C&A, una historia de éxito

Una idea se impone.

Hoy en día, C&A forma parte del paisaje urbano de casi toda Europa. Alrededor de dos millones de personas visitan diariamente nuestras tiendas. Pero muchos no saben la historia que se oculta detrás de estas dos letras. Esta se remonta ya al S. XVII, cuando los antepasados de los posteriores fundadores de la empresa, Clemens y August Brenninkmeijer, cuyas iniciales aún forman parte del logotipo de la empresa, se dedicaron al comercio de textiles por toda Europa. Ambos hermanos trabajaban 200 años después principalmente en Alemania y los Países Bajos y vendían telas siguiendo la antigua tradición familiar. Fueron ellos los que fundaron la empresa C&A Brenninkmeijer en 1841 en Sneek, provincia de Frisia. Este fue el comienzo de una historia de éxito que se prolonga hasta la actualidad.

De Westfalia a Europa

Todo empezó en Mettingen.

La idea comercial de los fundadores era tan sencilla como revolucionaria para aquellos tiempos: ofrecían ropa de confección de buena calidad a buenos precios e introdujeron tallas estándar y posibilidades de cambio que se adaptaban a los clientes. Así sentaron las bases del comercio de moda al por menor. Las buenas ideas acaban imponiéndose. Y así, el numero de filiales en los Países Bajos aumentaba continuamente. Era tan evidente, que los herederos de Clemens & August también extendieron el modelo de éxito más allá de las fronteras de Holanda.

En 1911, la empresa familiar inauguró su primera tienda en Alemania, en Berlín. Después siguieron las tiendas en Inglaterra. La Segunda Guerra Mundial frenó los planes de expansión. Pero a principios de los 60 también se afincaron en Bélgica, Francia y Suiza. En la actualidad, la empresa C&A, que sigue siendo una empresa familiar, tiene representación en China, Brasil y Méjico. Estas empresas asociadas operan independientemente de C&A Europa.

Siempre al compás de los tiempos

C&A hace presentables muchas tendencias

Quien quiera tener éxito en el mundo de la moda, tiene que saber siempre qué está de moda entre la gente. C&A tuvo y aún conserva un buen olfato para ello. Aunque en los 50 y 60, los biquinis y las minifaldas causaban indignación en mucha gente, C&A adoptó estas tendencias y las puso al alcance del gran público. De este modo, C&A marcó el look de su tiempo con decisión. En la actualidad la empresa también dispone de muchos cazadores de tendencias que pasean por las calles de las metrópolis para detectar nuevas corrientes de moda y transmitírselas a los diseñadores de C&A. Así diseñan la moda que se llevará después en las calles europeas.

Moda para Europa

C&A sigue apostando por una política expansionista

Lo que comenzó en 1841 con una empresa dirigida por dos hombres, es hoy una empresa de moda líder en Europa. Los herederos de los fundadores reconocieron el potencial de la idea comercial y la expandieron a los países vecinos, después de haber abierto algunas tiendas de C&A en Países Bajos. Hoy en día, C&A está representada en 21 países europeos con más de 1.575 tiendas y tiene más de 37.500 empleados. Alemania, con 500 tiendas, es el mercado más grande y le siguen los Países Bajos, Austria, Bélgica, España y Francia. Finalmente, C&A abrió tiendas en Italia, Rumanía, Croacia, Serbia y Dinamarca.
C&A tiene moda para toda la familia. Con doce marcas propias, C&A cumple todos los deseos de su público en cuanto a la moda, desde las últimas tendencias hasta la elegancia clásica. También han tenido mucho éxito las tiendas XL de C&A, en las que también las personas de tallas grandes pueden encontrar ropa moderna.

Más sobre nuestras sedes

Es una de las empresas líderes en el mercado para productos textiles de algodón biológico

C&A lleva el algodón orgánico a los mercados de masas

C&A también cumple con el deseo en aumento de sus clientes por productos ecológicos. Desde 2006, C&A ofrece colecciones de algodón orgánico certificado y realiza así una significativa contribución al medio ambiente. Porque en el cultivo de algodón orgánico, se renuncia al uso de pesticidas, fertilizantes artificiales y semillas transgénicas. Esto ayuda a restablecer el equilibrio ecológico, a fomentar una agricultura sostenible y a preservar la salud de los agricultores algodoneros y de sus familias. En 2009, C&A vendió unos 12,5 millones de prendas de algodón orgánico, lo que supone aprox. un 10% de toda la gama de algodón de C&A.

Este porcentaje debe seguir ampliándose en los años venideros. Por tanto, C&A es en la actualidad el vendedor líder a nivel mundial de ropa hecha con esta materia prima. El algodón orgánico no cuesta en C&A ni un céntimo más que la moda fabricada con algodón de cultivo convencional, hecho que satisface especialmente a los clientes.

Franqueza, equidad, confianza

Nuestra filosofía empresarial se basa en valores tradicionales

Toda la historia de la empresa está marcada por una orientación básica a los valores tradicionales. C&A opera en un entorno global y, por eso mismo, complejo. Esto no sería posible si todas las áreas de negocio y todos los empleados no se remitieran a un mismo código de valores.

En el entorno comercial hacemos frente día a día a nuevos desafíos en materia laboral y medioambiental. Para superar estos retos pese al continuo proceso de cambio al que nos vemos sometidos, basamos nuestra relación con las personas y el medio ambiente en el principio de la sostenibilidad, que se halla sólidamente arraigado en nuestras estructuras de gerencia.

Hemos definido estándares ecológicos, sociales y éticos específicos en nuestro Código de Conducta, que constituyen elementos vinculantes de nuestras relaciones comerciales. El cumplimiento de estas condiciones es supervisado como corresponde por la organización independiente SOCAM.