shop.global.1
Filtro
Mis filtros
Color
Talla EU
Marca
Diseño
Colección

Tirantes

6 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Un rápido repaso al pasado de los tirantes

Estos complementos son un gran desconocido entre gran parte del público masculino. Sin embargo, aportan elegancia, carisma, sofisticación y funcionalidad, especialmente cuando los combinas con un traje cuidado. De hecho, si quieres ser el invitado más distinguido en la boda de tu mejor amigo, no lo dudes: ponte un pantalón de lino azul marino, una camisa celeste, una americana en una gama clara de cyan, una corbata estrecha y tus tirantes marinos con estampado pequeño. Con un par de zapatos clásicos de cordón y tu mejor sonrisa, ¡la novia casi se replanteará su elección!

Pero ¿desde cuándo existen los tirantes? Todo parece indicar que su aparición se remonta a 1820, en Londres, donde Albert Thurston los ideó con una función muy práctica: sujetar los pantalones masculinos para que los hombres disfrutaran de una mayor libertad de movimientos. Se convirtieron en tendencia de moda y llegaron a ser imprescindibles en los outfits más atractivos, tanto de celebraciones como de diario. Sin embargo, tras la Primera Guerra Mundial se produjo un cambio de tiro muy acusado en los pantalones de los hombres, por lo que el cinturón regresó con más fuerza que nunca y terminó desplazando a los tirantes fuera del ámbito top.

La función de sujeción de los tirantes es idéntica a la del cinturón, pero su uso reporta algunas ventajas adicionales. Así, evita que el pantalón se mueva y se desplace respecto al chaqué o el chaleco, por ejemplo, la raya cae perfecta, permite una mayor aireación entre la camisa y el pantalón y se evitan las bolsas delanteras que genera el cinturón. Por ello, a los hombres gruesos les quedan mucho mejor. Si tienes una reunión de antiguos alumnos y quieres mostrar una presencia poderosa y atractiva, te sugerimos lucir un camisa color arena, tirantes marrones a juego con tu pantalón tostado slim fit, zapatos de sport color cuero viejo y un chaleco caqui de algodón orgánico, el material que más nos gusta en C&A. El resultado parecerá sacado de una portada de revista.

Tipos de tirantes y otras informaciones valiosas

Los tirantes se diferencian en función de diferentes criterios. Así, según la tipología de sus bandas y el tipo de sujeción que ofrecen, existen tirantes en forma de equis y en forma de ye. Es fácil diferenciarlos: los que parecen una "x", más estrechos y delgados, están pensados para permanecer ocultos. Son ideales, por ello, cuando llevas chaleco. Los que parecen una "y" son más anchos y gruesos. Suelen incluir texturas, adornos y ornamentos, pues han sido concebidos para lucir sobre camisa, a la vista de todos. Si tienes que dar clase en la universidad y buscas una apariencia actual, a caballo entre el respeto y la confianza que debes ganarte entre los alumnos, una camisa nude, unos pantalones de loneta verde oliva y unos tirantes de piel con adornos de poliéster y elastodieno ofrecerán ese aire intelectual, y con buen rollo, que te interesa proyectar.

La otra gran categoría para diferenciar los tirantes es su enganche: los hay de pinzas y con latiguillos. Los primeros se pueden emplear con cualquier pantalón, incluso un tejano slim fit o un modelo deportivo de algodón orgánico, si es que quieres lucir una imagen transgresora, con una camiseta print y calzado de sport, para sorprender a tus amigos en tus clases de baile contemporáneo o ritmos calientes. Los de latiguillo requieren pantalones dotados con botones interiores, por lo que suelen emplearse más habitualmente en conjuntos elegantes y clásicos.

Has de saber que se utilizan diferentes tejidos y materiales para confeccionar tirantes. El cuero es un material natural que funciona bien, aunque resulta un tanto rígido. Por ello, actualmente, lo más habitual es crearlos con el cuerpo de piel de serraje de vaca u otro material similar y forrarlos, o adornarlos, con elementos más funcionales, flexibles y todoterrenos, como el poliéster y el elastodieno, muchas veces combinados entre sí y, otras, sin refuerzo alguno de cuero. Según sus características, deberás extremar el celo para cuidarlos y limpiarlos adecuadamente. Así, lo mejor es que leas y apliques las instrucciones del fabricante, resumidas en el etiquetado. Muchos de ellos no pueden meterse en la lavadora y, con frecuencia, resulta esencial actuar cuanto antes sobre las manchas caídas para poder eliminarlas por completo.

Cómo asegurar el éxito de tus tirantes

Estos complementos, como el cinturón, los guantes o el sombrero, son un accesorio, un elemento que debe ponerse al servicio de la estética general de tu look. Ahora bien, algunos hombres elegantes han hecho de los tirantes un símbolo de su estilismo. Si es tu caso, necesitarás una amplia variedad de opciones en tu cómoda, para poder adaptarlas a los distintos conjuntos que te vayas poniendo. Y no creas que solo puedes llevar tirantes con camisa: que sea lo habitual y más tradicional no significa que no haya otras alternativas.

Por ejemplo, una camiseta print de inspiración punk, unos pantalones slim fit de tela con estampado escocés, unas botas militares negras, tu cazadora vaquera salpicada de pines y chapas y unos tirantes llamativos conforman una estética sorprendente, con gancho, de estilo vintage pero con un fuerte carácter icónico. Si te apetece, puedes lucirla cuando quedes con tus colegas a tomar algo en la zona de marcha más cool de tu ciudad.

Si eres un tipo muy delgado, y se te escurren los pantalones, lo mejor es que los uses en forma de equis y los ocultes a la vista de los demás, bajo tu chaqueta, tu cazadora o tu americana. Si eres bajito, a menudo unos tirantes que ajustan la cinturilla del pantalón en su sitio estilizan la silueta al erradicar las antiestéticas arrugas que pueden formarse en los bajos.

En C&A ponemos a tu disposición la mayor variedad en tirantes a precios absolutamente mínimos. Anímate a coquetear con ellos y descubrirás, en poco tiempo, que estás tan enganchado que no puedes dejar de llevarlos a diario.