes claro, y quieres convertirte en una premamá elegante pero que no en el centro de todas las miradas, el bañador premamá color negro es un clásico que siempre permite acertar. Además de estilizar tu silueta, lo principal es que aporta sofisticación y carisma, es discreto y puedes combinarlo de maravilla con cualquier complemento de baño: lo mismo puedes decantarte por una toalla y un bolso con print de actualidad que apostar por una blusa de inspiración romántica en tonos pastel o, simplemente, ponerte encima una camiseta en tonos ácidos. En C&A contamos con una espectacular selección de bañadores para embarazadas a precios irresistibles. Si ya estás ilusionada por ver nacer a tu bebé, con estas prendas tu ilusión se refrescará todavía más.