shop.global.1
Filtro
Edad
Talla EU
Color
Marca
Corte
Sostenibilidad
Disney y otros dibujos
Escote
Largo de la manga
Largo
Diseño

Pijamas

42 Artículos
Vista de productos
  • 1
Subir

Los pijamas para bebé niño que ayudan a soñar

Soñar es estupendo. Despiertos o dormidos, los sueños nos invitan a creer, a intentar, a imaginar y disfrutar de cada día. Cuando se encuentra activo, tu bebé no para: está muy ocupado descubriendo el mundo. Por eso, a la hora de dormir, debe descansar perfectamente. Es por ello que los pijamas para bebé niño que te ofrecemos en C&A cumplen los más elevados criterios de calidad. Porque también somos padres y queremos cuidar de tu pequeño de un modo excelente.

En consecuencia, la mayoría de nuestros pijamas para bebé niño han sido confeccionados con Bio Cotton. No hay nada mejor que el algodón orgánico para la piel de tu peque. Porque es hipoalergénico, suave y amoroso como él necesita. Y porque contribuye a cuidar nuestro planeta, lo cual es bueno para todos. Ocasionalmente también puedes encontrar pijamas de bebé niño aterciopelados, con mezcla de algodón y poliéster. Pero, con nuestros precios ajustados, ¿por qué no vas a seleccionar la mejor alternativa de hoy en día?

El mantenimiento y cuidado de los pijamas para bebé niño confeccionados en algodón orgánico es muy sencillo. Más allá de seguir las instrucciones del etiquetado, lo habitual es lavarlos en programas cortos, a temperaturas inferiores a 30 ºC y sin usar secadoras. De este modo, el tacto suave y sedoso de este material se mantendrá siempre impecable.

¿Conoces los pijamas para bebé niño sin mangas? Son tendencia. Puedes usarlos en verano, para que esté más fresquito, o durante el resto del año combinados con un body adecuado. Una estupenda posibilidad es comprarlo con estampados oceánicos sobre fondo turquesa: delfines, ballenas, submarinos y tortugas, por ejemplo. En tal caso, ponle unos patucos azulones cuando esté por casa y un gorrito de pescador, con ala circular, si quieres completar un look genial para llevarlo de paseo.

A la hora de dormir, los pijamas de bebé niño en tonos pastel o neutros son los mejores si a tu chiquitín le cuesta coger el sueño. Está comprobado que un entorno y un atuendo relajante les aporta paz. Por ello, un conjunto en blanco, marfil o gris medio siempre está muy bien. Y el efecto visual que producirá con las sábanas, la manta o el edredón siempre será armónico. Por otra parte, no nos engañemos: según cuál sea el carácter de tu bebé poco dormilón, tal vez pueda entretenerse más, al despertarse, con un pijama ilustrado con personajes divertidos.

Historia y presente de los pijamas de bebé niño

Los pijamas como tales aparecieron en el Imperio otomano. Su función fundamental era abrigar mientras se dormía. A partir del siglo XVIII se popularizaron por todo el mundo, especialmente unos pantalones persas que recibían este nombre. Hasta entonces, los hombres habían dormido con una especie de camisones que pronto fueron superados por el confort de estas piezas más cómodas y holgadas. En paralelo, los niños comenzaron a ser vestidos con ellos a la hora de acostarlos. Desde finales del siglo XX, los avances tecnológicos han permitido diversificar la oferta de pijamas para bebé niño y mejorar enormemente su variedad y prestaciones.

Un buen truco que las mamás principiantes no siempre aprovechamos, es usar el pijama como prenda de calle cuando llevas a tu bebé al médico. Basta con que le pongas encima una cazadora de entretiempo o su abrigo preferido, unos botines marrones y, si procede, guantes, bufanda y gorro de punto para convertir ese pijama en una prenda fashion. Verás qué cómodo te resulta desvestir a tu bebé y vestirlo nuevamente tras la exploración médica. Eso sí, procura que su pijamita tenga mucho estilo: un modelo corto naranja con leyendas divertidas siempre funciona en estos casos.

Otro aspecto interesante es elegir el modelo de tus pijamas para bebé niño teniendo en cuenta la fisonomía de tu chiquitín. Por ejemplo, ¿tu leche materna es tan magnífica que tu bebé parece un pequeño buda, con chichitas que dan ganas de comérselas? Quizás esté más cómodo con un pijama de dos piezas y, desde luego, evita los monos ajustados en la cintura. Afortunadamente, en la tienda online de C&A tienes a tu alcance un espectacular universo de propuestas en pijamas para bebé niño, por lo que siempre vas a poder elegir la mejor opción para tu nene.

Una prenda todoterreno, cómoda y versátil

Cada vez más, los pijamas de bebé niño están ganando terreno en el día a día de la moda infantil. Efectivamente, ya es una realidad que se conviertan en el uniforme más habitual para estar en casa. ¿Hoy toca tarde casera de juegos y diversión familiar? ¿Para qué complicaros la existencia? Ponle uno de sus pijamas para bebé niño estilosos, por ejemplo ese blanco y azul con rayas marineras, incorpora unos patucos rojos o unos botines primeros pasos deportivos y, ya está, totalmente preparado para revolverlo todo en su habitación, descubrir lo que ocurre al toquetear el mando a distancia de la tele y merendar en la cocina. Si eres una mamá muy fashionista, puedes colocarle un babero a juego. En celeste, bermellón o azul azafata le quedará estupendo.

Entre los pijamas que actualmente son tendencia figuran los monos con apertura asimétrica frontal. Suelen incluir mensajes divertidos, rompedores, en tonos modernos como el verde oliva, el azul petróleo, el rojo cobalto o el gris plomizo. Si, por ejemplo, vas a llevar a tu bebé a casa de sus abuelos para que pase la tarde con ellos, son opciones estupendas para que lo vean guapísimo, a la última y muy estiloso sin necesidad de arreglarlo y limitar su movilidad.

A la hora de poner pijamas de bebé niño a tu hijo, debes decidir si lo llevan a cuerpo o con ropa interior. Intenta ser objetiva, no tengas prejuicios ni temas el riesgo de resfriado más allá de lo razonable. Piensa, como referencia, si tú te has puesto o no una segunda capa. A no ser que seas una persona extremadamente friolera o calurosa, es la mejor referencia. Después solo te quedará escoger entre los distintos tipos de pijamas para bebé niño: cortos, monos, de dos piezas, ranitas o peleles.