C&A ahorra energía

Nuestro consumo energético es la partida que dispone de un mayor potencial de ahorro ecológico y económico. Además de a la logística, esto afecta principalmente a nuestras filiales y sedes centrales. Así, utilizamos aproximadamente el 50% de nuestro consumo eléctrico en luz y un 35% para ventilación y refrigeración de nuestros edificios. Cuando se trata de estos factores tan importantes, estamos preparados para aprovechar al máximo los potenciales de ahorro y eficiencia. Así hemos conseguido evitar aumentos de consumo a pesar del aumento de las exigencias de iluminación y refrigeración.

C&A también tiene en cuenta el impacto medioambiental del material publicitario y decorativo, además de su relación coste-beneficio. Todo esto comienza ya con el pedido. Todas las filiales deben especificar su demanda concreta de materiales publicitarios en una base de datos online para evitar de antemano una sobreproducción.

En C&A, los materiales decorativos concebidos para utilizarse durante un periodo prolongado de tiempo se fabrican fundamentalmente con plástico ya que, entre otras ventajas, este material tiene mejores propiedades ignífugas que el papel. En C&A utilizamos el papel sobre todo para campañas breves, paneles o expositores en las salas de venta. Estos materiales publicitarios se imprimen, en su mayor parte, con un procedimiento de serigrafía con tintas sin disolventes y después de la finalización de las campañas, se los entregamos a nuestros socios de reciclaje.

Desde 2008, el informe C&A y todos sus folletos solo se imprimen en papel que cumple con las directivas del Consejo de Administración Forestal («Forest Stewardship Council», FSC). El certificado FSC garantiza el uso de materias primas procedentes de explotaciones forestales sostenibles.

Luz

No toda la luz es igual. Al contrario, la iluminación de nuestras filiales debe verse como una parte del gasto energético total de un edificio. Desde 2008, C&A ha adaptado sus tiendas a un sistema de iluminación energéticamente eficiente. Este sistema no solo ahorra alrededor del 8% de electricidad, sino que también desprende menos calor. Por consiguiente, no hay que refrigerar tanto los edificios, lo cual supone un ahorro adicional de electricidad. En este momento, C&A está evaluando los posibles campos alternativos de aplicación de la técnica de LED.

Área de tecnología de la infor-mación

En el área de la tecnología de la información, C&A también busca siempre potenciales posibles de ahorro energético. Gracias a la introducción de un nuevo sistema de cajas, ahora basta con un servidor, en lugar de los dos servidores anteriores. Esto supuso un ahorro anual de aproximadamente 675.000 kilovatios hora. La sustitución de varios miles de cajas antiguas por modelos más modernos también ha contribuido a un mayor ahorro en el consumo de electricidad. En total, las nuevas cajas consumen unos 440.000 kilovatios hora menos de electricidad al año que los equipos antiguos. A la hora de adquirir nuevos ordenadores, aparte de la potencia de cálculo, también son decisivos criterios como el consumo de electricidad y la emisión de calor puesto que, precisamente en grandes centros de procesamiento de datos, se gasta mucha energía en la refrigeración de los servidores.

Perchas

Ninguna empresa de moda puede prescindir de las perchas. Son indispensables para el transporte y la presentación de los artículos. Por ello, en C&A se recogen las perchas, se desechan las defectuosas y se reutilizan varias veces las perchas intactas. Si el cliente lo desea, también se las podemos entregar gratuitamente. En el año 2009 se recogieron en toda Europa un total de 231 millones de perchas aproximadamente, de las que 133 millones pudieron volver a reutilizarse. Esto supone un ahorro de 3.325 toneladas de plástico, 1.330 toneladas de metal y alrededor de 2,74 millones de kW/h de corriente eléctrica.

Bolsas de plástico

La fabricación de bolsas de plástico consume materias primas y energía. Para ahorrar materias primas, desde marzo de 2008 utilizamos bolsas estándar fabricadas con al menos un 80% de láminas de plástico reciclado. Así, en 2009 se evitó la producción de 2.700 toneladas de láminas de plástico nuevo. Sin embargo, las bolsas de algodón orgánico son más ecológicas. Los beneficios de la venta de estas bolsas se han destinado a proyectos agrícolas en la India. Gracias a esta campaña, se pudieron vender por ejemplo más de 626.000 bolsas de algodón orgánico y se donaron más de 167.000 € hasta finales de 2009.

Consejos medioambientales para nuestros clientes

C&A también intenta sensibilizar a sus clientes con el tema del ahorro energético. Así, en las etiquetas con instrucciones de lavado que van cosidas a la ropa, además de estos datos se suele incluir el consejo medioambiental de lavar la prenda a una temperatura inferior. Porque con una reducción de la temperatura de lavado de 40° a 30 °C se puede llegar a ahorrar hasta un 40% de electricidad. Además, si los clientes renuncian a usar la secadora –como también se indica en las etiquetas– el consumo eléctrico se reduce aún más.